neuro-rehabilitación exoesqueletos Gogoa Mobility Robots

La empresa vasca de exoesqueletos estrena laboratorio antes de abrir 25 clínicas

Hace apenas 3 meses Economía 3 avanzaba los planes estratégicos de Gogoa Mobility Robots, la ingeniería vasca especializada en la fabricación de exoesqueletos ligeros.

Dirigidos a usos médicos, deportivos, laborales o profesionales, estos exoesqueletos esán dando muy buenos resultados en los tratamientos con pacientes; por lo que la compañía tiene previsto poner en marcha a partir de este año una red de clínicas de neurorehabilitación en hasta 25 ciudades de España, Europa, Norteamérica y sudeste asiático.

Un proceso que supondrá una inversión cercana a los 36 millones de euros hasta 2025 y para el que busca apoyo financiero.

Así lo explicaba en la entrevista que concedió a nuestro medio Carlos Fernández Isoird, socio fundador y CEO de Gogoa Mobility Robots.

Pues bien, como paso previo, acaba de inaugurar en la localidad guipuzcoana de Urretxu, un innovador centro de investigación y ensayos clínicos para buscar nuevos tratamientos y terapias de neurorrehabilitación en enfermedades y lesiones que afectan a la capacidad motora de las personas.

Se trata de un laboratorio de investigación –que recibe el nombre de ‘Movex Living Lab’- único en el mundo y que se apoya en los exoesqueletos para acelerar el tiempo recuperación de las lesiones o patologías respecto a tratamientos tradicionales.

Lo cierto es que la neurorehabilitación robótica con exoesqueletos es un área sanitaria disruptiva, con muy pocos actores a nivel mundial y donde el Grupo Gogoa quiere posicionarse con fuerza a medio plazo, dado el fuerte incremento de pacientes experimentado en los dos últimos años que utilizan estos nuevos tratamientos de rehabilitación.

Podría llegar pronto a Valencia

El nuevo laboratorio de ensayos de Gipuzkoa ha requerido de una inversión de unos 100.000 euros en instalaciones y equipamiento tecnológico entre los que destaca un sistema de captura del movimiento; una plataforma de análisis y rehabilitación del equilibrio; o un sistema de análisis y estimulación neuronal; además de un sistema de medida y análisis de esfuerzos musculares.

El laboratorio formará parte de la red de clínicas que busca expandir a lo largo de este año. De momento ya cuenta con dos, una en Bilbao y otra en Urretxu, donde se ha instalado también el nuevo laboratorio, una ubicación muy cercana a cuatro capitales del País Vasco y Navarra.

En estos primeros meses del año, el Grupo Gogoa abrirá su tercera clínica de neuro-rehabilitación, para lo que se barajan localizaciones en Madrid y Valencia.

Ensayo de terapias innovadoras

De momento, el Movex Living Lab de Urretxu pretende consolidarse como un laboratorio de ensayos en vivo de nuevas terapias donde se aplicarán nuevas tecnologías en tratamientos de neurorrehabilitación motora, con pacientes y potenciales usuarios que precisen una rehabilitación, tanto en sus miembros inferiores (tobillo, rodilla, piernas, cadera), como superiores (muñeca, brazo, hombro).

En el nuevo centro de ensayos de Gipuzkoa se va a trabajar en terapias para la rehabilitación de la marcha y los miembros superiores tras Daño Cerebral Adquirido (ictus), pero también en lesionados medulares, en enfermos neurodegenerativos (con enfermedades de esclerosis múltiples, ELA, Ataxias, Parkinson), o en rehabilitación del habla.

Para este Living Lab, desde Gogoa se ha desarrollado un nuevo modelo de exoesqueleto para la rehabilitación de la movilidad en las extremidades inferiores llamado HANK+. Esta nueva tecnología se caracteriza por la asistencia motorizada en cadera, rodilla y tobillo; donde se hace la selección del rango de movimiento (ROM) independiente en cada articulación. Asimismo, aporta la posibilidad de funcionamiento con diferentes patrones de marcha y logra una mejor transmisión del par motor.

Junto a HANK+, el Movex Living Lab también contará con equipamientos de tratamiento para extremidades inferiores como los exoesqueletos HANK y BELK. Y con el equipo de rehabilitación de la mano Hand-of-Hope (HoH). Finalmente, también dispondrá de un equipo de realidad virtual llamado VirtualRehub.

Trasladar conocimiento a clínicas

Para Fernández Isoird “la puesta en marcha de este laboratorio de ensayos es un logro muy importante para el presente y el futuro de la neurorrehabilitación robótica”.

A su juicio, la idea con el nuevo centro “es aprovechar los nuevos equipos técnicos que se incorporan y que van a permitir entender mucho mejor todo el proceso de rehabilitación, lo que sucede a nivel cerebral y músculo-esquelético; todo el conocimiento adquirido lo trasladaremos posteriormente a la red de clínicas Movex que pongamos en marcha”.

Lea la entrevista completa.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.