Madrid, Forum Europa

Las 10 líneas de acción con las que Ximo Puig ha reafirmado al Botànic en Madrid

Anuncia medidas medioambientales como el Plan Reforesta y un proyecto en l’Albufera, así como un Observatorio del Trabajo Decente contra la precariedad

Ximo Puig durante su intervención ayer en Madrid. |

El president de la Generalitat, Ximo Puig ha destacado en Madrid, en el encuentro organizado por Nueva Economía Fórum, al que han asistido como invitados la presidenta del Senado, Pilar Llop; el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo; el de Ciencia, Pedro Duque; la de Industria, Reyes Maroto; y la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, entre otros representantes nacionales y valencianos, que el “debate español necesita menos ruido, menos furia y menos temores”.

Considera que “hay miedo al cambio, a la diferencia, a la revolución tecnológica y al colapso climático” y frente a ello cabe “la confianza”. Apartándose del derrotismo y del inmovilismo, que implica: “un capitalismo extremo donde todo vale, una depredación del planeta insostenible y una España con grietas territoriales y muros imaginarios que dificultan la convivencia”, el president ha urgido a un cambio “climático: de clima político”.

Así, ha dicho que desde una perspectiva progresista deben trabajarse en 10 grandes líneas de acción, en las que está inmersa la Comunitat en esta segunda legislatura del Botànic, y que responden a 3 principios básicos: justicia social; desarrollo sostenible y cohesión territorial.

Respecto al primero:

1) A juicio del president no hay justicia social sin igualdad, y más aún, por motivo de género. Por ello, Puig ha exclamado “basta ya al terrorismo cotidiano de este país, que es el machista”. Se ha comprometido a abolir la prostitución: “mi gobierno será todo lo contundente que permita la ley para conseguir una tierra libre de prostitución, por lo que ha encargado un informe a la abogacía de la Generalitat para avanzar “en nuestro ámbito competencial”.

Además de recordar en este sentido, el Pacto Valenciano contra la Violencia de Género, con casi 300 medidas acordadas, y la puesta en marcha de la Oficina de Denuncia y Asistencia Integral a las Víctimas de Violencia de Género, acordado con el Ministerio del Interior, que empezó en València y que en esta legislatura se ampliará a Alicante, Castelló y Elx.

2) Somos el tercer país europeo con mayor pobreza infantil: “un objetivo irrenunciable es acabar con la situación de los 260.000 niños y niñas que en la Comunitat viven en riesgo de pobreza”.

3) La economía digital no puede abocar a la exclusión laboral de los trabajadores ni a su precariedad permanente. En opinión del president se han de aprovechar las oportunidades que brinda todo cambio tecnológico, pero dando siempre una visión ética a las transformaciones.

Así, se va a activar un Observatorio del Trabajo Decente, para combatir la economía sumergida, la feminización de la pobreza y la precariedad laboral que atenta contra las ocupaciones medias.

4) Es necesario atender a las capas sociales más vulnerables, “nuestro itinerario en este sentido está en la universalización de la sanidad; la eliminación del copago; la gratuidad de los libros de texto; la implantación progresiva de la educación de 0 a 3 años; ayudas de 500 € al mes para preparar oposiciones, y planes de primera oportunidad laboral, que han contribuido a reducir el paro juvenil valenciano del 51 al 29 % en cuatro años y medio”.

5) El desarrollo inclusivo. Así, según Puig, el sistema valenciano de dependencia ha duplicado el número de personas atendidas en cuatro años, siendo la comunidad que más dependientes sumó al sistema en 2019. Además los valencianos esperan un mes menos para ser operados que la media de España y se han creado 7.866 plazas de profesorado.

2º: Desarrollo sostenible

Que se basará en una estrategia marco anunciada por el president en Madrid: “Desarrollo 5.0”, bajo el impulso de “nuevas actividades tecnológicas, la modernización de nuestros sectores productivos y  el aterrizaje en la nueva economía sin que nadie se quede atrás”, ha dicho.

6) Plantea un plan de cooperación público-privada en el ámbito de las infraestructuras para la movilidad y de la vivienda en la Comunitat Valenciana: “el derecho a una vivienda digna y a una movilidad eficiente que facilite la conciliación”.

7) El “Green New Deal”, un Pacto Verde Valenciano, que incluirá un Plan Integral de Reforestación: “el Pla Reforesta va a ser el pulmón de nuestro futuro”. Y es que asegura el jefe del Consell que exigirá una estrategia específica de la Unión Europea para el Mediterráneo, al ser la zona cero de los efectos del cambio climático; al tiempo que ha anunciado la redacción de un proyecto integral para la recuperación de l’Albufera.

Además, los 1.619 edificios de la Generalitat solo utilizarán energía verde al final de este mandato.

8) Innovación. Con la ayuda de Nuria Oliver, se acaba de lanzar la Estrategia de Inteligencia Artificial de la Comunitat Valenciana. Alicante se haya convertido en la primera ciudad del sur de Europa que integra la red europea en Inteligencia Artificial, llamada Ellis.

Y la próxima semana, Telefónica pondrá en marcha en València su centro de Investigación y Desarrollo en ciberseguridad.

3º: Cohesión territorial

9) La financiación de las Comunidades Autónomas ha de garantizar un Estado del Bienestar potente. “Los valencianos no queremos privilegios, pero tampoco discriminaciones. Percibimos 2.000 millones menos al año que Galicia y 4.000 menos que Cantabria, que tienen una renta per cápita similar a la nuestra”. 

“Urge el nuevo sistema de financiación autonómica”, ha dicho y ha apuntado que la reivindicación valenciana “no es identitarista”.

10) Hay que descentralizar el poder concentrado en Madrid, ya que el “efecto capitalidad”, se traduce, a su entender “en un “dumping fiscal” generador de asimetrías. Un “dumping fiscal” antipatriótico y perjudicial para el resto de comunidades”.

Entre las conclusiones Ximo Puig ha asegurado que “quien sea incapaz de entender bien todas las miradas de España, y de apreciarlas como se merecen, será imposible que la gobierne bien”.

Y ha resumido con una metáfora la socialdemocracia: “una escalera -que permite ascender dando a todos las mismas oportunidades- y una red -que amortigua y salva a quienes caen para permitirles volver a escalar-“.

Suscríbete a nuestra newsletter