¿Cómo tener una idea de negocio?

Idea de negocio: ¿Cómo tener una y lograr desarrollarla fácilmente?

¿Qué necesitas para iniciar un negocio? Claramente, una buena idea de negocio. Pero, ¿qué significa esto exactamente? Una idea de negocio es más que una idea espontánea que te llega en la ducha o en una charla con tus amigos. No solo incluye una solución al problema, sino también consideraciones iniciales sobre cómo se podría ganar dinero con ella.

Una idea de negocio es el núcleo de tu concepto empresarial. Desarrolla paso a paso un modelo de negocio y luego describe en tu plan de negocio cómo deseas implementarlo. Una buena idea de negocio puede resolver un problema real o hacerlo mejor que las empresas ya existentes. Además, si encuentras un mercado que sea lo suficientemente grande para desarrollar tu idea podrás ganarte la vida con ella.

¿Qué es una idea de negocio?

Una idea de negocio es el concepto con el que se puede construir una existencia económica. Está justo al principio. Es el primer paso para iniciar un negocio y convertirse en autónomo. Por ejemplo, una idea de negocio puede resultar de un problema dado que necesita ser resuelto o de un destello innovador de inspiración en la ducha. Sea como sea, la idea de negocio es siempre el punto de partida de toda empresa. Para implementar una idea de negocio, por lo general, tiene que desarrollarse más, formularse y aplicarse en un plan de negocio.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Las buenas ideas de negocios son enfoques conceptuales para nuevas actividades empresariales. Estas tienen como objetivo generar beneficios reales para grupos objetivos seleccionados mediante la resolución de problemas o la satisfacción de necesidades. Las ideas tecnológicas innovadoras que se escalan por las nuevas empresas de rápido crecimiento o las soluciones disruptivas que pueden crear mercados completamente nuevos son particularmente prometedoras.

Características de una buena idea de negocio

Como parte de la fundación o expansión de una empresa, una idea de negocio comprende el concepto de qué nuevos productos y/o servicios de empresa le gustaría concentrarse para generar beneficios. Además, es muy eficaz comunicar la idea de negocio a muchas personas diferentes para recibir una retroalimentación inicial. De esta forma, pueden surgir aspectos completamente nuevos, aún no considerados, en torno a la idea de negocio que ya se está desarrollando.

Una idea de negocio debe tener las siguientes características:

  • Tener un alto nivel de innovación.
  • Ser única.
  • Capaz de resolver problemas.
  • Tener alta rentabilidad.

La idea de negocio está siempre al principio de un negocio. El origen puede, por ejemplo, resultar de un problema que puede resolverse realizando la idea. Antes de eso, sin embargo, hay mucho trabajo, porque la implementación de la idea primero requiere de pasos adicionales antes de la resolución del problema o la implementación de la idea.

¿Cómo escoger ideas de negocios?

Por supuesto, no existe una forma general de tener una buena idea de negocio. Tampoco existe una fórmula mágica para encontrarlos. Pero, todavía existen diferentes métodos que se pueden utilizar a la hora de buscar la idea de negocio. El primer paso en la búsqueda de una idea de negocio es observar lo que necesitan o quieren las personas que luego se convertirán en tus clientes. Porque si se desarrolla un producto que resuelve un problema para estas personas y satisface una necesidad, entonces hay muchas posibilidades de que estas personas se conviertan más adelante en tus clientes.

No te limites en preguntarte qué quiere la gente hoy, sino que piensa en qué deseos y necesidades podría desarrollar la gente en los años venideros. Sé un pionero y oriéntate a las tendencias y tecnologías orientadas al futuro. La rueda no siempre tiene que reinventarse. Echa un vistazo a lo que los grandes podrían no estar haciendo perfectamente y piensa cómo cambiar eso. Para ello, es importante mantener los ojos abiertos, inspirarse en cosas que pueden parecer poco interesantes o inútiles a primera vista. Porque para poder mejorar algo, es fundamental conocer con la mayor precisión posible el ‘statu quo’ y obtener información.

¿Cómo desarrollar una idea de negocio?

Para desarrollar una idea de negocio se debe tener en consideración las características de esta. Ya que son estas las que determinan el tipo de negocio que se está planteando la persona y su rentabilidad. Así como el lugar en donde se implementará esa idea. Por lo que, para comenzar a desarrollar una buena idea de negocio es imperativo poder consolidar una plantilla de negocio que ayude en su concreción.

Las plantillas de negocios son una forma de determinar y plasmar los objetivos reales de la empresa o del negocio a llevar a cabo. Con unos objetivos bien planteados, ideados y determinados, se tendrá una visión mucho más clara sobre cómo desarrollar la idea de negocio en cuestión. Por otro lado, es importante poder escuchar a la potencial audiencia o clientela, para conocer sus necesidades y trabajar con base en ello. De manera que pueda existir un impulso financiero o gubernamental que realmente le interese.

¿Cómo lograr que tu idea de negocio sea viable?

Una nueva idea de negocio solo es prometedora si hay un grupo objetivo para ella. El enfoque más común para los fundadores es identificar y utilizar un nicho en el mercado basado en necesidades insatisfechas o problemas no resueltos. Para ello, se puede observar a las personas, analizar los mercados e identificar las tendencias. A menudo, las sugerencias de terceros o su propia experiencia profesional y personal ayudan a las empresas emergentes a encontrar ideas para, finalmente, iniciar una empresa.

En todo momento es fundamental tener presente al público objetivo. Ya que finalmente lo que se espera a través de una idea de negocio es poder crear o implementar un producto o servicio al mercado, que intente cubrir una demanda o necesidad específica de ciertos consumidores. Porque el cliente, en este caso, determina en gran medida la viabilidad de casi cualquier idea de negocio.

Ejemplos de ideas de negocio exitosas

Una buena idea de negocio es la de cubrir necesidades de transporte. Un ejemplo claro es la de servicios privados o personalizados tales como Uber que, poco a poco, están reemplazando a las compañías de taxi. Esto se debe a que satisfacen necesidades de transporte de una mejor forma y calidad que las compañías de taxi. Permite a sus usuarios la posibilidad de contratar un servicio privado para que los transporte a cualquier parte a través de una app sencilla e intuitiva. Ofrece, además, mejores tiempos de llegada a los destinos asignados.

LANTANIA: el futuro en construccion campo solar-300
Mercedes-Benz-EQS
IMSKE-protesis
ECO3-octubre-2021

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.