préstamo participativo

Préstamo Participativo: ¿Qué es y quiénes pueden hacerlo?

Los préstamos participativos son un tipo de financiación a medio camino entre el capital propio y el de deuda. Se trata de una herramienta de financiación muy utilizada por las empresas. Sobre todo, las pymes, ya que les permite obtener una mayor cantidad de dinero a un tipo de interés más bajo que el de los préstamos bancarios convencionales. Pero veamos qué es realmente un préstamo participativo, cuáles son sus características, sus ventajas y desventajas.

¿Qué es un préstamo participativo?

Un préstamo participativo es una modalidad de financiación a medio camino entre un préstamo y una inversión de capital. Se trata de una operación en la que el prestamista percibe un ingreso adicional al correspondiente a los intereses del capital prestado. Esta remuneración adicional será producto de las operaciones y los ingresos obtenidos por el prestatario con el capital financiado.

Características de un préstamo participativo

Veamos a continuación, algunas de las principales características del préstamo participativo:

  • El prestamista recibirá un tipo de interés variable que se determinará en función de la evolución de las actividades de la empresa prestataria. También pueden acordar un tipo de interés fijo, independientemente de la evolución del negocio.
  • El prestatario solo puede reembolsar anticipadamente el préstamo sobre el capital social si esto se compensa con un aumento del mismo importe en el patrimonio del prestatario.
  • En cuanto a la prioridad de los créditos, los préstamos participativos van después de los acreedores ordinarios.
  • De acuerdo con el derecho mercantil, en caso de reducción de capital y liquidación de una empresa, el préstamo participativo se trata como capital contable.
  • El pago de los intereses se puede deducir del impuesto de sociedades.

¿Dónde se regulan los préstamos participativos?

La normativa que se encarga de regular los préstamos participativos, la encontramos en el Real Decreto-Ley 7/1996 sobre medidas urgentes de carácter fiscal y de fomento y liberación de la actividad económica. En su artículo 20.

Ventajas de los préstamos participativos

Entre las principales ventajas que pueden aportar los préstamos participativos a las empresas prestatarias tenemos que:

  • Permiten obtener una mayor cantidad de dinero a un tipo de interés más bajo.
  • No exigen una garantía personal por parte del prestatario.
  • Evita el ingreso de socios capitalistas hostiles.
  • No requieren de un avance del capital propio por parte de la empresa.
  • No están sujetos a los límites de endeudamiento establecidos por las entidades financieras.
  • No requieren de un plan de negocios detallado.
  • Permite ajustar el pago de los intereses con base a la evolución de la empresa.
  • Es deducible fiscalmente.

Inconvenientes de este tipo de préstamo

Entre los principales inconvenientes que podemos encontrar a los préstamos participativos tenemos los siguientes:

  • La empresa debe cumplir determinados requisitos para acceder a este tipo de financiación. Como, por ejemplo, estar inscrita en el Registro Mercantil.
  • Los préstamos participativos deben ser devueltos en un plazo determinado.
  • Si la empresa no cumple los objetivos previstos, el inversor podrá exigir la devolución del dinero anticipadamente.
  • Tiene algunos costes de administración asociados a la operación.
  • Más que un acreedor, la empresa adquiere un socio con participación en la toma de decisiones de la empresa.

Marcos Automocion
Mercedes Valdisa GLC
GVA Expo disseny i Territori

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.