La banca pide que no se restrinja el pago de dividendos: “No vale el café para todos”

AEB asegura que no todos los bancos son iguales y cree que estos deben o no pagar dividendos en función de su rentabilidad y no "deben someterse a la misma norma"

Archivado en: 

Roldán

La Asociación Española de Banca (AEB), que agrupa a entidades como Santander, BBVA, Sabadell o Bankinter, ha solicitado en palabras de su presidente, José María Roldán que se acabe “el café para todos”, impuesto por la presión del BCE para que no se paguen dividendos, de modo que no se restrinja ‘urbi et orbi’ el pago de dividendos a las entidades, “el café para todos no vale, queremos discriminación en función de las condiciones de cada entidad, y si ninguna cumple las condiciones, no se repartirán, pero no se pueden seguir manteniendo soluciones paneuropeas cuando las circunstancias de la banca europeas son totalmente distintas”.

“Los bancos ya renunciaron al último pago del dividendo de 2019 de manera voluntaria. De aquí en adelanta, me parece que se debe dejar libertad de decidir cuándo pagan y cuándo no. No todos tienen que someterse a la misma norma”, ha expuesto Roldán.

Si bien, no ha querido adelantar si la situación de los bancos españoles permitiría repartir dividendos en octubre, si finalmente el supervisor europeo no prolonga el veto: “dependerá de cómo estén en términos de rentabilidad, de solvencia, de la gestión que hayan hecho de los problemas que, sin duda, se van a poner de manifiesto en los próximos meses, etc.”, pero insiste en evitar esas medidas que no discriminan: “no tiene la misma rentabilidad la banca alemana que la española”, ha acabado diciendo.

Según Roldán es el regulador el que mejor conoce a cada entidad y puede decidir si paga o no dividendo a partir de octubre.

Cree el presidente de la AEB que “en esta pandemia si no llega a ser por el sector bancario español, estaríamos en una situación más desesperada”. En este sentido, ha destacado la buena situación de liquidez con la que partía el sector antes de la pandemia y la rapidez con la que se han articulado los instrumentos de apoyo por parte del Gobierno y las entidades “es verdad que en volumen han sido mucho menor que en otros países pero la celeridad ha sido determinante, al hacer referencia a las líneas con aval ICO”.

Aún así insiste en que lo importante es “no cometer errores” y propone ver también las medidas que se toman en otros países para estudiar si es oportuno llevarlas a cabo: deuda subordinada, subvenciones, inyecciones de capital, medidas fiscales…

Asegura que el tsunami regulatorio también ha contribuido a estar mucho mejor preparados, “los colchones de capital han sido útiles”, aunque cree Roldan que podrían unificarse, “para hacerse más sencillos”.

Con la vista puesta en el futuro, Roldán ha defendido que “a la vuelta del verano” habrá que empezar a plantear todo tipo de medidas para apuntalar la recuperación.

Sobre la propuesta de la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, de que el Estado avale hipotecas para jóvenes que financien hasta el 95 % de la compra, Roldán sólo ha dicho que se trata de una medida que va en la línea de solucionar problemas existentes y que ayudaría a sectores intensivos en empleo, como la construcción.

A cuentas con los ERTE: Se solucionará con el Gobierno

Respecto a los errores en los anticipos de los ERTE realizados por los bancos a cuenta del SEPE, Roldán ve “normal que haya incidencias y errores” por el gran volumen que se manejan en estas operaciones.

“Lo normal es hablarlo y solucionarlo con la Administración en este caso”, explica Roldán. “Ni estamos preocupados por el volumen ni estamos pensando en salirnos del programa de anticipos por este tipo de incidencias”, ha recalcado.

Además, el presidente de la AEB revela que la postura de la asociación bancaria es la de “quitarle hierro al asunto”.

Suscríbete a nuestra newsletter