Es un referente internacional en el sector textil y emplea a 500 trabajadores

Los agentes sociales y económicos “tejen” juntos el futuro de la textil Marie Claire

Afrontó en marzo un ERE para 100 pesonas y recibirá 2,5 millones del IVF para encarar un 2020 marcado por el brexit y el impacto del cambio climático en el textil

Archivado en: 

El textil genera empleo en el norte de Castellón.

La firma textil castellonense Marie Claire encara el próximo año con el objetivo de afrontar los efectos del brexit, dado que el británico es uno de sus mercados fuertes, y el impacto del cambio climático en la producción del sector. El fin de año llega tras meses de incertidumbre por las dificultades financieras que atravesó la empresa, con un ERE para 100 trabajadores, y marcado por una reunión de los agentes sociales y económicos implicados para trazar una hoja de ruta para la firma, una vez asegurada su viabilidade económica tras recibir la ayuda del ÏVF, y en un momento de estabilidad laboral.

Pese a esta relativa calma, la situación de la empresa preocupa a los agentes sociales por la repercusión que tiene en el entorno, toda vez quinientas familias dependen de ella. Por ello, sindicatos, administración autonómica y Ayuntamiento de Vilafranca han acordado fijar un plan de trabajo a modo de hoja de ruta para la empresa textil con el objetivo de reforzarla de cara al futuro cercano.

Una hoja de ruta o de unidad de acción que plantea creecer en los  mercados nacional e internacional, así como encarar los efectos del brexit en las ventas de la empresa en el mercado británico, un destino muy importante para la firma. Para ello se busca abrir otros mercados europeos. Y todo en medio de un continuo cambio del modelo comercial y con la irrupción de las marcas blancas.

Este documento que recoge la estrategia a seguir llega tras un año en el que Marie Claire ha superado los problemas derivados de un redimensionamiento de plantilla, tras años de expansión en los mercados internacionales de la mano de la firma Reckitt & Benckiser, propietario de la marca Scholl, que concluyeron con la presentación en abril pasado de un expediente de regulación de empleo para 100 trabajadores, consecuencia de una delicada situación económica que encendió todas las alarmas en las administraciones.

En ese contexto la firma optó a la línea de financiación, Fininval, que lanzó la Generalitat Valenciana en mayo, a través del Instituto Valenciano de Finanzas (IVF), logrando en noviembre pasado el máximo de subvención los 2,5 millones de euros, el salvavidas para garantizar la viabilidad del centro de producción de Marie Claire en Vilafanca, vital para el futuro de la economía del norte de Castellón, desde su creación hace 112 años. En ese tiempo se ha convertido en un referente textil internacional en el campo de las medias, aportando ideas innovadoras.

Marie Claire genera en la provincia más mde 500 puestos de trabajo, de ellos más de 400 en Vilafranca el centro de producción de pantis más grande de Europa, con más de 700 máquinas de confección, y en el que sus trabajadores son mayoritariamente mujeres.  De sus instalaciones salen anualmente 60 millones de medias y 2 millones de calcetines.

Suscríbete a nuestra newsletter