Es necesario primar la prudencia, la tesorería y los fondos propios

2016-sept-Mesa-GB-Consultores-04

Enseñanzas financieras de la crisis para las pymes de la Comunitat

GB Consultores y Economía 3  convocamos en el despacho de la consultora una sesión de reflexión y debate para conocer la opinión de un grupo de pymes, representantivas en sus diferentes sectores, sobre la afirmación de que estamos ya al final de la crisis y, en cualquier caso, qué enseñanzas deben sacar las compañías en materia financiera de lo vivido en los 7-8 años de tsunami. Además de Gonzalo Boronat como socio-director – director general de GB Consultores, en la sesión participaron Carlos Moldes, presidente del Grupo Moldtrans; Javier Ten, director general de Exagres; Ayoub Rafeh, administrador de Durstone; y Marcos Blasco, director general de Europea de Carretillas.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

¿Podemos decir que la crisis ha pasado ya, que la economía y empresas de la Comunitat han vuelto a la normalidad?

Gonzalo Boronat (GB Consultores). Creo que la crisis llegó, se instaló y continúa. Llamémosla como queramos, pero hay una situación nueva en las empresas. Han desaparecido muchas que no estaban preparadas para soportar lo que hemos tenido que vivir, pero las que sobreviven han optado por un nuevo formato.

La crisis ha hecho que nos ajustemos en todo, tanto en volumen de facturación como en muchas otras variables. Todos hemos cambiado bastante y volver a los volúmenes de facturación que teníamos en 2006-2007 va a ser difícil; entre otras cosas porque tampoco queremos, los ajustes derivados de la crisis han implicado una reducción del tamaño empresarial que pueda controlarse de un modo más sencillo.

En resumen, la crisis aún está aquí -con otro formato- y la hemos hecho frente las empresas y los empresarios porque no ha habido ayuda efectiva ni de la banca, ni de los diferentes gobiernos de estos últimos siete años que, en algunos casos, incluso han implementado medidas contraproducentes.

2016-sept-Mesa-GB-Consultores-Javier-Ten-Exagres-02

Javier Ten (Exagres)

Javier Ten (Exagres). El sector cerámico ha sido uno de los más afectados en esta crisis por la explosión de la burbuja inmobiliaria. Coincido con la idea de que la crisis no ha pasado, sino que nos hemos acostumbrado a vivir con ella. En el sector cerámico, en algunos casos, además, la crisis ha provocado fenómenos de reforzamiento de algunos grupos empresariales por absorción de empresas.

Sectores atractivos para inversores

Estos mayores grupos han sacado músculo y hoy el sector cerámico de Castellón es atractivo para los fondos de inversión. Hay un movimiento importante de ofertas por empresas de distintos tamaños porque los inversores ven que hay más rentabilidad en este sector que en otros. Incluso hay ofertas de compra sobre alguna de las top 5 del sector, porque es factible alcanzar rentabilidades de dos dígitos sobre Fondos Propios.

Sin embargo, al margen de estos casos excepcionales, lo cierto es que la crisis ha eliminado a muchos competidores, la banca cerró drásticamente el grifo de la financiación al sector inmobiliario y las empresas cerámicas tuvimos que ajustar nuestras dimensiones de forma significativa, atacando los principales costes de estructura y optimizando la gestión de stocks. Además, se ha invertido bastante en I+D sin ayudas reales de nadie, pero, gracias a los avances tecnológicos, hemos mejorado nuestra capacidad competitiva en los mercados internacionales, que son los que han tirado del carro. Todo esto lo han hecho las empresas desde sus fondos propios, gracias a lo cual han reducido su endeudamiento y los costes financieros.

Carlos Moldes (Grupo Moldtrans). ¿Ha pasado la crisis? Seguramente no ha pasado, pero no hay que olvidar de dónde veníamos; en España, y concretamente en la Comunidad Valenciana, veníamos del sinsentido. Lo que pasó entre los años 2000 y 2007-2008 no era normal; la normalidad está mucho más cerca de lo que vivimos hoy y no entonces.

En nuestro caso, Grupo Moldtrans, pertenecemos al mundo de la logística y el transporte. Hasta la llegada de la actual crisis, creíamos que no podíamos sufrir una crisis global porque actuamos a nivel multiproducto, multimercado y multinacional. En el pasado habíamos visto bajar sectores, áreas geográficas y/o modalidades de transporte, pero estábamos convencidos de que no podía bajar todo a la vez. La realidad nos ha demostrado que sí puede venirse abajo todo al mismo tiempo.

2016-sept-Mesa-GB-Consultores-Carlos-Moldes-Grupo-Moldtrans-02

Carlos Moldes (Grupo Moldtrans)

¿Cuál es nuestra situación hoy? Tras unos primeros años complicados, hoy estamos facturando más que cuando empezó la crisis, nuestra organización ha crecido, hemos aumentado el número de empleados y hemos acometido nuevos proyectos pero, como ha sucedido en general, con una rentabilidad mucho menor y ahí es donde está el caballo de batalla. ¿Para qué nos ha servido esta crisis? Hemos sobrevivido aprendiendo o tal vez hemos aprendido a sobrevivir. Hemos aprendido que duros a cuatro pesetas no se pueden dar y a administrar mucho mejor los activos de la compañía, mejorando en el análisis del balance de la empresa; nos ha venido bien recordar que austeridad no es una palabra maldita y sí una muestra significativa de coherencia empresarial. Y, por supuesto, la crisis también ha puesto en el primer plano la necesidad de formación, quién no está continuamente preparado tiene dificultades para salir adelante. A partir de ahí, a mí me preocupa más la situación política y geoestratégica del planeta, que la económica, que no deja de ser una consecuencia de lo primero. Me refiero a la situación de EE.UU., Rusia, este de Europa, Turquía, Oriente Medio, etc., porque tristemente la situación que vivimos hoy es muy parecida a la vivida en los años 30 del siglo pasado. Confío en que no repitamos los mismos errores.

Ganando cuota de mercado

Marcos Blasco. (Europea de Carretillas). Tengo la sensación de que la crisis ya ha pasado, porque hemos ido recuperando negocio paulatinamente estos años, y hoy estamos por encima de la cifra de ventas de 2007, que fue el mejor año en la historia de la compañía. Para lograrlo hemos hecho cosas distintas a lo que han hecho la mayor parte de los operadores de este sector, y eso nos ha permitido coger parte de la cuota de mercado de las empresas que estaban por delante nuestro.

Nuestra empresa se mueve en el ámbito provincial, aunque ya hemos empezado a trabajar toda la Comunidad Valenciana al haber firmado un importante contrato de exclusividad con el gigante asiático BYD, cuyas carretillas elevadoras van a revolucionar el sector. Nuestra Visión actual es firme “Ser la empresa de referencia y confianza en el sector de las carretillas para la Comunidad Valenciana”. También tenemos un canal online para exportaciones. Es probable que, como decís, la crisis no haya pasado, pero en nuestro caso al menos, se está recuperando el negocio que había antes de la crisis. De hecho, se han recuperado las unidades de carretillas vendidas en 2007, que fue record nacional pero, como se ha dicho ya, la rentabilidad no es la misma.

2016-sept-Mesa-GB-Consultores-Marcos-Blasco-Europea-de-Carretillas-02

Marcos Blasco (Europea de Carretillas)

Y esto es así por muchos motivos. Los principales fabricantes se han integrado verticalmente porque las flotas se negocian para toda Europa; como mínimo, a escala nacional. Los fabricantes multinacionales montan sus delegaciones y cada vez utilizan menos a intermediarios como nosotros, distribuidores de marca. Por tanto, si quieres entrar a distribuir una flota, tiene que aceptar las condiciones que impone el fabricante. Siempre hay opciones y mercados porque trabajamos con un producto que utiliza todo el mundo, pero la clave es hacer cosas diferentes a las que hacen los demás operadores del mercado.

Ayoub Rafeh (Durstone). La crisis la hemos vivido todos y, desde la experiencia personal, tengo que decir que a nosotros nos ha favorecido como empresa. Sé que esto es atípico y estas palabras pueden sentar mal a algunos, pero es lo que hay: hemos crecido en ventas y hemos reforzado nuestro posicionamiento en el mercado a partir de 2008, teniendo en cuenta que Durstone es una empresa de 2004, que ha crecido muy rápido.

A partir de 2008, cuando empezaron los problemas, hemos sido atrevidos y valientes  y hemos acertado en nuestras decisiones, lo que nos ha permitido ocupar el espacio comercial que otras empresas abandonaban. De 2008 a 2013 han sido los mejores ejercicios de la compañía y la clave ha sido nuestra apuesta decidida por la internacionalización; para nosotros, lo mismo es vender en Toledo que en Chile.

Dicho esto, lo cierto es que las dificultades del mercado siguen siendo cada vez mayores, y estamos pagando un precio muy grande porque aguantar esto no es fácil. Las empresas y grupos que han crecido de la mano de fondos de inversión tienen más posibilidad de ganar rentabilidad, posicionamiento de mercado, ofrecer precios más competitivos y disponen de la financiación que precisan y a precio muy barato.

Nosotros, como empresas más pequeñas, lo tenemos más difícil porque, para ocupar cualquier hueco de mercado, tenemos un precio medio alto y no podemos ajustarnos a donde ellos pueden llegar. ¿Resultado? Nuestra rentabilidad ha bajado; estamos sobreviviendo, pero podemos ir a menos.

Por eso digo que estamos con una gráfica plana, con crecimientos pequeños y como empresa mediana, no puedo aguantar ese ritmo de forma indefinida. Y no es una situación solo de la industria cerámica, sino de multitud de sectores. Nuestra empresa está ajustando mucho los costes para aguantar esta situación y está buscando otras alternativas.

Ser empresario es lo más difícil del mercado porque hay que tomar decisiones hoy para obtener resultados mañana. ¿Qué tengo que hacer hoy para pasar al futuro? Tengo que buscar alternativas en el exterior –ir fuera de España–, porque el mundo es global: cualquier producto de cualquier país puede competir aquí y hacernos daño. Tenemos que renovarnos, hacer I+D, producto más selectivo e invertir en el mercado: no podemos vender solo a los mercados próximos, porque el mundo es muy grande. En España somos 45 millones, en Europa 500 y en el mundo 7.000 millones y hay que intentar llegar al máximo número posible de potenciales consumidores, aunque vendas poco en cada mercado, pero es la forma de sobrevivir. 

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter