Presentación del Plan Plurianual de Gestión de la Agencia 2020-2023

La ATV investiga los cambios de residencia fiscal y en un solo fraude recauda 14M

La Agència Tributaria Valenciana está verificando los cambios de domicilio falsos para beneficiarse de tributaciones más favorables en otras autonomías

Archivado en: 

Acompañan al conseller Vicent Soler, el secretario autonómico de Hacienda, Francesc Gamero, la directora general de la Agencia Tributaria, Sonia Díaz, y el director general de Tributos y Juego, Rafael Beneyto

La Agència Tributaria Valenciana (ATV) “va ser muy amable con el contribuyente que se acerque a la Agència y muy voraz con el defraudador, porque no hay nada más insolidario que el fraude fiscal”.

Ya lo advertía Sonia Díaz, recién nombrada directora general de la ATV, en la entrevista que concedió a Economía 3.

Y así lo está haciendo. La Generalitat quiere intensificar su lucha contra el fraude fiscal y en esa lucha, además de centrarse en los tributos propios (canon de saneamiento, eliminación de residuos en vertederos y emisiones medioambientales) se está centrando en contribuyentes con grandes patrimonios que se mudan a otras regiones para reducir su factura fiscal en impuestos como el de Patrimonio o Sucesiones y Donaciones, sin que en realidad, en muchos casos, el cambio de domicilio sea real y efectivo.

Es decir, la Generalitat quiere acabar con los ciudadanos que residen en la Comunitat y tributan en otras comunidades como Madrid, “el caso más grave de ‘dumping’ fiscal”, ha vuelto a recalcar el conseller de Hacienda, Vicent Soler, en la presentación del Plan de Gestión de la Agencia 2020-2023.

Y es que anecdótica no es la cuantía que dejan de tributar esos ‘deslocalizados’. La Agencia Tributaria Valenciana ha abierto de momento 20 expedientes y tiene otros tantos en trámite y para que se hagan una idea, en solo uno de ellos ha recaudado 14 millones por impuestos no tributados correctamente.

Por otra, se realizarán en masa actuaciones de control de las declaraciones mediante el cruce de información y la verificación de datos con la finalidad de detectar y corregir los incumplimientos tributarios reiterados y de menor gravedad y complejidad.

En concreto, se intensificarán las actuaciones de control de presentaciones, de la imposición patrimonial tanto en las adquisiciones lucrativas como en la posesión de patrimonio, prestando especial atención al cumplimento de los requisitos para disfrutar de beneficios fiscales.

Y es que precisamente, la lucha contra el fraude fiscal es uno de los tres objetivos clave que prevé el plan Plan Plurianual de Gestión de la Agencia 2020-2023.

Además, en aras a una gestión más eficiente, la ATV incrementará el control de la recaudación derivada de actuaciones en vía ejecutiva, lo que posibilitará aumentar los ingresos que debían haberse obtenido por cauces ordinarios.

En un sentido más preventivo, se emitirán recordatorios masivos del cumplimiento de las obligaciones tributarias.

Se creará un nuevo cuerpo de funcionarios y se quiere una AEAT federal

Otro de los objetivos del plan hace referencia a los recursos. De los 426 puestos de la ATV, actualmente están cubiertos  232 , “por lo que tenemos que lograr inyectar esa ilusión a todos los compañeros de la propia organización, para que quieran venir a la Agència Tributària Valenciana”, ha añadido Sonia Díaz.

Así, la pasada semana se convocaron las pruebas para la provisión de 24 puestos de personal técnico tributario, y en breve está prevista la provisión de 9 plazas de inspectores.

La idea es dotarse de una estructura similar a la que tiene la AEAT: un cuerpo de inspectores, uno de técnicos tributarios y otro de agentes tributarios, un cuerpo este último, del que de momento carece la ATV, pero que en breve impulsará, “creemos que en un mes, estaremos en disposición de saber cuántas plazas podremos convocar este año”.

El objetivo es claro: asumir la recaudación ejecutiva propia, ahora delegada en la AEAT, así como asumir la de los entes municipales de la Comunitat Valenciana que quieran avanzar con la ATV en este tipo de servicios a través de convenios.

Una vez fortalecida la ATV, el conseller ha reclamado que “la AEAT tenga un carácter federal: el dinero de los valencianos tiene que ser conocido también por la ATV”. Y es que, más del 80% de los tributos que pagan los valencianos se vehiculiza por la AEAT, “de los cuales vuelve una parte en forma de transferencias, pero esto hay que hacerlo con la mayor transparencia posible para que seamos conscientes de que hay una cierta justicia fiscal”, ha insistido.

Está convencido Soler de que “los tributos se gestionan mejor desde casa, siendo más eficaces y más efectivos”. De hecho, el titular de Hacienda ha recordado el caso de Euskadi y Navarra, “que perciben en tiempo real sus tributos”, lo que evita el pago de intereses y aumenta la liquidez.

Otro de los objetivos que el plan prevé es que los ciudadanos realicen sus trámites con la ATV íntegramente por medios electrónicos antes de 2023. No obstante, se pondrán equipos informáticos a disposición de los ciudadanos en las oficinas de atención al contribuyente para aquellas personas que no dispongan de estos medios técnicos.

La financiación es perentoria

Preguntado por el nuevo modelo de financiación, Soler ha exigido “acelerar” los plazos y “no esperar ni un día ahora que hay interlocución en Madrid”. “El Botánico lo tiene claro y es una piña por una financiación justa”.

Además, cree que los futuros Presupuestos Generales del Estado (PGE) “respirarán el mismo aroma” que el proyecto que no salió adelante el año pasado, para que la Comunitat disponga de más ingresos hasta el cambio definitivo del financiación; y den apoyo a las políticas progresistas del Botànic.

Suscríbete a nuestra newsletter