Envases para productos de alimentación, química doméstica, cosmética o paquetería engloban las propuestas presentadas

Los estudiantes de diseño revolucionan con su ingenio los embalajes del futuro

Los concursantes tienen que presentar soluciones a los problemas planteados por las empresas industriales

X Edición de los Premios Nacionales de Diseño y Sostenibilidad del Envase

Embalajes sostenibles para el comercio electrónico que incorporan un sistema de devolución seguro; envases que suponen una nueva forma de consumir ensaladas; o productos para limpieza del hogar que el usuario mezcla en su propia casa y son recargables, son ejemplos de algunos de los ganadores de la X edición de los Premios de Diseño y Sostenibilidad de Envase y Embalaje.

El concurso, convocado por el Clúster de Innovación en Envase y Embalaje ha dado como ganadores proyectos presentados por la Universidad de Zaragoza, la de Mondragón, la EASD de València, la UJI de Castellón y la escuela Elisava de Barcelona.

Los participantes debían responder a un reto lanzado por importantes empresas industriales con el objetivo de resolver un problema de envase y embalaje. La firma SPB ha patrocinado el premio en la categoria de envase para productos limpiadores del hogar. El trabajo premiado ha sido  presentado por alumnos de Mondragon Universitatea. Se trata de un innovador envase para productos limpiadores del hogar, ecológico y recargable, que se vendería vacío y con ocho recargas hidrosolubles.

Es un sistema muy cómodo para el usuario, que sólo tendría que rellenar de agua el envase y verter la pastilla. Y muy eficiente desde el punto de vista medioambiental, ya que sería fácil de producir, óptimo de transportar al no incorporar líquido, y de fácil almacenamiento para el usuario.


Los participantes en el concurso deben resolver un reto lanzado por una importante empresa para resolver problemas de embalaje


El reto de GBfoods era crear un envase sostenible para la venta de pastillas de caldo destinado al mercado africano. En este caso, el ganador ha sido el alumno de EASD de València Ignacio Fontelles. El proyecto está realizado a partir de un único desarrollo en cartón, que no necesita adhesivos ni films, y que además de ofrecer una mejor presencia en el punto de venta tanto gráficamente como estructuralmente, se convierte en un dispensador de pastillas individuales con una mínima y fácil manipulación.

Consum ha premiado a tres estudiantes de Elisava por un sistema de envase original para que el usuario pueda elegir los ingredientes o salsas de sus ensaladas a medida, pero con la misma rapidez y comodidad que ofrecen hoy en día las soluciones de estos productos de IV gama comercializadas en barquetas, que son opciones cerradas. Está formado por un bol con ensalada y una tapa que incorpora ‘toppings’ a elegir por el usuario.

Hinojosa Packaging Xátiva ha elegido el proyecto de alumnos de la Universidad de Zaragoza de embalaje con sistema de devolución. La solución es una caja re-cerrable sin cinta adhesiva y que asegura que el producto devuelto no ha sido manipulado.


Una selección de los trabajos presentados concurrirá a los WorldStar Student Awards, los galardones más importantes de embalaje que se convocan en el mundo


También ha sido un equipo de la Universidad de Zaragoza el ganador del premio patrocinado por Logifruit. Se trata de un contedor de productos hortofrutícolas atractivo y sostenible. Puede plegarse y desplegarse de forma sencilla mediante uniones elásticas que impiden la rotura y está fabricado con materiales biodegradables.

Finalmente, en el ámbito del envase cosmético, la empresa Virospack ha otorgado el primer premio a Rubén Morata y María Ortiz, de la Universitat Jaume I de Castellón. Se trata de un envase con cuentagotas totalmente disruptivo. Un cuentagotas que, respetando los hitos de funcionalidad y calidad, aporta innovación en su diseño, una función extra de espejo, interacción con los consumidores, gracias a un sensor luminoso que les avisa cuando se aproxima la fecha de caducidad, y que además es reutilizable, generando así menos residuos.

Los ganadores han recibido un premio de 1.000€ y un diploma acreditativo. Una ventaja adicional es que los vencedores del concurso y los finalistas participan directamente en los premios Líderpack que se celebran con ocasión del salón Hispack de Fira Barcelona.

Además, entre los proyectos presentados se seleccionarán los representantes españoles en los WorldStar Student Awards, los galardones de embalaje más importantes del mundo para alumnos de universidades y escuelas de diseño.

Suscríbete a nuestra newsletter