Viernes, 19 de Julio de 2024
Pulsa ENTER para buscar
Rentbis: 12 mese de liquidez en solo 24 horas

El sinuoso camino de crear una empresa: ocho mitos de emprender en España

El sinuoso camino de crear una empresa: ocho mitos de emprender en España

¿Qué hay de cierto y de mito a la hora de emprender en España? Álvaro Fontela, CEO de Raiola Networks, expone los ocho mitos del emprendimiento en nuestro país en el contexto del evento de marketing digital DSM Valencia, organizado por la Escuela Marketing and Web, y del que Economía 3 ejerció como media partner.

Fontela es consultor de WordPress especializado en WPO y rendimiento web. Además, es cofundador y CEO de Raiola Networks. Desde el año 2016, ha participado como ponente y speaker en cientos de eventos de marketing digital a nivel nacional e internacional.

Los ocho mitos de emprender en España

Mito 1. España es un buen lugar para emprender

«España es el mejor lugar para todo, menos para emprender», afirma Álvaro Fontela. Y es que, en su experiencia, la tarea de crear una empresa es larga y tediosa. Además, una vez constituida, «la burocracia y los impuestos complican cada paso que das».

El apoyo es otro de los desafíos que se presentan a la hora de emprender en España. «El emprendedor no suele ser comprendido por su entorno», comenta. Aunque, eso sí, en muchos casos, «somos los propios emprendedores los que nos apoyamos entre nosotros y aprendemos unos de otros». Esta falta de apoyo, a priori inocua, puede llegar a provocar el abandono de muchos nuevos empresarios.

Mito 2. El emprendedor está motivado por ganar dinero

No, emprender no es sinónimo de hacerse rico. Al menos, así lo expone Fontela. «Por lo general, los que tienen la mentalidad de hacerse ricos en los dos o tres primeros años acaban abandonando por frustración». Y es que, en su opinión, «el emprendedor tiene más ilusión que dinero».

Por otra parte, la «necesidad» no es amiga del emprendimiento. «La razón por la que empiezas importa y mucho. Aquellos que emprenden por necesidad suelen volver a trabajar por cuenta ajena en cuanto se les presenta la oportunidad», argumenta el emprendedor.

Mito 3. En la vida del emprendedor todo es felicidad

Una afirmación que va ligada a la «tiranía» de las redes sociales. Para ello, es muy importante encontrar un equilibrio entre vida profesional y personal. ¿La clave para esto? «Delegar y priorizar».

La salud mental es otro punto importante. «El estrés juega un papel muy importante en la motivación del emprendedor. Por ello, debe cuidar su salud mental si no quiere abandonar su sueño por frustración o agobio durante los primeros años», explica el CEO de Raiola Networks. Y añade: «Emprender es siempre un concepto relacionado con el futuro. Hay que pensar a largo plazo, lo más lejos posible».

Mito 4. Trabajar cuando quieras y donde quieras

¿Existe flexibilidad horaria? Sí, pero el trabajo hay que sacarlo adelante. «En ocasiones, el emprendedor puede optimizar el flujo de trabajo para trabajar menor horas. Sin embargo, esta optimización no es tarea fácil. La clave para lograrlo está en priorizar las tareas correctamente», expresa.

Eso sí, las necesidades del cliente siempre están por encima. «El que manda es el que te paga las facturas», sentencia. Además, agrega que si cuando empiezas «te limitas a trabajar ocho horas al día, cinco días a la semana», posiblemente «no dures mucho» como emprendedor.

Mito 5. Trabajarás siempre en lo que te gusta

En palabras de Fontela, el emprendedor -al menos los primeros años- tiene que saber hacer de todo. Ya con el tiempo, «se aprende y se debe delegar».

Aunque esto último sea fundamental para crecer, un empresario «debe ser capaz de entender las distintas áreas de trabajo de su empresa o proyecto». Al menos, opina, ser capaz de entender el 75% de las áreas de trabajo.

Mito 6. El que ya se ha formado no tiene que volver a formarse

Si a las jornadas de trabajo infinitas le sumas dedicar tiempo a la formación, el camino se vuelve un poco más difícil. No obstante, no es algo a obviar. «El objetivo es ser continuamente competitivos», apunta el emprendedor.

Mito 7. Emprender es una alternativa al trabajo por cuenta ajena

Álvaro Fontela lo tiene claro: «Emprender no es un trabajo, es un estilo de vida». El emprendedor «debe ser constante, ya que las probabilidades de fracaso aumentan exponencialmente si somos emprendedores solo de lunes a viernes, ocho horas al día».

Al principio, «tu economía personal y la de tu empresa es la misma». Esto significa: «Asumir los altibajos de tu proyecto a nivel económico». Además, en su opinión, cuando ya tienes empleados «por ética, siempre deben cobrar ellos antes que tú. El que asume el riesgo eres tú, no ellos».

Mito 8. Delegar es solo mandar

«Ningún negocio es escalable si no aprendemos a delegar correctamente». ¿Por qué? «Porque nuestras horas diarias son limitadas». Aprender a delegar, explica Fontela, es «muy difícil» y requiere de muchos procesos intermedios, desde contratar el perfil adecuado hasta aprender a trabajar delegando.

Delegar no es mandar. Y es que la gestión de personas «es una de las tareas más complejas y difíciles que me he encontrado como emprendedor. Existen dos tipos de perfiles en los empleados: los que se implican y los ‘mercenarios’ a sueldo. Y, ambas, son posturas totalmente lícitas». Es por ello que un empresario debe delegar «adoptando las tareas y las responsabilidades a cada perfil».

Generalitat stop al foc barbacoa
Generalitat prevencion ahogamientos
Generalitat stop al foc barbacoa
Generalitat stop al foc colilla
Generalitat prevencio ofegaments
Generalitat prevencio ofegaments
Generalitat prevencion ahogamientos
Rentbis
Generalitat prevencion ahogamientos

Dejar una respuesta