La información económica de los líderes

El futuro: más fondos propios, menos financiación bancaria

– En materia de gestión empresarial, ¿cuáles son las tendencias que van a marcar los próximos años?

Gonzalo Boronat (GB Consultores). Veo un horizonte más optimista y saneado en las cuentas de todos nuestros clientes. De hecho, están todos con un crecimiento estable y modificando su política de RR.HH. con nuevas incorporaciones y más formación. Si esto se mantiene, vemos un futuro más sólido, porque las nuevas generaciones vienen mejor preparadas, aunque todavía quedan empresas pendientes de reciclarse.

[masinformacion post_ids=”84783,84803,84815″]

Por otra parte, va a haber mucho más control en las empresas; como tendencia general, las compañías van a ir a un modelo de control permanente de forma que, ante cualquier incidencia, se tomarán medidas con mayor velocidad que antes. También veo un tímido incremento de inversiones; no grandes proyectos, pero sí proyectos planteados con mucha cautela. Casi todos los clientes de este despacho tienen inversiones previstas para este año.

En materia financiera, veo un futuro con una mayor autofinanciación; las empresas han vuelto a ganar dinero y están optando por ahorrarlo. La financiación bancaria va a reducir su peso en el mix financiero de las empresas. Para compensar esa pérdida de peso relativo, las entidades lanzarán nuevos productos y fórmulas de financiación. En este sentido, desde GB vamos a apostar mucho por el crowdfunding y crowdlending; en general, por los sistemas de financiación colaborativa que en España apenas llega al 1 % de cuota en el mercado de la financiación, mientras que en países como, por ejemplo el Reino Unido está por encima del 12 %.

2016-sept-Mesa-GB-Consultores-Gonzalo-Boronat-02

Gonzalo Boronat (GB Consultores)

Las empresas deben disponer de una mayor y mejor información de control de gestión y control económico-financiero, con mejores servicios de auditoría, para que los administradores tengan mayor control y esto les permitirá conseguir mejores financiaciones. Además, la empresa ha aprendido a salir al extranjero y las mejores ya invierten en marketing y en sus personas.

Por todo esto y de forma selectiva, las buenas compañías con buenos proyectos van a encontrar dinero en el mercado, pero sus procesos de endeudamiento van a ser muy prudentes.

Por último, señalar que desde este despacho estamos propiciando fusiones y adquisiciones de empresas y vamos a seguir haciéndolo porque es la fórmula más rápida para propiciar la aparición de operadores del mercado más grandes, pues el reducido tamaño de las empresas de esta Comunitat, sigue siendo un problema. En la medida que se puedan hacer operaciones que diluyan los costes de estructura, creo que por ahí irá el futuro.

Javier Ten (Exagres). En línea con lo que ha comentado Gonzalo, soy moderadamente optimista de cara al futuro: crecer lo que se pueda en cada momento, pero financiando ese crecimiento siempre, como mínimo, con un 50 % de fondos propios y un 50 % de recursos ajenos; con esa ratio es con la que nos sentimos cómodos. Y con un estricto control de costes para saber dónde podemos y dónde no podemos llegar.

En estos años hemos aprendido a ser moderados con lo que invertimos o compramos, cómo y cuándo lo hacemos y cuál va a ser su retorno.

En materia financiera, creo que el portfolio de productos y servicios que tiene la banca es suficiente para atender las necesidades empresariales, si ofrecen a la empresa lo que esta necesita. Respecto al futuro de la financiación colaborativa que ha comentado Gonzalo, creo que no veré grandes avances en su consolidación y generalización antes de jubilarme, porque no creo que en España tengamos cultura ni formación para ese tipo de productos.

Carlos Moldes (Grupo Moldtrans). Si que es cierto, como se dice popularmente, que cuando entras en un hospital o sales muerto o sales curado. Los que no hemos muerto en estos últimos siete años, probablemente estamos curados, pero, al igual que del hospital sales débil, con molestias, etc., me parece lógico decir que de esta crisis no salimos reforzados.

Con respecto a la financiación, tendríamos que aprender del modelo anglosajón, cuyas empresas se abastecen solo en parte de la financiación bancaria y otra parte de la no bancaria: mercado de valores, entidades financieras no bancarias, etc. Las empresas tenemos que seguir invirtiendo y endeudándonos, pero solo en la justa medida, buscando el equilibrio entre financiación ajena y fondos propios. Considero que hay que apostar por fusiones y concentraciones empresariales y no solo por las economías de escala que se generan, también por la mejora que se consigue en cuanto a capacidad de innovación, de desarrollar políticas de I+D, etc. En resumen, estoy absolutamente convencido de que vamos a ir a mejor en lo económico, siempre que alguien no nos lo estropee en lo político.

2016-sept-Mesa-GB-Consultores-Marcos-Blasco-Europea-de-Carretillas-02

Marcos Blasco (Europea de Carretillas)

Marcos Blasco (Europea de Carretillas). Soy optimista, de modo natural, busco adaptarme siempre al entorno, desde la premisa de estar siempre competitivo. ¿Cómo? Nos adaptamos a lo que el cliente quiere, procurando ofrecerle el mejor mix producto/precio/servicio.

Ayoub Rafeh, (Durstone). Soy optimista por naturaleza, pero el marco geopolítico global está feo. Cada vez hay más tensiones e incertidumbres por el mundo y eso nos está pasando factura como empresarios, porque estamos en un mundo globalizado, en el que nosotros somos poco más que minúsculos participantes.

En la empresa, cuando la puse en marcha, uno de mis principios era que su financiacion fuera mayoritariamente propia, pero eso, no siempre es posible. Aparecen oportunidades de crecimiento y, si quieres crecer, necesitas el apoyo de las entidades financieras, aunque la prioridad de financiación debe estar en los fondos propios. El futuro será mejor para las compañías y para su equilibrio financiero con una menor dependencia de la banca. Y considero relevante el reto de mejorar la marca España como herramienta de marketing, para mejorar nuestro beneficio –ganar más dinero– que, a fin de cuentas es el objetivo de la empresa.

Suscríbete a nuestra newsletter