Generó 16.000 sanciones por exceso de velocidad en 2017

El radar de la DGT al paso de la AP 7 por Alcalá es el que más multa en Castellón

El punto de control xivertense y el ubicado unos kilómetros antes en Benicarló, también en la autopista, son los que más sancionan a los conductores europeos

Los radares de la DGT en la provincia de Castellón son de los que más conductores "cazan".

El radar que tiene la Dirección General de Tráfico (DGT) en la autopista de pago, AP 7, en Alcalá de Xivert, es uno de los que mayor número de sanciones por exceso de velocidad impone a los conductores que atraviesan Castellón de Norte a Sur. De hecho, las carreteras de la provincia son las que más volumen de multas por superar el límite de velocidad generan entre los conductores europeos, según datos de la DGT.

El tránsito hacia la frontera francesa o hacia los puertos de embarque en Valencia o Alicante rumbo al norte de África o hacía la frontera por Algeciras convierten a este eje de comunicación del corredor mediterráneo en uno de los que mayor número de vehículos recibe anualmente. Así, el control de Alcalá es el decimoséptimo del país que más recauda. De hecho este cinemómetro ubicado en un portón sobre la AP 7 en el punto kilométrico 390 emitió 16.000 multas en 2017.

Este dato, que se corresponde con los últimos resultados publicados por la DGT, se suma a las 12.000 multas generadas por el otro radar fijo de la provincia en la citada autopista, ubicado al norte de Benicarló, superado el área de servicio. Ambos radares ocupan los puestos 17 y 30 de los 50 que más multas generan.

Además, según el colectivo de Automovilistas Europeos Asociados, el radar de Alcalá de Xivert generó en 2017 seis mil sanciones por superación del límite de velocidad entre los automovilistas extranjeros.

De acuerdo a los datos de la DGT en el ejercicio 2017-18 los puntos de control de velocidad fijos y móviles del estado español multaron a 10.648 automovilistas de distintos países de la Unión Europea. Un período de tiempo durante el que la DGT sancionó por el mismo concepto a 81.619 conductores.

Desde Automovilistas Europeos Asociados se considera que una gran cantidad de sanciones obedece a la situación geográfica de Castelló, como lugar de paso hacia destinos turísticos como Valencia o Alicante, así como la proximidad de la frontera norte con Francia. Precisamente esa cercanía a la frontera francesa hace que 56.453 impuestas en las carreteras españolas recaigan en conductores franceses.

Suscríbete a nuestra newsletter