¿Qué es el Short Squeeze?

Short Squeeze en bolsa: ¿Qué es y cómo identificarlo cuando ocurre?

Todo inversor que posea activos en bolsa debe conocer lo que es el Short Squeeze de forma de estar prevenido ante esta situación. La misma comienza cuando un inversor, más que todos los considerados grandes inversores, toma prestado los activos de una empresa. Los toma ya que pronostican que con el tiempo estos tendrán una baja de precio durante un lapso de tiempo. Si durante ese período los precios bajan, la intención de la persona es comprar acciones para luego devolverlas. Sin embargo, si pasa el Short Squeeze, tendrán que comprar los activos a precios más altos.

¿Qué es un short squeeze?

El Short Squeeze hace referencia a cuando una acción que se encontraba baja, de un momento a otro sube de valor, lo que obliga a los inversores y operadores que habían apostado a que ese activo se mantendría bajo, a comprarlo a un precio mucho más alto. Normalmente se dice que todos aquellos accionistas que invierten en productos que, en su momento, poseen precios bajos, y luego sus montos suben repentinamente se ven envueltos en un círculo vicioso.

Esto se da, ya que los accionistas se van a ver obligados a comprar títulos de esas compañías que pensaban que iban a caer en el mercado para poder solventar las posiciones bajistas que una vez abrieron. Por lo tanto, el Short Squeeze le puede ser muy beneficioso a esas empresas que en un principio se pensaban que iban a caer y, de un momento a otro, logran resurgir y sus acciones empiezan a subir. Sin embargo, este método no les conviene mucho a los accionistas que invierten en títulos con bajos precios y después estos suben.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

¿Cuáles son las causas de un short squeeze?

Lo que ocasiona un Short Squeeze es el aumento inesperado de un activo, usualmente una acción. En este caso, todos los accionistas que han invertido en corto tratarán de salir lo antes posible de su posición antes de que los precios suban nuevamente. Todo este trámite trae como consecuencia que la demanda de los activos aumente a gran nivel y que la oferta se reduzca igualmente. Además, esto ocasiona, a su vez, que las demandas y ofertas aumenten el valor de esos activos y a que se produzca un estrangulamiento de posiciones cortas.

Esto ocurre cuando los inversores en corto tratan de subir de posición. Para ello necesitan comprar las acciones que tengan en el mercado. Al mismo tiempo, un Short Squeeze puede pasar en cualquier momento. Otra de las razones de que ocurra se puede deber a que hay pocas posibilidades de vender en corto. Esto ocasiona que se creen diversas burbujas de precios en el mercado. Lógicamente, si la persona no puede apostar en contra de un activo, el mismo puede ir subiendo de forma prolongada en un período de tiempo determinado.

¿Cómo identificar un short squeeze?

Muchos inversores y accionistas, para poder saber cuándo se llevará a cabo un Short Squeeze, utilizan diversos gráficos por medio de los cuales pueden observar si un activo ha sido sobrevendido. Si este, efectivamente, ha sido sobrevendido, hay altas probabilidades que para las próximas sesiones aumente su valor. Asimismo, para conocer los gráficos y saber cuáles son las acciones que serán sobrevendidas se tiene a disposición dos indicadores que son los que normalmente usan los inversionistas: Williams %R e índice de fuerza relativo (RSI).

Ambos indicadores podrían emparejarse con el interés a corto plazo de los bienes. En este sentido, significa el número total de activos vendidos en corto. Pero que todavía no han cerrado sus posiciones y no han cubierto su demanda, lo cual se representa en porcentaje. A través de estos índices se puede verificar si se está vendiendo más o menos acciones en corto. Lo que traería, en caso de que ese número sea menor, que los inversores están esperando a que sus activos suban y poder venderlos a precios más altos.

¿Es bueno o malo?

Determinar si el Short Squeeze es bueno o malo solo dependerá de la posición en la que se encuentre el inversionista al momento de realizar la compra y venta en el mercado. En caso de que se invierta en corto esperando a que la acción baje de precio en las próximas sesiones y, por el contrario, la acción suba de valor, no representa ventaja para el inversionista. Ya que se apresuró en comprar los activos que subieron de precio y en donde en su momento hizo una inversión.

En cambio, para la empresa que de un momento a otro subió el valor de sus títulos, le traerá múltiples beneficios. Ya que diversos inversores compran las acciones, y entre más personas la compren, mayor será el valor que irán adquiriendo estas en un futuro. Esto obliga a los accionistas que una vez invirtieron en esa empresa pensando que esta tendría una baja, que paguen mucho más de lo que tenían pensado. Asimismo, hay que tener en cuenta que el mercado es muy volátil, por lo que se puede estar en la cima y luego bajar repentinamente.

¿Qué ocurre después de un short squeeze?

Como se ha mencionado anteriormente, un Short Squeeze se puede definir como un alza de los precios de las acciones que en su momento estaban en posiciones bajas. Lo que trae como consecuencia que los accionistas que invirtieron en ellas salen apresurados a cubrir sus posiciones para no tener pérdidas. Estos vendedores apuestan a que los activos de esas empresas bajarán. Por lo que cuando pasa lo contrario, dichos vendedores se verán en la obligación de cerrar sus lugares.

Esto ocurre cuando los accionistas empiezan a comprar los bienes que anteriormente habían vendido. Por lo que los mismos empiezan a subir de valor de forma rápida en poco tiempo. Es por eso que cuando sucede un Short Squeeze el mercado se descontrola y los precios empiezan a aumentar extraordinariamente. Además, cada vez que un inversor cierra su posición se crea un efecto en cascada que beneficia a que los activos posean montos altos. De la misma manera, un Short Squeeze viene acompañado de un pico, en el volumen de operaciones realizadas.

Ejemplos de short squeeze

Uno de los ejemplos más recientes de Short Squeeze es el que sucedió en 2020 con la compañía Tesla (TSLA). La misma era famosa por las acciones más vendidas en corto. Sin embargo, una serie de circunstancias repentinas, pero positivas para la empresa. En las que se incluyen los resultados del cuarto semestre. Los cuales lograron aumentar las expectativas, hicieron que sus activos subieran a más de USD 900 por cada acción. Esto llevó a que muchos inversionistas en corto cerrarán sus posiciones y tuvieran pérdidas en su capital.

Una situación similar ocurrió con la empresa Volkswagen (VOWG) en 2008. La misma en solo dos días subió el valor de sus acciones de 210 € a 1000 €. Este Short Squeeze sorprendió totalmente al mercado, y durante un período de tiempo esta compañía fue catalogada como una de las más valiosas en todo el mundo. En esos momentos, Porsche anunció que había recibido el 74% de los bienes con derecho a voto en Volkswagen. Esto ocasionó que muchos inversionistas tuvieran que pagar hasta 1005 € por cada acción adquirida, lo que trajo que muchos de ellos cerrarán sus posiciones.

IMSKE-artroscopia
IMSKE-protesis

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.