Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Sector TIC: magníficos profesionales, pero excesivo minifundismo y atomización empresarial

Publicado el:
Sector TIC: magníficos profesionales, pero excesivo minifundismo y atomización empresarial

2016-Nov-Mesa-Everis-TIC-grupo

Como parte del informe periodístico sectorial sobre las TIC que publicamos en esta edición y con la colaboración de Everis, Economía 3 convocó una mesa de reflexión para analizar la situación, problemática y perspectivas del sector. Además de Raúl Juanes, responsable del área Sector Público en Everis, en la sesión participaron: Vicente Aguiló, director general de TIC en la Generalitat Valenciana; Ignacio Galve, director de Desarrollo de Negocio del Instituto Tecnológico de Informática; Aristóteles Cañero, director de Peaks Business School (primera escuela de negocio que acaba de lanzar un máster sobre Industria 4.0); Alejandro Blasco, decano del Colegio de Ingeniería Informática de la Comunidad Valenciana; y José Manuel García, responsable de Relaciones Institucionales en el Colegio de Ingenieros en Telecomunicaciones de la Comunidad Valenciana. Lo que sigue es un resumen de lo tratado en las casi tres horas de reunión. 

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]

– Con relación al uso e implantación de las TIC en el tejido económico de la Comunidad Valenciana, ¿hay algún aspecto que haga diferente a esta comunidad con respecto a otras?

Raúl Juanes

Raúl Juanes

Raúl Juanes (Everis). Considerando la parte educativa-universitaria, debo destacar que tenemos un colectivo universitario con una cualificación muy alta en cuanto a la calidad de las enseñanzas de ingeniería. No solo hablamos de tener una o dos universidades punteras, sino de una capacidad de generar talento muy importante.

Respecto a la innovación, en los últimos años la ciudad de Valencia se ha visto como un polo de innovación que se ha expandido y que ya se puede encontrar también en Castellón y Alicante, zonas en las que se está creando un núcleo de empresas del sector TIC en el ámbito de la innovación.

 

Para una gran empresa, Madrid o Barcelona tienen un mercado potencial más amplio y es más fácil generar negocio recurrente, pero la Comunidad Valenciana es la cuarta en población –con la tercera ciudad más grande de España–, con una calidad y coste de la vida que no tiene nada que ver con los precios de Madrid o Barcelona.

Entre las desventajas, lo primero a señalar es la situación del Corredor Mediterráneo y su falta de operatividad que puede ser un factor limitante para que ciertas empresas no quieran estar aquí y piensen que, pese a las dificultades, desde Madrid pueden llegar a todas partes.

Otra desventaja relevante es la brecha digital, especialmente importante en esta comunidad. El boom inmobiliario tiró al alza de los empleos y salarios en bastantes sectores vinculados con la edificación y eso se tradujo en el abandono del aula por parte de miles de alumnos. A partir del 2007-2008 se ha hecho evidente que tenemos una brecha digital no solo en la tercera edad, sino también en sectores de la población de entre 30 y 40 años, que no tienen el conocimiento o las bases para adaptarse al mundo digital con lo que hay que hacer programas de adaptación para mejorar su empleabilidad.

Plan Estratégico de las TIC

Vicente Aguiló

Vicente Aguiló

Vicente Aguiló (Generalitat Valenciana). En la Comunidad Valenciana hemos tenido dos momentos diferentes y estamos generando un tercero. Hubo un primer tiempo en el que todo lo que era llevar las TIC a la industria funcionó bien, pero luego vino la crisis, la falta de apoyos y entramos en un segundo tiempo caracterizado por un parón drástico de la actividad.

La Administración tiene la capacidad de ser elemento tractor y, en ese sentido, uno de nuestros objetivos es contribuir a reactivar el sector TIC en la Comunitat desde esta Dirección General. Es el tercer tiempo.

Desde la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico –donde se enmarca esta Dirección General–, estamos volcados en cambiar el antiguo modelo económico. El ladrillo ha supuesto pan para hoy y hambre para mañana. Tenemos que ir a un modelo distinto, para el que no faltan ideas, conocimiento ni emprendimiento, pero hay que asentar el tejido empresarial. Para ello, desde la Generalitat nos hemos marcado unos objetivos y tenemos unas herramientas, el Plan Estratégico de las TIC para el quinquenio 2016-2020, que hemos elaborado en colaboración con ITI. En él hemos hecho un análisis exhaustivo sobre cómo está el panorama TIC en la Comunitat.

El Plan marca tres ejes y 19 líneas de actuación, donde abarcamos todo. Pero nuestra idea no es quedarnos en un ejercicio teórico, sino ir a actuaciones concretas en cada uno de los ámbitos. El reto pendiente ahora es calendarizar esas actuaciones.

Y un tema importante con relación a lo que es el tejido TIC de la Comunidad Valenciana es que estamos en fase de licitación de concursos. Hasta ahora se iba a la línea del macroconcurso, lo que impedía que la pequeña y mediana empresa participara, porque no tenía la posibilidad de poner la fianza de licitación. Estamos sacando lotes más pequeños en los concursos, para dar más posibilidad a la empresa valenciana a que pueda participar y que no solo venga como subcontratada de otras empresas.

Se trata de favorecer a pequeñas, medianas y grandes empresas que tengan asentamiento en la Comunitat y que generen actividad en este territorio, cumplimentando la labor de universidades.

Empresas muy pequeñas

Ignacio Galve

Ignacio Galve

Ignacio Galve (ITI). La capacidad de generar talento, gracias al entorno universitario y de escuelas de negocio que tenemos aquí es una fortaleza, aunque no menos cierto es que, en ocasiones, no somos capaces de retener ese talento y la gente preparada y formada tiene que irse fuera.

Otro aspecto diferencial positivo es ese entorno de emprendimiento que ya se ha señalado, es la capacidad de generar empresas de base tecnológica, que apoyadas por centros de investigación e innovación como ITI, son capaces de plantear soluciones innovadoras que ayudan a las empresas a entrar en nichos de mercado donde ahora no hay competencia .

La contrapartida de lo anterior es que tenemos mucha empresa tecnológica con menos de cinco empleados, lo que dificulta mucho que puedan sobrevivir en tiempos difíciles y les imposibilita acceder a determinado tipo de contratos y proyectos de mayor envergadura. Es un problema que tenemos que abordar, que enlaza con el tamaño de los sectores productivos. Dado el tamaño de nuestras empresas y sectores, es difícil que, en general, puedan adoptar este tipo de tecnologías por su coste de asunción.

También tenemos que ver el mercado en el que nos movemos. Las TIC tienen unos clientes aquí que han estado más pendientes de sobrevivir que de evolucionar tecnológicamente. Se precisa un cambio cultural en los directivos, para hacerles ver que pueden hacer más eficientes sus negocios con las TIC.

Carencias Universidad y Empresa

Aristoteles Cañero

Aristoteles Cañero

Aristóteles Cañero. (Peaks Business School). Coincido con que las universidades valencianas, en aspectos de tecnologías de la información, son excepcionales. Los profesionales egresados de estas universidades están muy valorados dentro y fuera de España. Ahora bien, dicho esto, no menos cierto es que la Universidad tiene carencias en tres aspectos.

En primer lugar, en el desarrollo de cultura emprendedora. Se han dado pasos adelante en el compromiso de las universidades en pro de la cultura emprendedora, pero falta mucho por hacer. En segundo lugar, en la visión de empresa: no se forma a los ingenieros del entorno TIC para desarrollen su rol directivo. Y en tercer lugar, en materia de liderazgo, donde cabe decir lo mismo; no se forma al ingeniero TIC para liderar su organización.

Además, el empresario valenciano, en general, tampoco tiene la innovación y la tecnología como ejes de su estrategia empresarial, a diferencia de las grandes empresas líderes mundiales, para las que su ventaja competitiva ha sido su compromiso con la tecnología y la importancia de las TIC en su modelo de negocio. Y para eso no es necesario ser una empresa gigantesca, porque esas empresas empezaron siendo pequeñas, pero aplicaron tecnología desde el primer momento y eso es lo que les ha dado esa ventaja competitiva.

El empresario de la Comunidad Valenciana ha sabido ser bueno en el comercio, en la internacionalización, e incluso aprendió a ser bueno en industria, pero no hemos sabido encontrar la ventaja competitiva en tecnificar la industria para volver a ser líderes. El acercamiento a la tecnología debe comenzar desde la escuela, pero tenemos que formar a los directivos para que en sus organizaciones sean líderes en tecnología por competitividad, no por capricho.

Alejandro Blasco

Alejandro Blasco

Alejandro Blasco. (COIICV). El sector TIC de la Comunitat es muy dinámico, con muchos agentes implicados. Representa el 10 % en España, con más de 20.000 licencias fiscales vinculadas a este negocio. Pero con la crisis hemos tenido un problema de recursos, pues el tamaño medio de las compañías ha penalizado la evolución del sector. Muchas empresas han cerrado y otras grandes multinacionales han concentrado sus negocios en Madrid y Barcelona. El sector público también ha sufrido estos años un parón de actividad, lo han sufrido los institutos tecnológicos, etc. y, todo ello, ha obligado a muchos profesionales a reinventar su modelo de negocio. Afortunadamente, las perspectivas actuales son de reactivación.

José Manuel García

José Manuel García

José Manuel García. (COITCV). En el sector tenemos la materia gris para hacer muchas cosas, pero durante estos últimos años la industria ha ido perdiendo peso y lo que nos queda es muy pyme y con un cortoplacismo importante, lo que supone una cortapisa fundamental en la visión de futuro. De ahí que algunos profesionales se hayan ido fuera. Pero, a pesar de esto, el tren tecnológico es fácil de coger. El retorno de la inversión en tecnología es relativamente rápido en comparación con otras inversiones, por lo que tenemos la oportunidad de ser un actor importante en la revolución digital. Y, para ello, es importante el papel catalizador de las Administraciones, porque no dejan de ser el mayor cliente.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]