Coronavirus desescalada

Puig opta por “la máxima prudencia” a la hora de pedir el pase a la fase 3

Ha afirmado que aunque todos los indicadores de evolución de la pandemia son "muy positivos", desde la Generalitat actuarán "con la máxima prudencia"

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha dicho que la voluntad del Gobierno valenciano es “permanecer en el estado de prudencia” a la hora de pedir el pase de la Comunitat Valenciana a la fase 3, al ser preguntado si pensaba pedir este cambio de fase para la próxima semana. En declaraciones a los periodistas tras visitar un laboratorio y entidad de inspección especializada de Global Omnium, Puig ha afirmado que aunque todos los indicadores de evolución de la pandemia de coronavirus son “muy positivos”, desde la Generalitat actuarán “con la máxima prudencia”.

Con ello, ha dicho, pretenden fortalecer la “imagen de rigor que quiere mantener la Comunitat Valenciana” de cara la reactivación económica, con el objetivo de fomentar “un Mediterráneo vivo y seguro” que pueda atender a los visitantes con “la mayor seguridad posible”. “Cuando la Comunitat Valenciana pase a fase 3 lo hará con todas las garantías y la posibilidad de ofrecer una seguridad sanitaria, que es un activo fundamental para la reactivación”, ha destacado Puig.

No obstante, ha señalado que seguirán hablando con el Ministerio de Sanidad para ver si hay alguna medida de la fase 3 que se pudiera adelantar la próxima semana, como por ejemplo, permitir la movilidad interprovincial para acudir a una segunda residencia. Puig ha reconocido que su voluntad es que se acelere lo máximo posible “la desfronteización provincial” y que “la unidad territorial sea la Comunitat Valenciana lo más pronto posible”, pero ha señalado que hará las cosas “desde la tranquilidad, poniendo sobre la mesa lo que es la seguridad sanitaria”. Asimismo, ha considerado que primero habrá que ver cómo funciona la entrada en la fase 2, producida este lunes, y cuáles son los resultados y consecuencias de este cambio.

Fondo estatal de 16.000 millones

Por otro lado, Puig ha asegurado que la Comunitat Valenciana tiene una visión “clara y solidaria” sobre el reparto del fondo estatal de 16.000 millones entre las comunidades autónomas para hacer frente a los gastos derivados de la pandemia de coronavirus. Confía en que finalmente se alcance un acuerdo “lo más razonable y justo” posible en el Congreso y que no se perjudique a la Comunitat Valenciana.

Tras afirmar que durante esta semana el Ministerio de Sanidad y las autonomías seguirán profundizando en esta cuestión, ha insistido en reconocer que el primer tramo de ese fondo debe atender el gasto general de las comunidades para hacer frente a la pandemia. No obstante, considera que en los otros tramos debe tenerse en cuenta la realidad demográfica y la realidad fiscal, como en el caso de los 5.000 millones que van destinados “a tapar agujeros por la falta de recaudación”.

Puig entiende que esos 5.000 millones se deben distribuir en función del esfuerzo fiscal de cada autonomía, ya que si una comunidad ha decidido eliminar un impuesto, “no va a perder esos ingresos”, pues ya había renunciado a ellos, al tomar la “decisión política de no tener esa corresponsabilidad fiscal”. “En general el índice fundamental ha de ser siempre la población, pero se pueden añadir otras cosas”, ha defendido Puig, quien ha apuntado que en el caso del Ingreso Mínimo Vital, la Comnitat “tendrá más recursos de los que le tocan por habitante porque, desgraciadamente, tiene 12 puntos menos de renta per cápita”.

Para el president, el debate sobre la fiscalidad y la financiación autonómica ha de hacerse “con rigor y no a beneficio de inventario de una comunidad”; atendiendo el interés general y logrando un “resultado justo, que atienda la igualdad de las personas y la singularidad de las regiones y nacionalidades”.

Proyecto de Global Omnium

A su vez, el president de la Generalitat ha destacado la importancia que tiene la colaboración público privada en el ámbito tecnológico para hacer frente o controlar una pandemia como la del coronavirus, que ha puesto de manifiesto la necesidad de apoyar la ciencia, la tecnología, la investigación y la innovación. Puig ha visitado este martes las instalaciones de General de Análisis, Materiales y Servicios (Gamaser), el laboratorio y entidad de inspección especializada de Global Omnium en el que se desarrolla un método capaz de determinar cuantitativamente el número de unidades genómicas del SARS-CoV-2 presentes por litro de agua.

Se trata, según el president, de un proyecto “innovador” que se pretende extender ahora en toda España, ya que permite detectar de forma temprana rastros genéticos de coronavirus en aguas residuales. Durante su visita, Puig ha comprobado, a través de las mediciones realizadas, cómo está descendiendo la pandemia, y de lo que se trata ahora, ha dicho, es de poder “monitorizar los rebrotes y tener una conciencia más clara de cómo actuar cuando se produzcan”.

Según ha informado Global Omnium en un comunicado, en menos de un mes se han realizado más de 950 muestras en diferentes puntos de la Comunitat Valenciana mediante la herramienta GOAnalytics, capaz de detectar de manera temprana, hasta con una semana de antelación, la presencia de restos del virus en las aguas sucias. “La sectorización hace posible que se tenga la capacidad de poder actuar en aquellos espacios, barrios o ciudades donde finalmente se hayan producido estos rebrotes”, ha asegurado el president.

Asimismo, ha señalado que el objetivo es poder “generalizar esta detección precoz en la Comunitat Valenciana”, algo que sería “muy positivo no solo para ahora, que vemos la línea descendiente de la pandemia”, sino sobre todo de cara al futuro, porque “aun está presente el virus”. Según Puig, con la información recogida con este proyecto, junto a la información epidemiológica y a los datos que tiene Salud Pública, “se puede combatir con muchísima más inteligencia una pandemia tan desoladora como ha sido esta”.

En este sentido, ha defendido la importancia de sumar “toda la inteligencia disponible” para ver cómo frenar esta pandemia y otras que puedan surgir en el futuro, y ha valorado la colaboración público privada en un ámbito como el de la investigación. “Una de las lecciones de esta crisis es que no podemos volver a dejar pasar la oportunidad de apoyar la ciencia, la tecnología, la investigación, el desarrollo y la innovación”, y por eso esta colaboración público privada “es fundamental”, ha destacado.

Por su parte, el presidente de Global Omnium, Eugenio Calabuig, ha explicado las características de GOAnalytics, “una herramienta fiable que ha sido posible gracias a un proyecto de investigación desarrollado con el CSIC desde hace tres años”. “Este es un sistema centinela capaz de monitorizar y alertar de manera temprana los genomas del virus en el agua de manera que podemos controlar si existe el virus y en qué cantidad”, ha destacado.

A preguntas de los periodistas, Calabuig ha afirmado que están trabajando en Valencia y en otros seis municipios de la Comunitat Valenciana, así como en otros puntos de Andalucía, y el norte y centro de España. En la visita han participado también la consellera de Sanidad, Ana Barceló; el alcalde Paterna, Juan Antonio Sagredo; la investigadora del CISC-IATA Gloria Sánchez, y el CEO de Global Omnium Dionisio García Comín.

coronito

Suscríbete a nuestra newsletter