Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Capital de riesgo

¿Qué es el venture capital y cómo ayuda a startups? 

Considerado como un negocio de alto riesgo y rentabilidad, el venture capital se perfila como una de las mejores opciones de inversión a futuro.

Publicado el:
El venture capital es muy útil para las startups

El venture capital o “capital de riesgo” es un medio confiable de obtener fondos para las empresas nuevas que acaban de iniciar sus operaciones. Y también para muchas empresas que, aunque ya no pueden ser consideradas como startups, se pueden beneficiar de esta modalidad de financiamiento. Este tipo de inversión, aunque supone un alto nivel de riesgo, es considerado muy atractivo para las empresas que buscan invertir sus capitales en otras empresas de menor valor, pero con grandes perspectivas de crecimiento.

Considerado como un negocio de alto riesgo y rentabilidad, el venture capital se perfila como una de las mejores opciones de inversión a futuro. A cambio de una participación o acciones en la empresa naciente, el inversor aportará el capital y asesoría necesarios para su mejor funcionamiento y seguro crecimiento. Asimismo, podrá recuperar su capital más un sustancial rendimiento al efectuar la venta de sus acciones, participación o incluso la misma empresa objeto de su inversión cuando cobre valor.

¿Qué es el venture capital?

El venture capital (VC), llamado también el “capital de riesgo”, es el término con que se denomina a la inversión en empresas recién creadas y con un alto riesgo. Estas empresas o startups no cotizan en la bolsa por ser muy nuevas o ser consideradas no seguras. Entonces, el propósito es realizar una inversión cuando todavía carecen de valor para obtener ganancias sobre el capital invertido, vendiendo las acciones o vendiendo la empresa después de que esta logra valorizarse para cotizar en bolsa.

Sin embargo, el capital de riesgo va más allá de la inversión en empresas que no cotizan en bolsa. Al mismo tiempo que invierte fondos, también proporcionan apoyo técnico de gestión y asesoría. De esta manera, pueden contribuir a incrementar de forma más rápida y eficiente el valor de la empresa objeto de la inversión. Y así, garantizan y se aseguran de proteger y aumentar aún más su capital y las ganancias futuras. Esta práctica empresarial también presenta ventajas y desventajas para sus participantes.

El venture capital contempla dos fuentes principales de financiación para estas inversiones. El primero es el patrón de inversión utilizando fondos propios y el segundo patrón, consiste en crear un fondo de inversión (asociación de personas naturales o jurídicas) para recaudar fondos de los inversores y, el capital de riesgo invierte en empresas no cotizadas como administrador del fondo de inversión. Si la empresa objeto de la inversión fracasa la inversión se pierde. De allí su nombre de capital de riesgo.

¿Quiénes son los actores de un venture capital?

En el venture capital, la empresa de capital de riesgo está conformada por socios generales y otros profesionales de la inversión que se denominan “capitalistas de riesgo”. Y, aunque sus trayectorias profesionales varían, generalmente su experiencia proviene del campo operativo o financiero. Y sus back-office (socio operativo) suelen ser ex fundadores o directores de empresas similares a las que la empresa está financiando. Los capitalistas de riesgo con experiencia financiera suelen tener experiencia en banca de inversión u otras finanzas corporativas.

Los capitalistas de riesgo ocupan diferentes posiciones dentro la estructura de la empresa, pueden ser:

  • Socios generales, dirigen la empresa y toman decisiones de inversión. Aportan hasta el 2% del capital del VC.
  • Socios de riesgo, se consideran inversores de oportunidad. Y solo se les remunera por las operaciones en las que participan.
  • Director, es un profesional de nivel medio con experiencia en áreas como banca de inversión, consultoría de gestión o alguna otra de interés para la empresa.
  • Asociado senior, es un profesional con experiencia y cierta antigüedad y que ya ha cumplido ciertos requisitos para crecer dentro de la empresa.
  • Asociado, es el puesto de aprendiz en una empresa de capital riesgo. Poseen cierta experiencia en otras áreas como banca de inversión o consultoría de gestión.
  • Analista, generalmente son recién graduados que no tienen experiencia previa relevante.
  • Emprendedor-residente (EIR), son contratados de forma temporal. Son expertos en un sector industrial específico y realizan las diligencias necesarias sobre posibles acuerdos.

¿Forman parte los inversores de la startup?

Cuando una empresa de venture capital decide realizar una inversión en una startup lo hace a cambio de una participación generalmente accionaria. De esta manera, con la inversión en capital, el inversor se convierte en socio o accionista de la empresa. Y con ello asume también todo un conjunto de derechos administrativos y de propiedad; junto con el riesgo empresarial que sabemos que es alto para las startups. De esta manera el inversor pasa a formar parte de la startup.

Esta participación trae consigo ciertas ventajas y desventajas para ambas partes. Para el inversor su mayor ventaja es su participación directa en la empresa objeto de su inversión. Así puede influir en los procesos productivos con asesorías y toma de decisiones, para garantizar su capital y rendimiento. Mientras que para la startup puede significar el desarrollo de una dependencia que no le permitirá actuar a su propio ritmo, ni tomar decisiones sin la participación del nuevo socio inversor.

¿Cuál es su diferencia con Private Equity?

Tal vez la mayor diferencia que podemos apreciar es que mientras el capital de riesgo se centra en las personas, el capital privado se centra en la empresa. Adicionalmente el venture capital se centra más en el potencial de rápido crecimiento de las nuevas empresas, en el potencial de la persona o grupo que gestiona la empresa le atrae. Mientras el capital privado evalúa el potencial a largo plazo a medida que crece y ocupa un nicho importante en el mercado.

También existen otras diferencias como:

  • El capital de riesgo se utiliza para adquirir participaciones minoritarias en los activos de la empresa mientras que el capital privado compra una participación mayoritaria o controladora.
  • El venture capital utiliza solo capital social para realizar sus inversiones, pero el capital privado tiende a combinar capital y deuda como método principal.
  • El capital privado se utiliza teniendo en cuenta el éxito a largo plazo de la empresa, mientras que el capital de riesgo se utiliza a menudo para comprar muchas quiebras.

¿Cómo se puede conseguir atraer al venture capital?

Contar con un plan de negocios es esencial para obtener financiamiento porque describe el proyecto comercial, las opciones estratégicas y los métodos operativos, así como las perspectivas económicas y las necesidades financieras asociadas con el proyecto. Desde el punto de vista de los inversores de venture capital, lo más importante es el potencial del proyecto. Esa es la primera condición en el proceso de toma de decisiones de inversión. Para influir en esta toma de decisión se debe entregar la mayor información posible.

Adicionalmente, debes crear un buen pitch capaz de convencer a los inversionistas en una presentación corta. Allí puedes presentar:

  • Tu visión de mercado, así como las inmensas posibilidades de tu negocio.
  • Una completa, pero breve, descripción concisa y eficaz del proyecto y de las necesidades del mercado que pretende satisfacer.
  • El equipo de trabajo que integra tu proyecto.
  • Estrategia de desarrollo que la empresa pretende adoptar para su propio crecimiento.
  • Y la rentabilidad que se espera obtener.

Otros aspectos que captarán la atención de los inversores contemplan:

  • Valoración de la empresa y el proyecto.
  • El monto de inversión y el cronograma de cualquier tramo financiero.
  • El papel del inversor dentro de la empresa, destacando en primer lugar, el alcance de su influencia en las actividades operativas y estratégicas.
  • La protección de la posición financiera del inversor en la empresa.
  • Los privilegios del inversor en la “salida”, es decir, la venta de acciones o liquidación de la empresa.