Tethering

Tethering: ¿Qué es, cuáles son sus tipos y cómo puedes hacerlo?

No caben dudas que la tecnología nos brinda cada vez más posibilidades, y un ejemplo de ello es el tethering. Se trata del procedimiento en el cual se utiliza un dispositivo móvil como puente para conectar a internet a otro equipo. De esta manera, termina funcionando como una especie de router o modem, siendo una solución de emergencia para muchos momentos. Para esto se necesita una conexión local de internet, además de bluetooth o cable USB para conectar ambos equipos.

¿Qué es tethering?

El tethering, también conocido como anclaje de red, es la forma en la que un dispositivo sirve como enlace a otro para que se conecte a internet. Esto ocurre cuando un móvil no puede conectarse a la web, así que se emplea la conexión de otro equipo para lograrlo. En este sentido, el teléfono que se conecta lo hace bajo el auspicio del otro, así que básicamente está usando su saldo y no el propio. Por ende, es una excelente opción cuando tenemos pocos megas o necesitamos ahorrar dinero.

Lo interesante del tethering es que puede compartirse de dispositivo móvil a ordenador. Aquí lo único que hay que hacer es configurar el teléfono como enrutador, lo que permitirá conectarse con otros equipos. Esta opción está disponible en todos los teléfonos inteligentes, que han creado esta alternativa para siempre tener un acceso al internet. Por otro lado, el tethering puede ser aplicado tanto en dispositivos con sistemas operativos Android como en iPhone. En consecuencia, siempre tendremos la posibilidad de estar conectados a lo que sucede en la red.

¿Cuáles son los tipos que existen?

Una vez que sabemos esto, el próximo paso es saber qué tipos de tethering existen en la actualidad. Pues bien, el primero es el tethering por bluetooth, donde es imprescindible que ambos equipos tengan esta opción habilitada. En algunas ocasiones hay que instalar algunos drivers y luego solo es cuestión de emparejar ambos dispositivos y permitir que compartan conexión. Luego tenemos la conexión por cable USB, en el que necesitamos el propio cable para instalar los programas que son necesarios.

Por último, tenemos el punto de acceso Wifi. Realmente es la más sencilla y utilizada, puesto que solo es cuestión de seguir los pasos del software e inmediatamente podremos compartir conexión. Cada una de ellas tiene un proceder diferente, aunque todas son sencillas y se basan en seguir las instrucciones del fabricante. Sin embargo, al final dependerá del equipo que tengamos, porque cada uno se ajusta a alguno de estos tipos de tethering. Por esto, desde ya tenemos que investigar en el móvil a ver cuál es la opción que tenemos disponible.

¿Cómo hacer tethering con tu móvil?

Hacer tethering con el móvil es más fácil de lo que pensaríamos. Realmente es muy sencillo, y lo primero que debemos hacer es definir desde qué equipo lo haremos, definiendo sus características. Posteriormente, elegimos el método que se ajusta al equipo y seguiremos los pasos que te daremos a continuación. Con esto podrás tener internet en cualquier equipo, sin importar que se trate de un Smart TV, portátil, tablet o consola de videojuego. Veamos a continuación cómo podemos lograrlo a continuación.

¿Cómo hacer tethering en Android?

Primero que todo, vamos a ver cómo hacer tethering en Android, que es el sistema operativo más utilizado por los móviles. En este sentido, lo inicial es ingresar al dispositivo y seleccionar la opción “ajustes”, para posteriormente ir a “conexiones inalámbricas’‘. Luego, seleccionaremos “redes o internet” o la opción que sea similar, para después ingresar “Zona wifi portátil”. Una vez llegado aquí tendremos que configurar la zona inalámbrica, colocando un nombre y contraseña a la nueva red. Además, no puedes olvidar elegir el WPA2 PSK como modo de seguridad.

Posteriormente, iremos al menú de inicio del teléfono y activaremos nuestra zona wifi portátil. Aquí chequeas si se activan los datos, y de lo contrario tendrás que pinchar la alternativa “hacer visible”. Una vez que esté activo tendrás que usar el otro dispositivo e ingresar en redes inalámbricas para elegir la red que hemos configurado. De esta manera, habremos creado una nueva red wifi para aquellos que no tengan la posibilidad de conectarse a internet. Llegó la hora de probarlo para entender todos los beneficios que tiene.

¿Cómo hacer tethering en iPhone?

A pesar de que iOS tiene una interfaz diferente, realmente el proceso es muy similar al de Android. Primero, iremos a ajustes y elegiremos Datos móviles, para luego elegir la opción “Punto de acceso personal”, aunque este nombre variará dependiendo del modelo. Ahora toca el turno de asignar una contraseña y posteriormente elegiremos el nombre acudiendo “Ajustes Generales”. Una vez hecho esto regresamos a Punto de Acceso Personal y debemos seleccionar el botón de permitir que otros se conecten.  Con esto será suficiente para compartir wifi.

Ahora solo queda lo más fácil, que es buscar la nueva red con otro dispositivo. Luego que lo encontremos tendremos que ingresar la contraseña e inmediatamente nos llegará la conexión a internet. Con ello tendremos la posibilidad de trabajar, estudiar y divertirnos sin tener un plan de datos activo gracias a esta hermosa alternativa. En este sentido, hay que aprovecharlo con seguridad y no compartirla con los extraños, ya que la seguridad del equipo podría verse comprometida.  Solo así aprovecharemos todo lo que tiene para nosotros.

¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?

El tethering es usado por cientos de personas que necesitan internet y no tienen datos disponibles. Sin embargo, esta práctica tiene ventajas y desventajas que debemos valorar. El primer beneficio es que es de gran utilidad cuando estamos fuera de casa y no tenemos acceso a una red inalámbrica. En consecuencia, las plazas, transporte público y viajes en general son sitios en los cuales podremos aprovechar el potencial del tethering. Otros, por su parte, prefieren no contratar un plan wifi y navegar exclusivamente con datos cuando necesitan usar el navegador.

No obstante, también hay puntos negativos que debemos valorar. El primero es que la conexión es más lenta de lo normal, ya que estamos empleando datos tradicionales para conectar a dos dispositivos. Además, estos planes móviles podrían salir muy costosos si lo usamos como conexión principal, aunado a que consumiremos más batería de lo normal. Todo esto hay que tomarlo en cuenta antes de decidir usar esta alternativa, que sigue siendo muy útil para momentos puntuales. Aun así, la red inalámbrica ofrece mayores garantías a mediano plazo.

¿Qué peligros tiene el tethering?

El tethering además de atractivo, ofrece algunos peligros que hay que tener presentes. El mayor de ellos es la seguridad de la red, y es que, si la contraseña se divulga, terceros podrán conectarse y espiar lo que navegamos. Por ende, hay que ser muy cuidadoso a la hora de compartir conexión, haciéndolo solo con aquellos que sean de máxima confianza.  De esta manera, queda de nuestra parte decidir cuál es la mejor opción para nosotros, pero no cabe duda que el tethering tiene muchos beneficios que no podemos dejar de lado.

APHA-hotelesdealicante
Grado-deporte-CEU-300-1jun-30jun-300x300

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.