El modelo de negocio

Modelo de negocio: ¿Qué es y cuáles son sus características principales?

Al decidir iniciar un negocio, se deben tomar en cuenta algunos factores y seguir ciertos pasos. Por supuesto, se trata de algo que va a tomar tiempo y dinero, de allí que sea fundamental cumplir cada uno de ellos. Además, una de las primeras cosas que debes hacer, es crear un modelo de negocio, incluso antes de hacer un plan de negocios como tal, esto es de vital importancia. Y hoy te explicamos todo lo que necesitas saber sobre este tema.

¿Qué es el modelo de negocio?

Se trata de una herramienta en la cual se planifica con detalle cómo se va a llevar a cabo, el negocio que se pretende desarrollar. Allí se detalla todo lo necesario y la forma cómo se va a ejecutar la idea de negocio que tienes. Sin duda, es un documento de suma importancia que todo tipo de empresa debe elaborar en sus inicios. La confección de un modelo de negocio le permite a los dueños o creadores de la idea planificar mejor cómo funcionará todo.

En este modelo, se especifica cuál es el tipo de producto a vender, cómo se va a insertar en el mercado y cuáles son los tipos de clientes que lo van a comprar. Esto permite la creación de estrategias de ventas que realmente sean efectivas para tu empresa. Así pues, su importancia radica en el hecho de permitir planificar todo lo necesario, no solo en el ámbito de presupuesto, sino también en cuanto a estrategias de ventas adecuadas.

¿Cuáles son los tipos de modelo de negocio?

Vale la pena destacar que hoy en día existen varios tipos de modelo de negocio y cada uno de ellos es importante. De hecho, cada uno de ellos puede ser utilizado en los variados y diferentes tipos de empresas que existen. Entre algunos de los principales y más aplicados de todos se encuentran los modelos de negocio de fabricación, distribución y retail de productos. Para este tipo de empresas, se tienen que tener en consideración aspectos bastante puntuales, en especial al respecto del presupuesto de que se dispondrá.

Además, está el modelo de e-commerce, que es muy empleado hoy en día. Esto, gracias a que busca adaptarse a la organización de todas aquellas ideas empresariales que se lleven a cabo de forma 100% online. Asimismo, están los modelos de suscripción, mayormente para los negocios que ofrecen servicios, o los modelos de contratación pública, para quienes se manejen dentro de la administración pública. No podemos pasar por alto también el modelo de patentes para el desarrollo de productos que sean exclusivos.

Pero, esto no acaba aquí, ya que también existe el modelo de negocio de publicidad. El mismo está destinado a las ideas de negocio cuya principal fuente de ingresos provenga de la publicidad. Por último, tenemos el modelo de negocio de franquicia, utilizado para la concesión de licencias para que otros trabajen bajo una marca de renombre. Como puedes ver, esta variedad de tipos de modelo de negocio permite la organización de cualquier tipo de idea de negocio desde el inicio.

¿Cuáles son las características de un modelo de negocio?

Cada modelo de negocio cuenta con características bastante específicas. En principio, se trata de una herramienta que no tiene límites y que es capaz de adaptarse a cualquier tipo de negocio. Además, la planificación y el análisis que realizas con esto, te proporciona una idea de negocio de gran valor que destaca entre las demás. Del mismo modo, te permite definir de forma clara cuáles son tus clientes objetivos para así determinar cómo debes promocionar y vender tus productos.

Cabe resaltar, que también es una herramienta que permite dar la rentabilidad que tanto necesita a tu idea de negocio. Pues, es gracias a ella, que podrás evaluar de cerca qué tan rentable o no, resulta tu idea, en cada uno de los aspectos necesarios. Además, cuenta con una increíble adaptabilidad, tanto si se trata de un negocio pequeño o una empresa grande ya consolidada que quiere una sucursal. En pocas palabras, cualquier tipo de empresario o emprendedor puede hacer uso de la misma.

Asimismo, también cuenta con la característica de ser muy fácil de elaborar. Es decir, que cualquier persona que desee implementar una idea de negocio, podrá armar su propio modelo sin ningún problema. La unión de todas y cada una de estas características hacen que esta herramienta cuente con alta funcionalidad y factibilidad. Así que, si realmente quieres poner en marcha tu idea de negocio, debes crear tu propio modelo de negocio. Al ponerlo en práctica, verás sobre el papel de forma más clara y organizada como alcanzar tus metas.

¿Cómo hacer un modelo de negocios?

Para iniciar la elaboración de un modelo de negocio efectivo, lo primero es conocer, quienes son tus clientes objetivos y cuáles son sus necesidades. De esta manera, podrás orientar mejor la estructuración de tu emprendimiento. Luego de esto, debes investigar a fondo, cómo funciona el mercado en el sector de tu idea y cómo se está comportando tu competencia más directa. Basándote en esta información, podrás definir de manera más precisa tu propuesta de valor, para tus potenciales clientes.

Recuerda también, que necesitas hacer una buena introspección cuando pienses en la planificación. De ese modo, podrás evaluar cuáles son los recursos con los que cuentas y cómo deberás distribuirlos para que tu proyecto funcione adecuadamente. Establece con antelación cómo quieres que se desarrolle la relación entre tu empresa y tus clientes y elige el canal adecuado para la comunicación con ellos. También, debes tomar en cuenta todo lo que tiene que ver con la publicidad de tu negocio y el modo en el que la vas a desarrollar para llegar a más personas interesadas.

Algo que no se puede pasar por alto, es establecer, cuáles son los recursos que necesitarás y que serán claves para el desarrollo de tu idea. Entre ellos, se encuentran los recursos intelectuales, financieros, humanos, etc. De igual forma, necesitas identificar de forma correcta cuál será la principal fuente de ingreso de tu negocio. Ya que, esta puede variar según funcione tu negocio, por medio de venta, suscripción o por medio de servicios. Para finalizar, recuerda sacar los cálculos necesarios para conocer el costo de los involucrados en tu negocio.

Ejemplo de modelo de negocios

La mejor manera de ejemplificar la efectividad de los modelos de negocios, es hablando sobre aquellas empresas que lo han utilizado adecuadamente y que han triunfado. Si tomamos como ejemplo, los modelos de negocio de e-commerce, seguramente estarás pensando en plataformas como Amazon o eBay. Efectivamente, estos son un buen ejemplo de una idea de negocio bien planificada. En ellos, se ha cuidado correctamente, cada mínimo detalle que pudiera intervenir o no en la compañía. De allí la importancia, de emplear siempre el modelo de negocio, que se adecúe mejor a tu idea de negocio.

Tipos de modelo de negocios

Al iniciar un negocio en Internet es preciso elegir el mejor modelo para vender, llegar al mayor número de clientes, ofrecer valor y generar ingresos, indican desde Negocios y Emprendimiento, además de seleccionar el sistema más adecuado para la tienda online.

Marketing de afiliados

Se trata de llegar a un mayor número de clientes a través de los “afiliados” o personas que buscan obtener ingresos como comisión por vender los productos de otras empresas. Este modelo es muy rentable para los denominados ‘infoproductos’ o ‘productos digitales’, debido a la facilidad de su distribución.

Brokers

Los brokers o creadores de mercado son intermediarios que facilitan las transacciones entre compradores y vendedores, que obtienen ingresos mediante el sistema de comisión fruto de las ventas que se consiguen en sus plataformas. Paypal es uno de los ejemplos de éxito, ya que ofrecen herramientas y sistemas que facilitan la realización de compras y ventas en la red.

Publicidad

Para obtener beneficios mediante este modelo de negocio es necesario conseguir un elevado volumen de tráfico, que será la única forma de poder conseguir rentabilidad en un sitio web. Consiste en crear contenidos a través de la realización de blogs, foros, vídeos o comunidades, los cuales deben ser atractivos para obtener un elevado número de seguidores para luego insertar publicidad.

Comercio electrónico

La venta a través del comercio electrónico es una forma de negocio muy rentable. La clave está en hacerle la vida lo más fácil posible a tus clientes, quienes pueden adquirir los productos de una empresa desde su propia casa, siguiendo unos sencillos pasos. Para ello, es conveniente ofrecer todos los medios de pago que existen en el mercado. El ejemplo más paradigmático es Amazon.

Plataformas colaborativas

El crowdsourcing debe su éxito a las plataformas de colaboración colectiva. Se trata de dejar determinados procesos en manos de un grupo masivo de usuarios, es decir, externalizar las tareas de una empresa. Ejemplos de este modelo de negocio son, entre otros, Wikipedia y Treadless.

Compra colectiva

La compra colectiva o el Shopping 2.0 se apoya en sitios web donde los clientes pueden demandar cualquier tipo de artículo que se adquirirá de forma grupal a un precio menor. Por ello, constituyen lugares muy adecuados para llevar a cabo la promoción de los productos o servicios de una empresa a precios reducidos. Entre las empresas modelo de este sistema de venta en Internet destacan web como Groupon y Privalia.

Métodos de suscripción y ‘freemium’

El modelo ‘freemium‘ nació ofreciendo en un principio servicios gratuitos durante un tiempo limitado para más adelante proponer otros servicios bajo suscripción o Premium. En la actualidad, muchas empresas ofrecen servicios de pago y gratuitos según la necesidades de los clientes. El servicio que se brinda debe ser muy útil para que interese a un número muy elevado de personas para que estén dispuestas a realizar el pago por disfrutar de ellos.

warmia-Mazury-Polska
Randstad-Verano-300
warmia-Mazury-Polska
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.