Empresas debaten sobre las luces y las sombras del sector agroalimentario y sobre su normativa

2016-Tomarial-mesa-agroalimentario-mesa-grupo

Mesa de debate sobre el sector agroalimentario organizada por Tomarial Abogados y Asesores Tributarios y Economía 3

De la mano de Tomarial Abogados y Asesores Tributarios, representantes de empresas de la talla de Ceylan, Fritoper, Vibemar, Dominio de la Vega, Fedis Horeca, Coev y Ainia coincidieron en señalar sobre la falta de homogeneidad de la normativa agroalimentaria. Además, expusieron sus opiniones sobre temas que afectan a su sector como el brexit, el Tratado de Liberalización de Inversiones entre EE.UU. y la Unión Europea (TTIP), la sostenibilidad del medioambiente, el cambio climático o los productos transgénicos.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

Tomás Vázquez Lépinette (Tomarial): ¿Piensan que la normativa que rige el sector agroalimentario es la adecuada?

2016-sept-mesa-tomarial-Tomas-Vazquez-Lepinette (Tomarial)

Tomás Vázquez Lépinette, socio de Tomarial

Javier Pérez (Fritoper): Pienso que no es homogénea pero no solo a nivel de comunidades autónomas, sino que hay variaciones incluso dentro de la misma comunidad.

Filiberto Vicent (Vibemar): Estoy de acuerdo con Javier. Cualquier norma reguladora que intente unificar un criterio común sobre el tratamiento de productos alimenticios para su consumo es positiva. Pero, cuando comienzan las divergencias es cuando chocamos con la triste realidad de tener que competir contra industrias del mismo sector que tienen unas facilidades que no tenemos.

Nosotros, en nuestra industria nos preocupamos también por la responsabilidad que tenemos como directivos. Por ello, el Compliance es algo con lo que contamos  en la industria agroalimentaria, por los riesgos que corremos.

Juan Manuel Pérez (Coev): Que puedan entrar en nuestro mercado productos que incorporan elementos prohibidos por la UE significa que la norma está fallando y, evidentemente, la regulación y las normas que debe soportar el sector al que representan son factores que restan competitividad.

Tomás Vázquez Lépinette (Tomarial): ¿Cuentan en sus empresas con asesores tanto técnicos como jurídicos para la elaboración de etiquetas y todo el cumplimiento normativo o programas para tal fin?

Claudia Castellano (Ceylan): Sí que analizamos nuestros puntos críticos y, además, a raíz de la modificación de la legislación y la responsabilidad penal de los gerentes de las compañías son interesantes todas las cuestiones sobre Compliance. Se trata de un mundo que se ha abierto ahora y que desde las empresas no saben muy bien cómo gestionarlo.

José María Ferrer (Ainia): La regulación que tenemos hoy en día en el ámbito alimentario en la UE tiene luces y sombras desde mi punto de vista. En algunos aspectos, la UE ha apostado por la autorregulación con lo cual es algo que podría verse como positivo pero que desde un punto de vista práctico nos encontramos con que algunas cuestiones no están delimitadas, mientras que la legislación española de hace 20 o 25 años era más paternalista ya que entraba más al detalle.

Por ello, lo que hay que hacer tanto por parte del sector como de las autoridades competentes apostar mucho más por las guías o manuales a la hora de interpretar esa legislación como ya se hace en otros países.

José Manuel Fernández (Fedis): La Ley de la Cadena Alimentaria (LCA) pretende equiparar los grandes desequilibrios existentes entre los pequeños productores y su relación o con la gran distribución o con los grandes fabricantes.

Además, la LCA exige que haya un contrato escrito con los precios de cada operación entre todos los elementos que integran la cadena. ¡Imagínense esta situación entre un fabricante y un gran distribuidor o con un bar que compra 300 productos distintos! Esta medida era inviable y la ley establecía como obligatorio que un distribuidor de un establecimiento de hostelería describiera el precio de cada una de las operaciones.

Ante este hecho, mantuvimos una reunión con el Ministerio para explicarle la situación y por eso excluyeron la horeca. Sin embargo, la relación del distribuidor con el fabricante no está excluida. De todas formas, hay una laguna porque no se dijo nada sobre el pequeño establecimiento de alimentación que tienen que enfrentarse a la misma problemática.

Brexit, positivo o negativo

Tomás Vázquez Lépinette (Tomarial): ¿Qué impacto creen que va a tener el brexit en el sector agroalimentario español y para la Comunidad Valenciana en particular?

2016-sept-mesa-tomarial-5

Gerardo Rodríguez (Dominio de la Vega)

Gerardo Rodríguez (Dominio de la Vega): En mi sector en concreto si se devalúa la libra con respecto al euro, sí puede haber un cierto impacto ya que al funcionar por precio determinados segmentos, muy sensibles al precio, una devaluación de la libra podría favorecer que otros vinos, como los chilenos, neozelandeses o incluso sudafricanos, ocuparan el lugar de los valencianos. 

José María Ferrer (Ainia): Habrá que tener en cuenta el modelo de desconexión que se establezca, tal y como comenta Claudia, si al final fructifica el brexit que yo tengo mis dudas, ya que en función del mismo, la regulación alimentaria que el Reino Unido establezca nos puede afectar más o menos. Hay que tener en cuenta que para España, el Reino Unido es el tercer destino de productos agroalimentarios.

Javier Pérez (Fritoper): Yo soy bastante pesimista ante esta cuestión ya que cuando ves ciertos gestos en el Reino Unido, como el nombramiento de Boris Johnson, firme defensor del brexit, como ministro de Exteriores, no creo que sea el mejor guiño para facilitar la no desconexión. Con lo cual, para mí, sí que va a tener un impacto tanto en España como en el Reino Unido.

En cuanto a la Comunidad Valenciana, creo que el sector del turismo es el que se va a ver más afectado, ya que somos grandes receptores de turistas británicos y si prospera el brexit estos van a tener menos poder adquisitivo para gastar en España.

Filiberto Vicent (Vibemar): En cuanto al pescado, somos más importadores y consumidores ya que se trata de un mundo casi desconocido en Europa.

En todo caso, tanto el brexit como sus contagios provocan incertidumbre en la población y esta se queda en casa lo que genera una ralentización del consumo. En cualquier caso, a nosotros, aparentemente nos va a afectar poco a excepción del turismo, mencionado anteriormente por Javier.

Hay que tener en cuenta que este sector es muy relevante para la Comunitat y los efectos de un frenazo del turismo de origen inglés o del Reino Unido se notarán. A pesar de todo, la incertidumbre ya hace daño.

José Manuel Fernández (Fedis): Como ciudadano pienso que ya ha tenido efectos muy negativos en muchos aspectos y para el sector que represento es obvio que bueno no va a ser. A corto y medio plazo afecta al turismo, al poder adquisitivo, al número de visitantes y a las relaciones normalizadas ya existentes entre los dos países. Cuantificarlo es complicado, haría falta una bola de cristal. Hay que tener en cuenta que más del 20 % de los turistas extranjeros en España son británicos. No será dramático pero no es bueno.

Juan Manuel Pérez (Coev): A principios de julio, cerca de 700 economistas de la Comunitat opinaron sobre los efectos del brexit. Así, un 45 % de los encuestados dijo que iba a haber un impacto negativo para las economías periféricas de la Unión Europea, posiblemente España, Portugal, Grecia e incluso Italia. Y los sectores que se verían más afectados en la Comunidad Valenciana serían el turismo, el inmobiliario y el financiero. Igualmente, el 93 % de los encuestados coincidieron en señalar en que la peor parte se la llevarán los propios británicos debido a la depreciación de la libra, que parece que va a haber una presión continua y continuada, no solamente en el corto plazo, sino en el medio plazo a que se deprecie y, por tanto, la pérdida de poder adquisitivo de los británicos. Otra cuestión importante sobre la que incidieron los economistas consultados son las turbulencias financieras y el traslado de los centros de decisión financiera hacia el continente  europeo que, como sabéis, ahora están en Londres.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter