Cálculo de los intereses de un préstamo

Intereses de un préstamo: ¿Cómo calcularlos según el tipo de préstamo?

El interés de un préstamo, es una comisión que los prestamistas cobran a los prestatarios por utilizar su dinero. Es una parte importante del proceso de préstamo y vale la pena entenderla. El cálculo de los intereses del préstamo, se realiza de forma diferente para cada tipo de préstamo. Saber cómo hacerlo, puede ayudarte a tomar mejores decisiones financieras. Sigue leyendo para saber cómo calcular los intereses de los distintos tipos de préstamos.

¿Cómo se calculan los intereses de un préstamo?

El interés es una comisión que los prestamistas cobran a los prestatarios a cambio de utilizar su dinero. El tipo de interés suele denominarse tasa anual equivalente (TAE), o simplemente «interés» o «tasa». Este interés puede calcularse de forma diaria, mensual, semestral o anual, dependiendo de las condiciones del préstamo y de la frecuencia con la que el prestamista reciba los pagos.

Por ejemplo: Si pides un préstamo de 1.000 euros y realizas pagos mensuales de 100 euros al mes durante 12 meses (1.200 euros en total), el tipo de interés anual sería de 12%. En otros casos, y dependiendo del tiempo del préstamo, el monto total y los pagos, las partes pueden pactar de mutuo acuerdo un interés mensual.

¿Cómo calcular los intereses de un préstamo hipotecario?

Para hacer el cálculo de los intereses del préstamo hipotecario, debes conocer, primero, el tipo de préstamo, si es tasa fija o variable.

También debes conocer la TAE o tasa anual equivalente, que no es otra cosa que la tasa de interés que se aplica al préstamo.

Luego, para calcular los intereses de la hipoteca, debes multiplicar el pago de amortización, por la tasa anual. Sin embargo, debes saber que los cálculos cambian a medida que se realizan los pagos y/o se modifican los tipos de interés. Esto te dirá qué cantidad se paga cada mes por concepto de capital y qué cantidad corresponde a los intereses por cada euro prestado por el prestamista.

Tratemos de calcular un ejemplo del interés de hipoteca. Supongamos que la cantidad de capital a reembolsar es de 150.000 euros. Y la tasa de interés anual es del 6%. Debemos pagar las cuotas del préstamo mensualmente, nuestro mes para el que calculamos el interés es de 31 días y el año es de 365.

Interés = 150.000 euros * 0,06 * 31/365 = 764 euros.

De tal manera que, después de calcular el interés del préstamo, podemos ver que este mes el interés será de 764 euros.

¿Cómo calcular intereses de un crédito rotativo?

En principio debemos aclarar para quien no lo tenga claro, que es un crédito rotativo. Este tipo de crédito, también llamado, crédito renovable, se caracteriza por no tener un número fijo o determinado de cuotas como sucede con un crédito convencional.

En esta modalidad de préstamo, los intereses se calculan diariamente. Luego, el banco suma todos los intereses acumulados en un mes o trimestre en función de lo que haya quedado pendiente de pago al final del periodo anterior. Es decir, que los intereses se calculan sobre el saldo pendiente a la fecha del último pago.

Por ejemplo, si tienes un saldo de 10.000 euros en tu tarjeta de crédito y tiene un tipo de interés del 18%, al cabo de un año pagarás 1.800 euros de intereses.

¿Cómo calcular intereses de préstamos bancarios?

A la hora de hacer el cálculo de los intereses de un préstamo bancario, se debe tener en cuenta lo siguiente:

  • Tipo de préstamo.
  • Tasa de interés anual, es decir, la tasa de interés incluida con el margen del banco.
  • Monto de la cantidad prestada.
  • Periodo de vigencia del préstamo.

Para calcular el interés del préstamo, se debe multiplicar la tasa de interés nominal por la cantidad prestada. Luego, dividir el resultado obtenido entre 12, lo que te dará un valor aproximado del interés mensual. No obstante, recuerda que el importe final puede diferir ligeramente

Después del cálculo, no solo podrás ver el valor de la deuda total, sino también cómo cambia la cuota decreciente o la relación entre la cuota principal y la cuota de intereses, al elegir una cuota igual.

Diferencia entre el TIN y la TAE

Empecemos por definir el concepto o significado de cada uno:

El TIN (Tipo de Interés Nominal), lo podemos entender como el costo del dinero que el banco nos ha prestado. Dicho de otra manera, el dinero que pagamos al banco como compensación por el capital que nos prestó. Representa un porcentaje específico, sobre el monto recibido como préstamo, y su cálculo se realiza de manera mensual. Además, debe estar claramente indicado en todo contrato de préstamo u oferta de cualquier tipo de productos bancarios.

Por otro lado, la TAE (Tasa Anual Equivalente), a diferencia del TIN, está compuesta de diferentes variables, que incluyen al propio TIN. También, puede incluir otras posibles comisiones y gastos bancarios. Algo para recordar, es que la TAE no incluye, gastos externos como la adquisición de seguros, gastos de notarías, etc. Por último, para obtener la TAE, se debe apelar a una fórmula matemática ya establecida.

De tal manera que, mientras el TIN es solo lo que se paga por el dinero prestado sin incluir ningún cargo adicional, la TAE es el monto total que se paga, incluyendo todos los gastos y comisiones adicionales.

warmia-Mazury-Polska
Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.