Economía 3: Noticias económicas e Información para el liderazgo Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Negocio autónomos, banca online

Los ‘neobancos’ o ‘banco retador’: la revolución digital en el sector financiero

Uno de los mayores cambios en la banca en el siglo XXI fue el surgimiento de un nuevo tipo de institución financiera, operando en modelos de negocios innovadores o solo en forma digital. Se trata de la figura del neobanco, bancos retadores o bancos simuladores. Su creación y desarrollo fue posible gracias a una serie de factores: desde la disminución de la confianza en los bancos tradicionales hasta el uso por parte de gran cantidad de usuarios de los teléfonos inteligentes y la banca móvil.

Los neobancos son instituciones financieras en línea similares a los bancos. Las ofertas de los neobancos tienden generalmente a ser más reducidas si las comparamos con las de los bancos tradicionales. Algunas veces no son más que una cuenta corriente y/o de ahorros tradicional. Un modelo tan limitado a menudo permite a los clientes de neobancos disfrutar de tarifas más bajas y tasas de interés más altas que la media, además de ofrecer un servicio mucho más ágil y rápido a sus clientes.

¿Qué es un neobanco?

Los neobancos, conocidos también como bancos digitales, bancos virtuales, bancos en línea o bancos solo por Internet, son un tipo de institución financiera basada en la tecnología fintech. Son accesibles solamente por medios digitales como aplicaciones móviles y plataformas de ordenadores personales. Además de ser 100% digitales poseen características propias que permiten un mejor acceso a sus servicios y buscan facilitar en gran medida todo tipo de operaciones bancarias por la red. Entre sus características principales tenemos:

  • Atención totalmente online: no posee oficinas físicas para atención al público.
  • Muy pocos o ningún cobro de comisiones: cuentan con tarifas más bajas por servicios que cualquier institución de banca tradicional.
  • Productos sencillos, modernos y transparentes: generalmente, una cuenta virtual, una tarjeta de débito o prepagada y una aplicación para telefonía móvil.
  • Pueden ofrecer servicios de cuentas corrientes y de ahorros con multidivisas: transferencias transnacionales de bajo coste, pagos en otras divisas sin generar comisiones, reintegros en cajeros extranjeros sin comisión u operaciones con criptomonedas.

¿En qué se diferencia de la banca tradicional?

En primer lugar, hay que aclarar que los neobancos no son propiamente bancos de acuerdo al concepto tradicional. Son más bien un tipo de instituciones que prestan servicios financieros de forma similar a la banca. También hay que decir que para poder operar deben asociarse con algún banco en el país donde se piensan establecer, ya que no poseen licencia para actuar como bancos. Dicho esto, veamos algunas de las diferencias más importantes entre el neobanco y un banco tradicional.

A diferencia de los bancos tradicionales los neobancos:

    • Realizan operaciones de forma 100% digital a través de aplicaciones para telefonía móvil u ordenadores personales.
    • No utilizan oficinas ni empleados para la atención al público.
    • Poseen tarifas muy bajas y, en la mayoría de los casos, sus servicios están exentos de comisiones.
    • Operan libremente con criptomonedas.
    • Buscan agilizar los procesos eliminando la burocracia existente en los bancos.
    • Permiten abrir cuentas en otros países de forma sencilla.
    • Sus operaciones son mucho más rápidas, incluso en transferencias internacionales.

¿Qué ventajas aporta a los clientes?

Los neobancos ofrecen a sus suscriptores algunos beneficios que compiten con la calidad de los servicios prestados por la banca tradicional. Quizás su mayor debilidad se centra en el hecho de no poseer licencia para ejercer como un banco y, por ende, las limitaciones que esto genera. Sin embargo, cada día se suman más suscriptores a esta nueva tendencia en busca de obtener mayores beneficios en sus operaciones financieras locales e internacionales. Veamos algunas ventajas:

      • La velocidad de sus operaciones es mucho más rápida que en la banca tradicional gracias al uso de la tecnología más moderna.
      • Puede operar libremente a nivel internacional con diferentes tipos de divisas.
      • No se necesita ir al banco, todas sus operaciones se hacen de manera virtual a través del teléfono móvil o de cualquier dispositivo electrónico con acceso a internet.
      • Permite realizar transacciones con criptomonedas.
      • Sus tarifas pueden ser gratuitas o, al menos, las más económicas.
      • No está limitado por las fronteras. Eso sí, los residentes en España están obligados a comunicar a Hacienda los bienes depositados fuera de nuestras fronteras si sobrepasan cierta cantidad.

Desventajas de los neobancos

Como ya hemos visto, las desventajas de estas instituciones están estrechamente ligadas a su naturaleza. Es decir, su mayor desventaja es la derivada del hecho de no ser un banco real. Esto limita en cierta medida sus operaciones. Debido a que no están autorizados por los entes reguladores gubernamentales para operar como los bancos, su oferta de servicios financieros, aunque mucho más económica, hace que también sea generalmente mucho más limitada. Veamos a continuación otras de sus desventajas:

      • Al ser 100 % online te puedes sentir algo relegado en algún momento, ya que no contarás con la interacción humana para explicar tu problema o hacer alguna reclamación en caso de ser necesario.
      • La mayoría no posee cajeros electrónicos y los que lo hacen cuentan con muy bajos límites de retiro.
      • Al ser una propuesta relativamente nueva la regulación de su marco legal todavía se encuentra en proceso en algunos países.
      • Requiere del uso constante de tecnología.

¿Es seguro tener el dinero en un neobanco?

Un neobanco no dispone de licencia bancaria de entidad de crédito igual que un banco tradicional y por eso no puede operar como tal. Sin embargo, sí está obligado a garantizar el dinero de sus clientes depositados para su custodia. Una forma de hacerlo es a través de alianzas con alguna entidad de dinero electrónico (EDE). También, puede hacerlo solicitando por su cuenta la licencia para convertirse ellos mismos en una EDE. Este tipo de licencia exige la adquisición de un seguro contra quiebra de la entidad.

Dinero (Imagen de janeb13 en Pixabay)

En España, la normativa bancaria que rige para las entidades que no están afiliadas a un fondo de garantías, como en el caso de las EDE o neobancos y sus depósitos, estipula tres opciones para la custodia y salvaguarda del dinero depositado por los clientes:

      •  Guardar el dinero en cuentas especiales de plazo fijo en bancos.
      •  Invertir los fondos en activos seguros como depósitos bancarios o planes de renta fija.
      •  Adicionalmente, se debe garantizar el dinero con una póliza de seguros.

5 ejemplos de neobancos de España

Veamos 5 de los mejores ejemplos de neobancos españoles.

MyInvestor: es una entidad financiera de tipo fintech neobanco con sede en Madrid, fundado por la andorrana Andbank España (entidad financiera especialista en gestión integral, con más de 85 años de experiencia) en el año 2017.  Está respaldado por empresas como El Corte Inglés, Seguros AXA y Seguros España. Estas empresas han aportado más de 10 millones de euros a su capital social. Entre su amplia cesta de productos destacan:

      • Fondos indexados
      • Carteras indexadas automatizadas
      • Fondos de pensiones
      • Hipotecas
      • Planes de pensiones

Indexa capital: se define como un gestor automatizado. Es decir, una plataforma automatizada que permite invertir en fondos indexados de una forma diversificada y muy sencilla. A través de dos de las entidades financieras más sólidas de Europa: el Banco Inversis y Cecabank. En la actualidad Indexa cuenta con una cartera de más de 850 millones de euros gestionados y casi 30.000 clientes activos y satisfechos. Es considerado el mejor robo advisor de los últimos años y cerró el año con 50 millones gestionados de 3.000 valencianos.

Bnc10: es el neobanco por excelencia. Fundado en julio de 2018 por Jordi Domínguez (CEO) en la ciudad de Barcelona. Nace como una respuesta determinada a cambiar por completo la idea de servicio creada por la banca tradicional. Se crea con el fin de eliminar por completo la burocracia de la banca y ofrecer servicios de calidad. Sin trámites engorrosos y con procesos sencillos, posee tarifas y comisiones inferiores a las del mercado. Es ideal para todas aquellas personas cansadas de las prácticas habituales de los bancos.

Bnext: Lanzada al público el 30 de marzo de 2017, es una fintech neobanco especialista en servicios financieros. Está dedicada a servir de intermediaria entre vendedores y compradores con un modelo de Marketplace. Se mantuvo operando sin licencia hasta febrero de 2020 cuando le fue otorgada como “entidad de dinero electrónico” (EDE). El objetivo de esta fintech es ofrecer al público todos los servicios que ofrece la banca, pero de manera 100 % digital y sin el estrés que puede causar ir al banco.

2gether: Fue fundado por Luis Estrada y Salvador Casquero y ya cuenta con presencia en 22 países de toda Europa. Es una entidad financiera que sigue tratando de mantenerse en pie de forma sostenible, a pesar del revés sufrido en agosto de 2020, cuando fue víctima del robo de casi 1,2 millones de euros de Bitcoins de su plataforma. Sin embargo, ha manifestado su convencimiento de seguir adelante apoyándose en el mercado de las criptomonedas.

Destacan asimismo el alemán N26 o el noruego BRAbank, que no exigen prácticamente ningún requisito de vinculación.

Vive-Costa-del-Sol-300x300
amb-responsabilitat-300-VALENCIA
carretillas-elevadoras-still-300x300

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.