Exchanges Descentralizados

Exchange Descentralizado (DEX): ¿Qué es y cuáles son sus ventajas?

Las bolsas descentralizadas son mercados que no dependen de un servicio de terceros para mantener los fondos de los clientes. En su lugar, las operaciones se realizan directamente entre usuarios (peer to peer). Esto se logra, a través de un proceso automatizado, llamado Smart Contracts (contratos inteligentes). La ausencia de terceros hace que el Exchange descentralizado (DEX) ofrezca mayor privacidad y seguridad que las bolsas tradicionales.

¿Qué es un Exchange Descentralizado (DEX)?

Un Exchange descentralizado (DEX) es un intercambio de criptodivisas que funciona sin la intervención de terceros. Para quienes no han trabajado aun con criptodivisas y no lo saben, la compra y venta de activos digitales suele hacerse a través de plataformas de Exchanges centralizados. Y requiere de la transferencia de fondos, aunque sea por un momento.

Esto se puede evitar utilizando un DEX, que utiliza contratos inteligentes en Blockchain para realizar transferencias y operaciones. Sin embargo, los DEX todavía no son tan populares como los centralizados. Esto se debe a que las redes descentralizadas son difíciles de entender para los recién llegados. Lo que trae, como consecuencia, que se utilicen opciones más accesibles como Coinbase.

En resumen, un intercambio descentralizado permite realizar operaciones sin la participación de terceros, aunque, a un coste de una menor liquidez y mayores comisiones por transacción.

Tipos de Exchanges

Los intercambios son la columna vertebral del ecosistema de la cadena de bloques. Gracias a ellos, los usuarios pueden intercambiar sus criptoactivos, bien sea por otros criptoactivos, o por monedas fiduciarias. En términos generales, cuando hablamos de tipos de Exchanges podemos hablar de dos tipos básicos de intercambio: centralizados y descentralizados.

Intercambios centralizados (CEX) o de primera generación. Son plataformas que permiten intercambiar criptodivisas entre sí. Tienen una infraestructura incorporada que mantiene un libro de órdenes y maneja las transacciones en nombre del intercambio a través de una API o interfaz web. Algunos ejemplos son Coinbase y Kraken.

Exchange descentralizado (DEX) o de segunda generación. Este tipo de plataforma, permite a los usuarios comerciar con sus criptodivisas directamente entre sí, utilizando para ello, contratos inteligentes o tecnología peer-to-peer (es decir, intercambios atómicos).

Sin embargo, hoy en día también podemos hablar de una tercera generación de Exchange. Esta tercera generación puede considerarse como una evolución del Exchange descentralizado. Funciona de forma muy similar a la anterior generación, pero en ella, el usuario mantiene el control de sus criptomonedas (en su poder) hasta el último momento de la transacción.

Ventajas del Exchange Descentralizado (DEX)

La descentralización es más segura que la centralización porque elimina los puntos negativos de la ecuación. En las bolsas centralizadas, todos los datos se almacenan en un servidor central y todas las transacciones pasan por este servidor antes de ser verificadas por la red. Como tal, esto crea un riesgo natural para los usuarios. En los DEX, por el contrario, las operaciones se realizan directamente entre usuarios (peer to peer) a través de un proceso automatizado.

Además, los intercambios descentralizados ofrecen, entre otras, las siguientes ventajas:

  • Si un nodo se desconecta o pierde energía, el comercio continuará sin verse afectado, ya que todos los nodos participan simultáneamente en cada transacción
  • Más seguridad significa mayor privacidad. Las transacciones no pueden ser rastreadas hasta las carteras individuales, a menos que alguien revele su clave privada.
  • No guardan los fondos de los clientes, facilitan las operaciones directamente entre compradores y vendedores.
  • Cualquiera puede realizar órdenes sin que nadie las iguale, es decir, ¡no hace falta nadie!
  • En el intercambio descentralizado (DEX), cada usuario controla sus propias claves privadas, es decir, que el Exchange no las tiene.
  • Son más transparentes que los intercambios centralizados porque no hay una autoridad central que dicte cómo suceden las cosas
  • Los usuarios mantienen el control sobre sus propios activos a lo largo de su vida en lugar de tenerlos almacenados en una base de datos central.

Desventajas o inconvenientes de los DEX

Aunque el Exchange descentralizado, tiene muchas ventajas, también tienen algunas desventajas por su lado. Tal vez la principal de ellas, es que las bolsas descentralizadas son lentas y difíciles de usar. Requieren que los usuarios descarguen la cadena de bloques antes de poder operar en ellas y pueden tardar varios minutos o incluso horas en procesar las transacciones.

Además, las bolsas descentralizadas no siempre permiten operar con monedas fiduciarias (por ejemplo, dólares estadounidenses o euros). Esto significa que primero tienes que comprar Bitcoin u otra criptodivisa como Ether, antes de poder vender tus activos por moneda fiduciaria como el dólar o el euro. Esto puede resultar algo complicado para los recién llegados que no estén familiarizados con el funcionamiento de este tipo de plataforma.

Otro problema con los intercambios descentralizados puede ser la seguridad. Ya que, el usuario es el único que tiene el control de sus claves privadas, será un gran problema si las pierde. No hay forma de recuperar sus criptoactivos.

warmia-Mazury-Polska
warmia-Mazury-Polska
Randstad-Verano-300
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.