Ley de propiedad Horizontal
Adelanto

Adelanta tus rentas e incrementa tu patrimonio

Ley de la propiedad horizontal: ¿Qué es y cómo está estructurada?

La construcción y utilización de todo tipo de vivienda o edificación dentro de España debe de realizarse cumpliendo con una serie de leyes de modo que todo se dé bajo el marco de lo legal. De allí que sea tan importante conocer sobre todo este tipo de leyes. En esta oportunidad te hablaremos sobre la Ley de Propiedad Horizontal y sobre cómo está estructurada la misma. De ese modo podrás conocer sobre la ley que está vinculada con las comunidades de propietarios.

¿Qué es la Ley de Propiedad Horizontal?

Lo primero que se debe conocer es la definición de la Ley de Propiedad Horizontal. Se trata de una ley creada por la legislación española que se encarga de regular todo lo que tiene que ver con los derechos y obligaciones de las conocidas como comunidades de propietarios o complejos inmobiliarios privados. Una propiedad horizontal hace referencia a los pisos o los locales que componen un edificio, los cuales, si bien son utilizados de forma independiente, comparten algunos elementos en común entre todos ellos.

Un ejemplo de esto puede ser aquella edificación de una comunidad de propietarios en la que, si bien cada persona habita en un piso en específico, todos los vecinos hacen uso de las escalares, ascensores, el portal, entre otros. De ese modo, la ley de propiedad horizontal se crea con la finalidad de organizar todo lo respectivo al desarrollo de vida y actividades dentro de la edificación en cuestión. De ese modo cada persona que habita allí puede conocer cuáles son sus derechos y deberes.

¿Qué temas aborda la ley de la propiedad horizontal?

Dentro de la Ley de Propiedad Horizontal, se tratan, principalmente, los temas de las obligaciones de los propietarios. De ese modo, dentro de esta ley se exponen tantos las obligaciones de los elementos que son de uso común, como para aquellos elementos de tipo privados. En primer lugar, es importante cumplir con el deber de respetar las obligaciones comunes. Es decir, aquellas que todos los vecinos comparten entre sí. Además de siempre contribuir cuando surjan gastos generales para el cuidado y mantenimiento de la edificación.

Entre otros de los temas que se expresan dentro de esta ley se encuentran los derechos que tienen los vecinos de la comunidad. Así como el número de propietarios con el que se debe contar para poder tener un acuerdo dentro de una junta de propietarios. Del mismo modo se estipula cuál debe ser la labor del administrador dentro de la propiedad horizontal. Por lo tanto, se trata de una ley muy completa que rige las normas de convivencia y funcionamiento de toda comunidad de propietarios.

¿Cómo está estructurada la ley de propiedad horizontal?

La ley de propiedad horizontal dentro de España es conocida también como la Ley 49/1960. Estamos entonces ante una ley que tiene más de 60 años en vigor. Pero, por supuesto, se han realizado modificaciones en la misma a lo largo de los años, para adaptarla a la realidad actual. Es así como se han realizado un total de ocho modificaciones, la última que se realizó se efectuó en el año 2013.

Además, en lo que respecta a la definición de lo que es una propiedad horizontal, esta aparece de forma clara en el artículo 396 dentro del Código Civil de España. Es importante destacar que esta es una ley que está compuesta por un total de 24 artículos que se encuentran subdivididos en tres capítulos. El capítulo I está dedicado a las disposiciones generales, el capítulo II al régimen de la propiedad por pisos o locales y el capítulo III al régimen de los complejos inmobiliarios privados.

¿Cuál es la finalidad de la ley de propiedad horizontal?

El objetivo de la creación de esta ley, como bien lo hemos venido mencionando, es regular todo lo respectivo a las actividades que se deben realizar dentro de una propiedad horizontal. Es una ley que contiene las normas, los deberes y derechos de los propietarios. Y otros detalles como la función de las juntas y todo lo que se necesita para llegar a un acuerdo entre todos los vecinos. Por lo tanto, es una ley que pretende dar orden a todo lo que se realice dentro de una propiedad horizontal.

El orden es fundamental para que la sociedad funcione de forma adecuada en todo el sentido de la palabra. De allí que existan leyes para regular todas las actividades dentro de un país. Por ello es de tanta importancia contar también con una ley para todas las actividades de una propiedad horizontal. De ese modo todo se realiza del modo correcto en pro de mantener la convivencia entre los vecinos y de cuidar de las instalaciones de toda la edificación.

¿Qué obligaciones tienen las comunidades de propietarios según la LPH?

Parte fundamental de lo que se expresa dentro de la Ley de Propiedad Horizontal son las obligaciones que se deben cumplir dentro de las comunidades de propietarios. Tanto por parte del administrador de la edificación, como por parte de los propietarios que viven en cada uno de las viviendas. Por lo tanto, las obligaciones principales están relacionadas con el cuidado y mantenimiento de todas las instalaciones, o el gasto económico, especialmente aquellos de uso común, para así preservar la integridad de todo el inmueble.

Es fundamental también que los propietarios de un piso no realicen cambios en las instalaciones que puedan perjudicar la vida de los vecinos. Además de estos, los gastos que se deban efectuar para el mantenimiento o reparación de cualquier zona de la edificación, deben de dividirse entre todos y cada uno de los vecinos a partes iguales o según su porcentaje de participación en función de los metros cuadros. Del mismo modo, se le debe informar al administrador o presidente de la comunidad sobre todos los datos de contacto de las personas del piso.

¿Cuáles son los elementos comunes en la Ley de Propiedad Horizontal?

A lo largo de toda la ley de propiedad horizontal se habla al respecto de los elementos comunes en las edificaciones. Es fundamental conocer a qué se refieren con ellos. Este tipo de elementos, como se explicó con anterioridad, son aquellos de los cuales todos los propietarios hacen uso. En primer lugar, se encuentra todo lo que tiene que ver con el suelo o las cubiertas de la edificación. Así como los elementos estructurales como la fachada, los pilares, entre otros.

Además de esto, se encuentran los elementos que dan acceso a todos los lugares de la propiedad horizontal. Entiéndase por esto puertas, el portal, el ascensor, las escaleras, etc. Si la propiedad cuenta con lugares dedicados a la recreación como un patio, una terraza, una piscina o pistas deportivas, estos también son elementos comunes. Del mismo modo, dentro de este apartado entra todo lo que tiene que ver con las instalaciones de servicios básicos como agua, electricidad, calefacción, ventilación, gas, etc. Definitivamente se trata de todo lo que se utiliza por cada uno de los vecinos en la edificación.