Metro Lineal

Álvaro Momparler, CEO de Metro Lineal: «hay que saber escoger y hacerlo de diez»

La constructora valenciana Metro Lineal ha sabido aunar, durante sus más de dos décadas de experiencia, el saber hacer de sus profesionales, la mejor calidad durante el proceso y una construcción que se adapta a las necesidades del cliente.

Con mucha experiencia en las obras para negocios, pero sin alejarse del cliente particular; en Metro Lineal se especializan en la realización de todo tipo de obras de rehabilitación, hostelería, locales comerciales y edificaciones sanitarias o industriales.

Lo nuestro es construir

La frase “lo nuestro es construir” les sirve como carta de presentación con los clientes. Una afirmación sencilla y honesta, que remite al orgullo por el oficio y el trabajo bien hecho.

No en vano, es en el expertise de sus profesionales donde reside su principal activo. Ya sea trabajando el pladur, la pintura, instalaciones u obra vertical; Metro Lineal cuenta con un equipo propio capaz de responder a las necesidades y demandas más urgente, pero sin perder de vista el detalle.

Para esta empresa, la mayor motivación tras más de dos décadas de experiencia, trabajo y esfuerzo, es la  fidelidad mantenida por sus clientes. En dos décadas han pasado de ser una empresa familiar a una firma profesional en todos los ámbitos, triplicando el personal y fidelizando a los clientes.

Charlamos con Álvaro Momparler, CEO de Metro Lineal, que nos da las claves de esta historia de éxito.

Cada cliente es una inversión

-¿Cuáles son las tendencias en reformas que más se demandan ahora mismo? ¿Ha cambiado mucho de hace unos años al momento actual? ¿Ha influido la pandemia de alguna manera?

-Los tipos de clientes son diferentes. Para el cliente particular, muchas veces una reforma de vivienda es su obra principal de toda la vida. No solo la pandemia, sino la situación económica actual también influye.

Los precios de las materias primas, los plazos de entrega de materiales, el posible escenario de subida de tipos de interés que se viene oyendo desde hace semanas, todo hace que una valoración de una obra y un presupuesto se haga con todo detalle y siempre buscamos la máxima comunicación y feedback con el cliente al respecto.

Una inversión en obra es algo importante y el cliente tiene que estar tranquilo y saber lo que está haciendo. Al igual que cada uno de nosotros cada vez nos informamos más en cualquier compra, como, por ejemplo, con los etiquetados de los productos de la compra; el cliente en construcción tiene que tener toda la información antes de empezar  “su obra”.

De un tiempo a esta parte se cuidan todos los materiales, los revestimientos, las carpinterías de madera y metálicas al igual que las instalaciones de clima y calefacción. Nosotros explicamos que la construcción es como un trabajo artesano o de sastrería, donde tienen que encajar todas las medidas. Es un proceso.

Capear la pandemia

-Hablando de la pandemia, ¿se ha notado una menor cantidad de reformas por parte del sector hostelería? ¿O todo lo contrario y ha sido un momento de “aprovechar” para poner los negocios a punto?

-En las semanas más intensas, no de la pandemia, sino del confinamiento; se incrementó incluso la demanda de presupuestos de obras. No paraban de llegar proyectos casi a diario. Lo que si se notó un frenazo fue en la firma de contratos de obra. En esas semanas la construcción seguía en marcha, salvo la reforma de pisos, porque no podías acceder a escaleras donde se compartieran viviendas.

Otro sector que también tuvo un parón importante fue el del Contract Hotelero ya que muchos de ellos cerraron sus puertas por completo y sobre todo era la incerteza del poder volver abrir con cierta normalidad.

En estos momentos, por contra, hay un gran movimiento de renovación de instalaciones ya existentes,  alquiler de nuevos locales que se habían quedado vacíos….Parece que se quiere recuperar el tiempo perdido, por el contrario la situación económica actual hace que todo proyecto se revise varias veces antes de la puesta en marcha. En definitiva, y es casi mejor, la obra está muy madurada antes de poner la primera piedra.

Especializados en empresa

-¿Con que sectores trabajáis? ¿Hay algún sector que haya demandado más vuestros servicios últimamente?

-En Metro Lineal trabajamos sobre proyecto profesional así que ejecutamos cualquier tipo de obra. Trabajamos mucho el sector educativo, oficinas, residencias y contract, donde tenemos varios proyectos en marcha para firma inminente, locales comerciales y evidentemente residencial.

Pero de un tiempo a esta parte un sector con el que estamos trabajando mucho es el sanitario donde hemos realizado numerosas clínicas por toda España y Comunitat Valenciana, son obras muy particulares con un nivel de cuidado muy profesional.

-¿Con qué tipo de clientes trabajáis?

-Mayormente nuestro tipo de cliente es empresa. Sobre todo en el sector contract y hostelero donde las propias cadenas y franquicias suelen tener departamento técnico propio. También en el sector sanitario o educativo, ya que su tipología de obra y características hacen que se apoyen en despachos de arquitectura e ingenierías para que sus propios proyectos cumplan las normativas establecidas. Al igual que los timmings de los trabajos, el sector educativo de residencias estudiantiles se centran sobre todo en los meses de verano.

También incidir que trabajamos para cliente particular en obras de reforma y rehabilitación siempre que vayan, tales trabajos, acompañados de su pertinente proyecto realizado por un profesional. 

-¿Nos podéis contar alguno de los proyectos que estáis llevando a cabo?

-Por firma de la marca, por ubicación y por proyección, hemos trabajado en la primera fase de la nueva clínica de consultas externas del Grupo Quirón en la calle Cirilo Amorós de Valencia; justo enfrente del Mercado de Colón de Valencia, una localización excelente. Con ellos también hemos realizado trabajos de ampliación de su clínica en Elche.

Vamos a entregar estos días el primer local comercial en Valencia para la firma de moda Sophie & Lucie en la céntrica calle Jorge Juan.

También destacar la relación con nuestros clientes, y entre ellos al Grupo Neco Buffete de los hermanos Rocabert, que en pandemia lo pasaron muy mal, y más el sector buffete dentro de la propia hostelería,  por el cierre de sus instalaciones y son unos valientes con cinco locales en Valencia y uno en Madrid, y siguen buscando nuevas oportunidades.

En continua transformación

-¿De qué manera afronta el sector la transformación digital? ¿Y Metrolineal en concreto?

-Como todas las empresas, estamos en proceso de mejora continua. Somos una empresa adjudicada con los fondos Kit Digital otorgados por el Gobierno de España y estamos en proceso continuo de reciclaje, de diseño, marca, posicionamiento… Entendemos que hay que cuidar todos los detalles y más  sabiendo que es como se nos ve, a la empresa, desde fuera.

A nivel de obra cada vez los proyectos y los estudios tienden a estar cada vez más profesionalizados en busca de la calidad, que no esté reñida con el precio. Profesionalización entendiéndose tanto a nivel programación como a nivel de soluciones constructivas.

-¿Cómo ha sido el año 2021 en términos de facturación?

-Pues ha sido un año complejo. Veníamos con un crecimiento muy fuerte y continuado desde 2016 a 2020, casi triplicando la facturación y más que doblando el personal de la empresa y 2021 ha sido un año de mucho trabajo.

Pero sí que hemos sufrido problemas de pagos por parte de nuestros clientes, sobre todo de algunos sectores que también han sufrido de manera considerable por la pandemia y algunas paralizaciones de trabajos, la obra de reformas  no se pudo gestionar durante meses.

Por el contrario el último trimestre de 2021 fue un acelerón de nuevos proyectos que nos repercutirá positivamente en las cuentas de este año 2022 que va a muy buen ritmo.

Lo que está por venir

-¿Qué proyectos y expectativas tenéis para 2022?

Muchos. Llegan a Valencia nuevas marcas de moda que se instalarán en la comercial Jorge Juan, nuevos restaurantes en la zona de Alameda… Hemos realizado la nueva Escuela de Vela del Club Náutico de Jávea. Ganamos el concurso de las oficinas de Colón de Metro Valencia. A día de hoy estamos esperando ver si somos adjudicatarios de ampliaciones de clínicas sanitarias, una de ellas sería empezar con un nuevo cliente en el Hospital 9 de Octubre.

A nivel contract tenemos el proyecto de rehabilitar dos hoteles en Burjassot para unos inversores internacionales y en estudios tenemos tanto un Hotel Boutique en la propia Alameda de Valencia, como un Hostel detrás del Mercado central.

Expectativas interesantes, pero siempre trabajando con humildad y coherencia, paso a paso y con mucha comunicación con el cliente final. También hemos aprendido a decir que no a muchos proyectos que nos llegan, estamos en un momento que hay mucho trabajo y hay que saber escoger y lo que estés haciendo hacerlo de diez. Y lo más importante, saber cuidar a tú propio equipo, ese es el principal valor de cada empresa.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.