Ciudad de Justicia de València

El Servicio de Orientación Jurídica desbordado: sin control y sin cita previa

El ICAV comunicó ayer a sus colegiados que la Conselleria no ha determinado aún los aforos, ni el plan de contingencia de las sedes judiciales de la Comunitat Valenciana y que no dispondrán de ellos hasta el próximo lunes

Ciudad de la Justicia de València. | Imagen: EFE: Kai Försterling

Auxiliadora Borja, decana del Colegio de Abogados de Valencia (ICAV) denunció que ayer dejaran entrar en la Ciudad de la Justicia de València a ciudadanos que querían acceder al Servicio de Orientación Jurídica, que el Colegio tiene asignado por parte de la Conselleria de Justicia, y que no abre sus puertas de manera presencial hasta hoy y que además tiene que ser con cita previa.

“La sorpresa ha sido que los compañeros que han ido a poner al día esas dependencias se han encontrado con que los ciudadanos estaban enfadados, y con razón, porque no les han dejado entrar. No les han advertido a la entrada de que el servicio comenzaba mañana y que además, tenía que ser con cita previa”, explicó Borja.

El Servicio de Orientación Jurídica se presta al ciudadano en las distintas dependencias judiciales  por parte de los Colegios de Abogados de toda España y se atiende la ciudadano para orientarle y si tiene derecho al servicio de justicia gratuita y si no es así, se le aconseja que se busque un abogado.

A todo ello, Borja aclaró también que “aún no sabemos, en nuestras dependencias de la Ciudad de la Justicia cuánta gente vamos a poder tener trabajando”.

En esta línea, a las 21.00 h de ayer, el ICAV comunicó a su colegiados que “la Conselleria de Justicia, no ha determinado aún los aforos, ni el plan de contingencia de las sedes judiciales de la Comunidad Valenciana y que no dispondrán de ellos hasta el próximo lunes”.

Además del Servicio de Orientación Jurídica, donde el ICAV cuenta con abogados en nómina para atender al ciudadano, el Colegio dispone también de unas dependencias donde cuentan con ordenadores, la sala de togas, espacios para reuniones con clientes…  donde hay trabajadores del Colegio y “tampoco sabemos cuántas personas pueden estar en estas dependencias y cuál es el aforo”, señala Auxiliadora Borja. “Se trata de unos locales que están en la Ciudad de la Justicia -ha aclarado- y que dependen de la Generalitat”. El pasado miércoles, la consellera de Justicia, Gabriela Bravo “nos dijo que tenía una guía que recogía todas estas directrices pero todavía no sabemos nada”, subrayó.

Auxiliadora Borja indicó también que desde el Colegio quieren gestionar las citas de orientación jurídica al ciudadano, “porque sabemos la relevancia de la urgencia de esa cita, por ejemplo, si es un despido sabemos que son 20 días, con lo cual hay que darle preferencia, si es una reclamación salarial el plazo es de un año y ya no tengo que darle preferencia. Este servicio no lo hace una máquina, Por ello, hacemos atención telefónica”.

En su momento, -destacó la decana del ICAV-, ya le dijeron a la directora general de Modernización y Relaciones con la Administración de Justicia, Bárbara López, que ha solicitado una baja laboral, “que podríamos facilitarle al personal de la entrada los nombres de las personas que hemos citado. Sin embargo, ahora nos dicen que se hará a través de una plataforma de la Conselleria de Justicia pero no sabemos cómo y tenemos que empezar”.

De todas formas, Auxiliadora Borja hizo hincapié en que llevan atendiendo al ciudadano desde el día 14 de marzo, “no hemos dejado de atenderles por teléfono y de manera online”. También recordó la labor que han desarrollado los letrados durante los días de confinamiento debido a que son servicios esenciales.

Agenda única por cada edificio

Otra de las reivindicaciones del ICAV, y que coincide también con los Colegios de Castellón y Valencia, es “la importancia de que haya una agenda única por cada edificio porque cada uno de ellos tiene un límite de capacidad por la COVID-19”. Desde el Colegio también han reivindicado la necesidad de saber  por parte de cada juez decano, “que de algunos ya hemos recibido respuesta, qué señalamientos se van a hacer y cuáles no”. El ICAV ha reconocido que “es evidente que algunos se tendrán que posponer ya que tendrán que tener en cuenta el aforo, el número de personas que integran ese juicio… Por ello, hemos pedido que haya una agenda única para saber qué tenemos que prepararnos, qué tenemos que hacer, a qué juicios hemos de ir, cuáles se ha pospuesto…”, corroboró Auxiliadora Borja.

Una Ciudad de la Justicia a medio gas

Por su parte, el magistrado titular del Juzgado de Primera Instancia nº 15 de Valencia, Juan Mejías ha informado que ayer celebró tres juicios. “Antes de la pandemia hubiera hecho el doble, pero tenemos que celebrar menos para evitar que la gente espere con lo que hay que aquilatar bien los juicios para que no se amontonen unos con otros; todos los presentes deberán llevar mascarilla y a más de dos metros de distancia; los aforos están delimitados en cada una de las salas y no está permitido el público en la sala. Además, hemos acordado en junta de magistrados que entre cada juicio pasen 30 minutos para desinfectar la sala para los que tengan que utilizarla a continuación lo puedan hacer con plena seguridad sanitaria”.

Mejías ha destacado también la buena colaboración que han tenido por parte de los procuradores. “Llegamos a un acuerdo en la Junta de Jueces con el propio Colegio de Procuradores que, con el fin de aligerar el aforo de cada sala y facilitar la celebración de las vistas, los procuradores acudirían a cada juicio antes de que entrase nadie más y solicitarían ser eximidos de estar presentes en la vista, de tal forma que ellos tienen las mismas obligaciones como si estuviesen en el juicio, lo que les obliga  a ver el vídeo y a interesarse por lo que ha dicho el juez”.

En estos momentos de pandemia y en Fase 2, el aforo de la Ciudad de la Justicia es de 4.300 personas, solo trabajan presencialmente el 30% y conforme avancemos de fase aumentará la incorporación de personal.

Suscríbete a nuestra newsletter