fisiocracia concepto

Fisiocracia: ¿qué es y cuáles son sus principales características?

La fisiocracia es una teoría creada en el siglo XVIII por un grupo de economistas franceses. Su principal objetivo era reformar la economía de Francia. Que creían que sufría a causa de la ineficiencia de los terratenientes y de los impuestos injustos. Los fisiócratas pensaban que la propiedad de la tierra era la actividad económica más importante, por lo que propusieron nuevas políticas que beneficiaran a los agricultores y terratenientes.

¿Qué es la fisiocracia?

La fisiocracia es una escuela de pensamiento económico considerada como el primer intento sistemático de desarrollar una doctrina económica mundial. Se originó en la Francia del siglo XVIII impulsada por el economista francés François Quesnay.

Esta teoría se basa en la premisa de la existencia de una ley natural, en la que la naturaleza es el verdadero origen de la riqueza y que el estado no debe intervenir en el funcionamiento de los mercados. Le une al liberalismo económico la creencia del espíritu libre de la economía.

En otras palabras, los fisiócratas sostenían que los sistemas económicos debían regirse por sus propias leyes naturales y que el gobierno no debía intervenir en su desarrollo. Este término proviene de las palabras griegas “physis” (naturaleza) y “kratos” (poder), de manera que su significado se puede traducir como “Gobierno de la naturaleza”.

Orígenes de la fisiocracia

La fisiocracia se desarrolló en Francia durante la segunda mitad del siglo XVIII. Surgió como una corriente político-económica que se oponía al mercantilismo en respuesta a la crisis económica de la época. La palabra significa literalmente «gobierno de la naturaleza» y se refiere a un sistema natural que se autorregula y autocorrige gracias a las leyes naturales.

Los principales fundadores de esta corriente de pensamiento económico y primeros en utilizar este término, fueron el médico cirujano y economista francés François Quesnay (1694-1774) y el político, escritor y economista francés Anne Robert Jacques Turgot, barón de L’Aulne (1727-1781).

¿Cómo funciona la fisiocracia?

La fisiocracia se basa en la idea de que la tierra es la fuente de toda riqueza y, por tanto, toda la producción debe orientarse a maximizar la cantidad de tierra cultivada. Los fisiócratas creían que solo había dos clases en una sociedad: los productores y los consumidores. Definían a los productores como aquellos que poseían o trabajaban en granjas y/o se dedicaban a la fabricación. Mientras que los consumidores eran aquellos que simplemente consumían lo producido por otros.

Los fisiócratas sostenían que solamente la mano de obra productiva (los propietarios de tierras) generaba actividad económica, ya que producía bienes que eran adquiridos por los consumidores (los trabajadores improductivos).

Los fisiócratas, por tanto, abogaban por un sistema en el que la tierra fuera tratada de forma muy parecida al capital. Es decir, que se gravara en función de su productividad y no de los ingresos procedentes de las ventas o de la propia producción.

Críticas a la fisiocracia

La fisiocracia no fue tan aceptada como sus partidarios y fundadores esperaban. De hecho, algunos críticos han argumentado que la creencia de los fisiócratas de que la tierra es la única fuente de riqueza era incorrecta. Algunos creen que la riqueza monetaria también se puede crear a través del trabajo y el capital.

Además, los críticos han señalado que, aunque la tierra sea una fuente de riqueza, de ello no se deduce necesariamente que sea la única actividad productiva. Por lo que no acepta la calificación que los fisiócratas dan a las diferentes clases sociales, artesanales y mercantiles, tildadas como improductivas. Siendo lo correcto, tal vez menos productivas.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.