Skale como opción de red de criptomonedas

Red SKALE: Cómo puede ayudar a escalar el uso de criptomonedas

SKALE es una red blockchain elástica de código abierto que brinda a los desarrolladores la capacidad de aprovisionar fácilmente cadenas totalmente descentralizadas altamente configurables. Sirve como una capa de seguridad y ejecución que se conecta con Ethereum y está profundamente integrada en la red Ethereum. La red crece linealmente para admitir miles de cadenas de bloques independientes, cadenas de almacenamiento de archivos y otros tipos de subcadenas. Eso sí, todas vinculadas a la red principal pública de Ethereum y totalmente compatibles con todo el ecosistema de Ethereum.

SKALE usa el token SKL: un token de uso híbrido que representa el derecho a trabajar en la red como validador, participar como delegado o acceder a una parte de sus recursos. El uso de una solución de capa de ejecución como la red SKALE es muy eficaz para crear y escalar aplicaciones basadas en Ethereum. Esto abre el potencial para un espectro de casos de uso en constante expansión, desde juegos y finanzas descentralizadas hasta aplicaciones de productividad y medios.

Los principales beneficios de las cadenas laterales elásticas de SKALE incluyen un mayor rendimiento de transacciones, una finalización de transacciones más rápida y costos de transacción reducidos. Todas estas capacidades se traducen en experiencias de usuario mejoradas y un modelo económico más sostenible. Adicionalmente la red SKALE incluye una mayor capacidad de almacenamiento y un mayor control del procesamiento de transacciones. El uso de SKALE también puede ayudar al proceso de desarrollo al acelerar el desarrollo de aplicaciones y la introducción de nuevas funciones.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

¿Qué es la red SKALE?

SKALE es una red de cadena de bloques “elástica” descentralizada y de código abierto diseñada para escalar aplicaciones Web 3. Las cadenas SKALE son cadenas de bloques configurables y específicas de la aplicación (a menudo llamadas “fragmentos dinámicos”) que existen una capa por encima de la cadena de bloques Ethereum. Los desarrolladores pueden alquilar cadenas SKALE, cada una de las cuales actúa como una plataforma de contrato inteligente privada. Es compatible con Ethereum con tiempos de bloqueo más rápidos y la capacidad de procesar más transacciones por segundo.

La red SKALE tiene como objetivo escalar los contratos inteligentes, no necesariamente el rendimiento de las transacciones. Es como un Ethereum de alto rendimiento, como una cadena lateral de servicios. Donde los desarrolladores pueden implementar sus propias cadenas de bloques específicas de aplicaciones. Dentro de la red, sus dapps se beneficiarán de miles de TPS con tarifas de gas cero (monto que los usuarios cancelan a mineros en un protocolo de blockchain, para que su transacción se incluya en el bloque) y complementos como el almacenamiento de archivos.

Además de ejecutar contratos inteligentes de estado completo, las cadenas SKALE ofrecen almacenamiento descentralizado y pueden ejecutar el aprendizaje automático en contratos inteligentes. Más de 40 aplicaciones descentralizadas se están construyendo actualmente en SKALE, que van desde juegos hasta finanzas descentralizadas, transmisión de audio, etc. La combinación de SKALE y Ethereum es una nube verdaderamente descentralizada que permite que las aplicaciones Web 3 compitan con Web 2 tanto en términos de costo como de rendimiento.

¿Cómo nació este proyecto?

En 2017 los cofundadores de Skale, Stan Kladko y Jack O’Holleran buscaban construir una empresa en el espacio criptográfico. Ambos querían crear aplicaciones descentralizadas y se encontraron con problemas similares con el escalado y la creación de una experiencia de usuario que no fuera un cuello de botella para el crecimiento. A Stan se le ocurrió la arquitectura y la mecánica iniciales de SKALE como una forma de escalar las diferentes aplicaciones en las que estaba trabajando.

Durante sus colaboraciones iniciales con Jack, se dieron cuenta de que existía una oportunidad de mercado potencial para crear una nueva capa de alto rendimiento que pudiera funcionar junto con Ethereum y permitir que las nuevas dapps superaran los cuellos de botella de escalamiento. Las cadenas de bloques existentes necesitaban una solución de escalado como mercado para nuevas aplicaciones descentralizadas, como intercambios descentralizados (DEX). Fue entonces cuando nació SKALE. El 1 de enero de 2018, Jack y Stand lanzaron formalmente el Proyecto SKALE.

Después de dos años y medio de desarrollo y pruebas, SKALE anunció su plan de implementación gradual de la red principal. Parte de este plan era organizar una venta pública de tokens SKL a través de la plataforma Activate de ConsenSys Codefi. SKALE lanzó la primera fase de su red principal el 30 de junio de 2020. A esto le siguió la venta de tokens de ConsenSys Activate, que concluyó en septiembre de 2020 con casi 4.000 participantes en 90 países.

¿Cómo se relaciona con Ethereum?

Ethereum está experimentando un crecimiento explosivo, lo que resulta en congestión de la red, picos masivos en los precios y tiempos de confirmación lentos. Todos estos problemas de escala están creando una experiencia de usuario deficiente y tarifas altas incluso para las transacciones más simples. Esto, en última instancia, está inhibiendo el crecimiento y la adopción de la red. Al trabajar junto con Ethereum la red SKALE tiene como objetivo reducir los costos y mejorar drásticamente la velocidad de las transacciones.

Esta red ofrece a los desarrolladores sus propias cadenas de bloques SKALE específicas de dapp. Con esto podrá permitir que las aplicaciones Web 3 compitan con las aplicaciones tradicionales en términos de costo y rendimiento, lo que le dará a Ethereum la capacidad de escalar a los niveles necesarios para una verdadera adopción masiva. La red SKALE es parte de la comunidad Ethereum y, al mismo tiempo, tiene una identidad propia lo que aporta valor a este.

Podríamos decir que la red SKALE opera como un proveedor descentralizado de almacenamiento y computación en la nube, brindando rendimiento y escalabilidad a la cadena de bloques Ethereum.  Es decir, todos los protocolos de la red SKALE son interoperables y compatibles con la cadena principal y con todo el ecosistema de Ethereum. Esto proporciona los beneficios de la descentralización sin comprometer la computación, el almacenamiento o la seguridad.

¿Cuál es el token nativo de SKALE?

El token nativo de SKALE es el SKL y se basa en un innovador estándar de token ERC-777 que admite la delegación a nivel de token. El RC-777 es compatible totalmente con ERC-20, el token estándar de Ethereum, por lo tanto, también es compatible con todos los participantes de la plataforma que posean soporte ERC-20. El token SKL en la red SKALE tiene entre sus funciones más importantes contribuir a la seguridad de la red mediante el replanteo y la delegación.

SKL tiene los siguientes casos de uso: Seguridad de red e Hipoteca de tokens, donde los titulares de tokens SKL pueden comprometer y delegar tokens SKL a los nodos de verificación. Estos nodos de verificación pueden garantizar el funcionamiento normal de la red SKALE verificando bloques, ejecutando contratos inteligentes y asegurando la red. También se usan como medio de pago. En este modo los desarrolladores pueden usar tokens SKL para comprar acceso de suscripción al nivel inferior de la cadena de bloques dedicada.

Adicionalmente los usuarios pagan a SKALE en un modelo basado en suscripción para alquilar recursos como cálculo, almacenamiento o ancho de banda durante un período de tiempo predeterminado en forma de Elastic Sidechain. Los validadores apuestan a SKL en la red y luego obtienen el derecho de ejecutar nodos y ganar tanto tarifas como tokens a través de la inflación. Los delegados pueden delegar sus tokens a validadores y ganar recompensas.

¿Qué ventajas tendría su consolidación?

La adopción masiva de aplicaciones descentralizadas (dapps) se ha frenado debido a la mala experiencia del usuario derivada de la latencia, los altos costos y los flujos de trabajo engorrosos. De consolidarse la red SKALE, que está diseñada específicamente para mejorar la experiencia del usuario de las dapps, los desarrolladores podrían aumentar significativamente las velocidades. Además, va a reducir de manera drástica los costos y se podrán crear flujos de trabajo sin interrupciones para los usuarios finales.

Los desarrolladores pueden utilizar su propia cadena SKALE para lograr velocidades similares a las de Internet sin comprometer la computación, el almacenamiento y la seguridad. Y dado que SKALE es compatible con EVM, los desarrolladores de dapp pueden integrar fácilmente sus contratos inteligentes de Ethereum con SKALE. Muchas dapps del programa innovador de SKALE ya están ejecutando sus contratos inteligentes en la red de prueba de cadenas laterales elásticas de SKALE.

Como vemos las principales ventajas que se derivan de la consolidación de la red SKALE están orientadas al mundo de las dapps. De hecho, los desarrolladores de las aplicaciones descentralizadas ven en este nuevo modelo un apoyo y una base para desarrollar grandes proyectos. Además, la facilidad de conectarse con Ethereum hace que la red SKALE tome mucho más valor y sea mucho más atractiva para inversionistas de diferentes rubros.

LANTANIA: el futuro en construccion campo solar-300
LANTANIA: el futuro en construccion campo solar-300

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.