Cemex

Cómo ha sufrido el gigante cementero mexicano la subida de costes energéticos

Si piensan en cemento, hormigón, áridos y derivados muy probablemente la empresa que se les vendrá a la cabeza sea Cemex. La compañía cuenta con 88,5 millones de toneladas de capacidad instalada anual de producción de cemento y está presente en países como México, EE.UU., Polonia, Alemania, Colombia, Egipto o Croacia.

Economía 3 le toma la temperatura al sector de de la mano de Óscar Nasarre, director de Operaciones de Cemex en Zona Levante.

Situación del sector

-¿En qué situación se encuentra el sector del cemento en la actualidad? ¿Cómo está afectando la coyuntura actual a este producto?

Según las cifras oficiales de la Agrupación de fabricantes de cemento de España (Oficemen), el consumo se ha contraído durante los cuatro últimos meses. Los últimos datos de la estadística del cemento apuntan a una desaceleración del sector constructor en nuestro país. En paralelo, las exportaciones han acelerado su caída y los costes eléctricos de nuestro sector se han incrementado un 400 % en los últimos dos años.

Sin unos costes eléctricos competitivos, es imposible que nuestra industria, que durante muchos años ha liderado el mercado exportador de cemento, pueda seguir compitiendo con otros productores del arco mediterráneo que pagan mucho menos por sus consumos energéticos como pueden ser Argelia, Turquía o Egipto.

En este sentido, desde la Alianza por la Competitividad de la Industria Española, ya hemos avisado de la urgente necesidad de desacoplar los mercados europeos de gas y de electricidad dado el impacto del precio del gas en la formación de los precios mayoristas de la electricidad.

Impacto ambiental

– Siendo el impacto ambiental de la industria del cemento tan considerable, ¿qué proyectos llevan a cabo para reducir esta huella?

Cemex tiene como objetivo alcanzar la neutralidad en carbono en 2050. No solo queremos descarbonizar nuestra industria, queremos contribuir a la descarbonización del sector de la construcción para convertir nuestras ciudades en espacios sostenibles. Contamos con una hoja de ruta para alcanzar ese objetivo, asentada sobre seis pilares: productos y soluciones sostenibles, descarbonizar nuestras operaciones, la innovación y las alianzas, la promoción de una economía verde, agua y biodiversidad y la economía circular.

A fecha de hoy, no hay tecnología para fabricar cemento neutro en emisiones, pero trabajamos para hacer los procesos más eficientes y participamos en cerca de un centenar de proyectos e investigaciones para conseguirlo. En este sentido, nuestro compromiso más inmediato es incrementar el uso de combustibles alternativos para 2030 hasta el 50 % a nivel global, consumir el 55 % de energías de origen renovable y que, al menos la mitad de nuestras ventas, tengan atributos sostenibles.

Nuestra cartera de productos es respetuosa con el entorno. Al inicio de la obra, ofrecemos materiales fabricados con materias primas recicladas de otras industrias o de construcciones previas y de cercanía. Durante su vida útil, el impacto es mucho menor que el de otros materiales, consiguiendo mayores ahorros energéticos, mayor durabilidad y mantenimiento casi nulo. Al final de su vida, nuestros materiales son totalmente reciclables.

– En la misma línea, ¿tienen en marcha o se plantean proyectos de economía circular?

La economía circular es un pilar básico de nuestra actividad y nuestra hora de ruta hacia la descarbonización. Promovemos la búsqueda de materias primas y energía alternativas procedentes de otros procesos. Fomentamos la valorización material (la obtención de nuevas materias primas alternativas procedentes de residuos) y la valorización energética (conversión de aquellos residuos que no pueden ser reciclados en energía).

Cemento 4.0

– ¿De qué manera se aplica la innovación en un sector aparentemente tan tradicional como es el suyo?

La innovación siempre ha estado muy presente en Cemex y ahora mucho más y claramente enfocada a acelerar nuestra estrategia de acción climática. Aprovechamos el potencial tecnológico para descarbonizar y digitalizar nuestros procesos y desarrollar nuevas soluciones que mejoren la sostenibilidad de nuestras ciudades -tanto en el momento de su construcción como durante su vida útil y al final de la misma. Prácticamente, cada mes estamos lanzando en la región de Europa nuevas soluciones, aditivos, morteros y otros productos ‘supertecnólogicos’ que contribuyen de manera directa en la construcción sostenible.

Además de los esfuerzos en innovación que hacemos cada día en nuestras operaciones y en los diferentes centros de I+D+I que tenemos por todo el mundo, colaboramos con diferentes actores en el ecosistema para seguir innovando a través de alianzas o a través de nuestra herramienta inversora Cemex Ventures. Participamos en cerca de un centenar de proyectos.

Por destacar alguno, junto a Synhelion, hemos conseguido fabricar cemento exclusivamente con energía solar. O nuestra alianza con Carbon Upcycling Technologies, una start-up líder mundial en el desarrollo de tecnologías de molienda y uso de carbono para la industria del cemento.

Respecto al concepto «Cemento 4.0», hace referencia a la introducción de tecnología digital dentro de la producción en las empresas cementeras (sensores, sistemas de automatización interconectados, big data, plataformas en la nube…).

Por lo que se refiere a nuestra relación con los clientes, fuimos la primera compañía del sector en crear una plataforma digital, Cemex Go, para interactuar con los clientes, agilizando procesos y evitando desplazamientos y papeles, garantizando entregas programadas en tiempo real y evitando consumos, tanto de material como de carburante innecesarios.

– ¿Han surgido nuevos materiales que complementen o que incluso puedan llegar a sustituir en un futuro al cemento, hormigón, etc.?

El cemento es el segundo elemento más consumido en el mundo, solo por detrás del agua. Su durabilidad y capacidad de resiliencia no es comparable hoy en día a ningún otro material. Por ello, el objetivo de Cemex es fabricarlo minimizando sus impactos.

De ahí nuestra apuesta por la gama de productos Vertua, la marca paraguas de productos de bajas emisiones en CO2, que incluye cemento, aditivos y hormigón. Son productos tecnológicos e innovadores que reducen su huella hasta en un 70 % en su proceso de fabricación.

Construcción «inteligente»

– Se comenta mucho el auge de la construcción industrializada. ¿Qué puede aportar la compañía a este tipo de construcción?

La dificultad para acceder a un inmueble en alquiler o en propiedad, la escasa oferta de vivienda asequible y de buenas prestaciones, el incremento de precios, los largos plazos de ejecución… son algunas de las razones que han llevado a la construcción industrializada a configurarse como una de las soluciones definitivas para el desarrollo sostenible del sector. Su impacto económico, medioambiental y, sobre todo, social es menor ya que abarata los costes del sector.

Por ello, Cemex Ventures y Avintia se han aliado en la puesta en marcha de Wallex, la primera fábrica de construcción industrializada integral en España.

La construcción industrializada se perfila como una construcción más inteligente, que contribuye a mitigar el cambio climático y la escasez de los recursos y mano de obra y la seguridad en la ejecución. Permite estimar con precisión todos los elementos constructivos, los tiempos y los costes del proyecto, dotando al cliente de una certidumbre de costes mayor. Además, permite trabajar en paralelo varias fases de la edificación y reduce el precio final de la vivienda, entre otras ventajas.

– ¿Qué tendencias se observan en la actualidad en el sector?

Más del 50 % de las viviendas de España tienen más de 40 años. Con un parque tan antiguo, la tendencia general es la rehabilitación para convertir esos edificios en viviendas eficientes. Por lo que se refiere a la nueva construcción, está en pleno auge la construcción industrializada y la construcción sostenible. Se trata de proyectos muy pensados desde su fase de concepción hasta su uso y demolición. Son obras en las que el hormigón sigue estando omnipresente.

Respecto a la industria, se están impulsando mejoras para descarbonizar los procesos productivos usando renovables o el hidrógeno, por ejemplo.

Alianza público-privada

– ¿Son las alianzas entre el sector público y el privado absolutamente necesarias para activar la industria?

En un contexto económico de inflación y escasa inversión, reforzar la colaboración público-privada podría paliar en parte el lastre que suponen actualmente los elevados volúmenes de obra sin ejecutar.

Claro ejemplo de ello son los fondos Next Generation, que se han convertido en una oportunidad para que avancemos como sociedad hacia los Objetivos 2030, rehabilitando las viviendas para que sean respetuosas con el medioambiente. Las ciudades, los municipios y los hogares, en general, van a ser los grandes beneficiados.

La segunda vida de las canteras

¿Qué ocurre con las canteras una vez que ha finalizado el uso que le puede dar la empresa? En Cemex la rehabilitación de estas es uno de los pilares de su estrategia climática: «La compañía siempre ha apostado por restaurar y reintegrar al entorno las canteras de la forma más integral posible, intentando que estos espacios recuperen unas condiciones similares a las que existían antes de que fueran explotadas».

En la actualidad, disponen de algunas fincas agrícolas como «El Clotet» en Alicante, una antigua cantera de áridos que hoy en día ofrece una hermosa panorámica de frutales. También, poseen viñedos en antiguas canteras, como es el caso de Castillejo (Toledo) y «otros espacios totalmente integrados en el entorno, que han recuperado unas condiciones similares a las que existían antes de que fueran explotados».

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.