Consecuencias de la crisis económica

¿Qué es la crisis económica y cómo afecta a la vida cotidiana de la sociedad?

Una de las situaciones que más preocupan a las personas es una crisis económica. En esta se crean diversas barreras para poder crecer desde el punto de vista financiero. Todos los países y regiones enfrentan esta situación, ya que forma parte del ciclo económico. Aunque parezca una paradoja, una crisis económica ayuda a hacer ajustes a nivel macro para volver al ciclo de crecimiento. Pero, también la crisis económica puede ser el punto de partida de una recesión económica o una depresión con consecuencias negativas a medio y largo plazo.

La economía forma parte de un ciclo en el que diversos elementos se van desarrollando hasta llegar de nuevo al punto de partida. Este ciclo se repite más rápido o lento dependiendo de cómo interactúen los agentes económicos. En este sentido, es sencillo percatarse de que estamos en medio de una crisis económica. Esto ocurre cuando las empresas dejan de producir la misma cantidad de bienes y los consumidores bajan la demanda de productos, provocando un efecto dominó en todo un país.

¿Qué es la crisis económica?

Puede definirse la crisis económica como el período en el que los indicadores financieros de un país dejan de arrojar números positivos. En este punto comienzan a entrar en un periodo de estancamiento o decrecimiento. Esto se comienza a reflejar en la inestabilidad de los mercados, ya que hay cambios bruscos en la oferta y demanda de productos que afecta el precio de estos bienes. Las actividades comerciales comienzan a restringir o modificar sus operaciones con el fin de resistir la situación y adaptarse al nuevo panorama que hay en el sector.

Por lo general, cuando ocurre una crisis económica los indicadores básicos como la generación de empleo, exportaciones o el Producto Interior Bruto (PIB) disminuyen. Ello hace que se genere una alerta a las empresas para que tomen los correctivos necesarios. Estas coyunturas no son eternas y obedecen a un paso dentro del ciclo económico. Es muy común que después de un periodo negativo la economía vuelva a crecer. Sin embargo, para esto es necesario aplicar políticas que corrijan los factores que han provocado esta caída en el mercado.

¿Cuáles son las causas de la crisis económica?

Existen muchas causas que pueden provocar una crisis económica. Quizás la más común es cuando un gobierno aplica políticas económicas incorrectas que desestabilizan los números de una nación. De esta manera, para revertir la situación es necesario aplicar ajustes a nivel macro. Con ello se persigue atacar el origen de los problemas que están afectando a las personas y empresas, lo que puede tomar un tiempo largo dependiendo de la gravedad de la crisis. No obstante, hay otros elementos que pueden provocar un descenso en los indicadores financieros.

Una catástrofe natural como un terremoto, huracán o inundación son causas muy comunes de crisis económica. Esto ocurre sobre todo en aquellos países que tienen un clima tropical. Los conflictos bélicos también provocan crisis económicas, ya que suponen un coste enorme para los territorios que están en disputa. Además, generan un impacto negativo en todos los rubros financieros. A esto hay que sumarle también los problemas políticos de un país, como enfrentamientos internos o dictaduras, ya que estas no ayudan a crear un ambiente de confianza en los inversores.

¿Qué características tienen las crisis económicas?

Las crisis económicas se caracterizan por disminuir la calidad de vida de los ciudadanos. En esta situación sus ingresos disminuyen y el precio de algunos productos aumenta de forma exagerada. Esto se traduce en un periodo de inestabilidad en el que el gobierno puede tomar decisiones drásticas como regulación de precios o intervención de algunos sectores económicos, entre otros. Otra de sus características es que la inflación tiende a subir. Es decir, las personas necesitan cada vez mayores ingresos para adquirir el mismo bien.

Los gobiernos en pro de mantener la confianza en sus ciudadanos emplean medidas como subsidios a los grupos más vulnerables. De esta manera, esperan contrarrestar los efectos de la crisis económica en estos grupo. La disminución de la producción hace que las empresas efectúen despidos masivos para poder mantener sus estructuras de costes y las operaciones en medio de un ambiente de mucha inestabilidad. Estas medidas de contingencia las aplican las organizaciones en estos momentos de bastante incertidumbre para poder permanecer en el mercado.

Una crisis económica genera mucha preocupación entre los habitantes de un país, ya que es una situación que afecta principalmente a los más pobres y a las personas más necesitadas. Las ayudas del gobierno en muchas ocasiones no suelen ser suficientes para afrontar estas dificultades, siendo esta una de las causas del porqué los niveles de pobreza aumentan tanto cuando hay depresiones o recesiones económicas.

¿Cuál ha sido la peor crisis económica en España?

España ha sido una nación que ha pasado por diversas crisis económicas. Sin embargo, algunos expertos señalan que la vivida en el periodo del 2008 al 2014 ha sido la peor en toda su historia contemporánea. Este problema formó parte de la denominada Gran Recesión, por lo cual sectores como el inmobiliario, financiero y los índices de desempleo llegaron a niveles nunca antes vistos. Una vez superada la crisis costó mucho volver a las cifras anteriores, lo que demuestra el impacto que tuvo en toda España.

Diversos movimientos sociales protestaron durante todos estos años para exigir cambios en el modelo político y económico en el país. Esto provocó una discusión en la alta cúpula que aún sigue existiendo. Los precios de las viviendas subieron tanto que los ciudadanos no podían pagar sus hipotecas. Los bancos redujeron los créditos a la clase media. El elevado déficit de los gobiernos regionales y el paro juvenil fueron algunas de las consecuencias. Todo esto provocado por políticas que no lograron atajar los problemas de raíz.

¿Cómo afecta la crisis económica a las empresas?

Las crisis económicas afectan tanto a las personas como a las compañías. Las empresas necesitan hacer ajustes para poder soportar las nuevas variables económicas que hay en el mercado. Modifican sus estructuras de costes y muchas veces disminuyen los precios de los productos si la demanda cae. Además, aumentar la eficiencia en la cadena de suministros es otra de las acciones que ejecutan las empresas para poder sobrevivir en tiempos de crisis. Estos momentos ponen a prueba a los gerentes y directivos, valorando múltiples factores para estar un paso por delante.

Una crisis es una cadena que afecta a todos. Los clientes obtienen menos ingresos, hay una menor demanda del producto, así que las ventas en las empresas disminuyen. A su vez, al llegar la inflación los costes operativos aumentan de forma progresiva, convirtiéndose en una situación bastante compleja que requerirá de acciones drásticas para poder mantenerse en el mercado. El gobierno junto con los empresarios tiene la responsabilidad de crear la atmósfera necesaria para que todos puedan desenvolverse en su área de trabajo para iniciar la recuperación económica lo más rápido posible.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.