Emtrevista a José Pla Barber, Catedrático de Organización de Empresas en la UV y director del grupo de Investigación INGLOBEST

“Esta crisis puede servir para consolidar un modelo basado en la I+D y la sostenibilidad”

José Pla expone cómo debe ser la reindustialización en la CV que pasaría por "buscar elementos que emanen de las nuevas tecnologías y la digitalización"

La crisis sanitaria del coronavirus ha evidenciado algunas de las deficiencias que presenta el tejido industrial de la Comunitat Valenciana como es la alta dependencia de proveedores externos o la escasa digitalización de las empresas valencianas. Es por ello que es acuciante abordar una reindustrialización efectiva y real en la región. Hablamos de ello con José Pla Barber, Catedrático de Organización de Empresas de la Universitat de València (UV) y director del grupo de Investigación INGLOBEST.

José Pla, Catedrático de Organización de Empresas de la Universitat de València (UV) y director del grupo de Investigación INGLOBEST. Foto: UV.

-¿En qué debe consistir la reindustrialización de la Comunitat Valenciana?

-Es un tópico pero debería basarse en buscar nuevos elementos de diferenciación que emanen de las nuevas tecnologías y de la digitalización. Esta crisis puede convertirse en una oportunidad para consolidar un modelo basado en la innovación y la sostenibilidad. Algunas posibles estrategias:

  • Apostar por “fábricas digitales” con maquinaria fácilmente reprogramable, capaz de realizar una fabricación versátil, con producciones de menor escala y personalizadas. Esta mayor automatización permite competir en costes laborables con las economías menos desarrolladas y mejorar la calidad y la agilidad en el servicio.
  • Aprovechar el uso de nuevas materias originadas por la biotecnología o la nanotecnología que permiten incorporar procesos industriales más respetuosos con el medio ambiente, más eficientes y sostenibles
  • Las empresas tractoras, junto con las asociaciones empresariales, podrían impulsar acuerdos de colaboración en estos clústeres locales para la realización de grandes proyectos conjuntos en los que diferentes empresas aportasen una pequeña parte del output final.

-¿A corto plazo, qué modificaciones debe hacer la industria para llevar a cabo la reindustrialización?

-A corto plazo creo que se debe resistir buscando la financiación adecuada para superar esta situación desfavorable, y buscar nuevas oportunidades. Aquí será fundamental las ayudas de los gobiernos y la agilidad y eficiencia en canalizarlas, y la cooperación de los bancos.

Es muy interesante el ejemplo de las empresas del sector textil en la Vall de Albaida, la reacción rápida y la reconfiguración de sus actividades hacia un subsector como es el sanitario ejemplifica el carácter resilente de nuestros empresarios.

-¿La Comunitat Valenciana estaría preparada para llevarla a cabo?

-Creo que el nuevo gobierno de Ximo Puig está apostando por la reindustrialización (y esto ayuda), además destacaría varios elementos que como valencianos deberíamos reivindicar:

  • La Comunidad Valenciana siempre ha tenido una tradición industrial, emprendedora y exportadora; con lo cual los procesos de innovación y aprendizaje están internalizados en muchos empresarios.
  • La Comunidad Valenciana cuenta con un ecosistema empresarial emprendedor e internacional agrupado mayoritariamente en clusters que se configuran como plataformas de colaboración y competitividad, y favorecen los encadenamientos con sectores y actividades conexas.
  • Una posición geográfica privilegiada para ser plataforma internacional de negocios para otros destinos como puede ser el Norte de África o Latinoamérica junto con unas infraestructuras logísticas de apoyo a las empresas muy importantes, en las que destacan un importante stock de suelo industrial, una red viaria y ferroviaria adecuada, tres aeropuertos y ValenciaPort como uno de los puertos más competitivos del mundo.

-¿Qué claves debería tener el Plan Estratégico de la Industria Valenciana?

-Debería ser un objetivo estratégico de cualquier gobierno situar a la industria en el eje principal de su programa económico, no sólo por lo que significa en cuanto a la generación de puestos de trabajo sino también como fuente generadora de nuevos conocimientos, innovación y competitividad. Algunas ideas que debería contener un plan de reindustrialización:

  • No caer en la tentación de crear ventajas artificiales a corto plazo basadas en el proteccionismo y los subsidios.
  • Plan especial de Financiación para la reindustrialización que tuviera en cuenta la capacidad para generar valor añadido en el territorio y la posibilidad de generar efectos derrame positivos en el resto de miembros del ecosistema local.
  • Plan de reposicionamiento del Producto Made in Spain.
  • Fomentar una “cultura industrial” e invertir en formación e infraestructuras adaptadas a las necesidades de la industria, con el aseguramiento de los insumos básicos de los procesos industriales a costes competitivos (precio energía, coste logísticos, agua, etc).
  • Potenciar y dinamizar las redes y clústeres empresariales locales dado que la presencia de un ecosistema local de conocimiento y proveedores es clave para la competitividad industrial.
  • Facilitar las “condiciones para hacer negocios” por ejemplo, la protección de los derechos de propiedad, la homogenización de los incentivos fiscales o la eliminación de trabas burocráticas.
  • Medidas de apoyo a las pymes industriales no porque sean pequeñas, sino para que crezcan (Programas que fomenten las fusiones y las actividades de cooperación y Programas que favorezcan la cooperación entre las grandes empresas multinacionales y las pymes españolas como proveedores de éstas).
  • Medidas para la reorientación/adaptación de las ayudas a la I+D+i (Programas que vinculen estas ayudas de I+D con éxito comercial, con indicadores reales y que puedan monitorizarse).
  • Programa de captación de inversión extranjera directa

-¿Cuáles son los sectores que están más preparados?

  • Sectores empresariales en cuyos procesos productivos se pueda introducir más fácilmente la digitalización y la personalización (moda, maquinaria especializada, etc.).
  • Sectores en los que se puedan producir encadenamientos “hacia atrás” o “hacia adelante” que permiten mejoras de competitividad, por ejemplo la industria agroalimentaria o industrias auxiliares de sectores estratégicos como el automóvil o la energía.
Suscríbete a nuestra newsletter