Datos provisionales publicados en GVA Oberta

Baja casi 9M la recaudación de los impuestos cedidos pese a caer 35M el de Transmisiones

A pesar de la desaceleración económica, la ATV ha mantenido en 2019 casi la misma recaudación tributaria que en 2018 (-0,49%) hasta un total de 1.778 millones

Archivado en: 

Imagen de archivo, la directora general de la ATV, Sonia Díaz junto al conseller de Hacienda, Vicent Soler

Los impuestos estatales cedidos a las comunidades autónomas, en el caso de la valenciana aquellos que gestiona, recauda e inspecciona la Agència Tributaria Valenciana (ATV) que dirige Sonia Díaz: sucesiones y donaciones; patrimonio; juego; transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, mantienen en 2019 prácticamente la recaudación de 2018, apenas cae un -0,49% (8,83 millones de euros), hasta un total de 1.778 millones de euros, según los datos provisionales que acaba de hacer públicos la ATV a través del portal GVA Oberta.

La recaudación total de 2019 incluye la recaudación corriente generada en 2019 y las denominadas resultas, que son los derechos reconocidos generados en años anteriores que quedaron pendiente de su recaudación y que la ATV ha conseguido recaudar durante 2019. Estas resultas suman en conjunto 24,76 millones de euros, que se añaden a los 1.753M de recaudación corriente.

El contexto de desaceleración económica que marcó 2019, principalmente debido a la contención del consumo privado, dado el clima de incertidumbre reinante, que se manifestó fundamentalmente en una paralización de las operaciones de inversión, entre ellas las relativas a la compraventa de vivienda se ha manifestado en una caída del impuesto de transmisiones patrimoniales de 35,4 millones de euros, un -3,70% menos que en 2018, hasta los 924,6 millones.

Eso sí si se comparan con las previsiones realizadas para este ejercicio (2019) en el último trimestre de 2018, la desviación con la recaudación real es destacable, por ejemplo del 36% en el caso de transmisiones o del 26% en el caso de sucesiones y es que por entonces, cuando se realizaron estas estimaciones, el contexto no apuntaba todavía síntomas de agotamiento.

En relación con el impuesto sobre actos jurídicos documentados, la reducción generalizada en la modalidad de transmisiones patrimoniales onerosas (TPO) contrasta con esta caída de transmisiones, de hecho crece un 1,73%, equivalente a 4,65 millones respecto al período comparado de 2018. La previsión es que para el presente ejercicio dicha recaudación siga incrementándose, tal y como publicaba Economía 3, tras las enmiendas aprobadas a la conocida como Ley de Acompañamiento de los Presupuestos de la Generalitat de 2020.

Por lo que respecta a las operaciones societarias, la recaudación cae un 23,24% (830.000 euros), un dato que debe interpretarse como positivo ya que grava el cierre de las empresas, se recauda por la disolución de sociedades, por tanto que la cifra se reduzca da a entender que se cierran o liquidan menos empresas.

Desde la ATV prefieren hacer referencia al derecho reconocido, que es el real y puede estar ingresado (recaudado) o pendiente de ingreso (aplazado, suspendido)… En este sentido la caída es de un -0,36%, lastrado fundamentalmente como comentamos por la evolución del mercado inmobiliario.

En el impuesto sobre el patrimonio, se produce una disminución de derechos reconocidos con respecto al ejercicio anterior del 4,78% (7,7 millones de euros). Si bien, se mantiene el número de declarantes en la Comunitat Valenciana, que se mantiene en niveles muy similares (en el ejercicio 2018 que se recauda en 2019 con un total de 22.985 declaraciones, y en 2017 –que se recauda en 2018– 22.983 declaraciones).

Por tanto, la causa fundamental de la disminución de los ingresos se encuentra en un único contribuyente que está siendo objeto de estudio por parte de la ATV. Descontando el efecto de dicho contribuyente, resulta un incremento de derechos reconocidos en el Impuesto sobre el Patrimonio con respecto al ejercicio anterior del 1,52% (2,29 millones de euros), consecuencia de las campañas de control extensivo e intensivo que desde los departamentos de inspección y gestión de la ATV se han llevado a cabo, como publicaba este medio.

Los derechos reconocidos durante el ejercicio 2019 por el impuesto sobre sucesiones experimenta un incremento del 2,26 % (5,71 millones de euros) respecto al mismo período del ejercicio anterior. Y ello pese al ligero descenso del importe autoliquidado (en el período desciende el número de fallecidos), que se ha visto contrarrestado por la acción inspectora de la ATV.

En el impuesto sobre donaciones los derechos reconocidos se incrementan un 8,76% (1,72 millones de euros).

En lo que se refiere al juego, los derechos reconocidos registran un incremento del 17,12% (23,2 millones de euros) debido principalmente a las modificaciones normativas en estos tributos, que han supuesto un incremento de los derechos contraídos de la tributación sobre el juego, en las diferentes modalidades de juego.

Suscríbete a nuestra newsletter