Marketing directo

¿Qué es un canal de marketing directo y cómo se utiliza correctamente?

Como probablemente sepas, el marketing directo es aquel orientado a obtener respuestas directas de su público objetivo. Pero, ¿sabes qué es un canal de marketing directo? Una campaña de marketing directo involucra un mensaje persuasivo con llamada a la acción, que despierte el interés del receptor y le incite a dar una respuesta determinada y cuantificable. Para conseguir esta acción, es fundamental que el canal de comunicación elegido para la campaña sea acertado y que se utilice correctamente. Conozcamos qué es un canal de marketing directo. 

¿Qué es un canal de marketing directo?

Para definir qué es un canal de marketing directo primero debemos saber qué es un canal de marketing. Pues bien, se trata de los medios utilizados por las empresas y organizaciones para dar a conocer sus productos, servicios, promociones y otra información relevante para su público. En consecuencia, un canal de marketing directo es el medio de comunicación que se utiliza para desarrollar una campaña de mercadeo de respuesta directa que permita que el consumidor que la reciba pueda atender a un “call-to-action” preestablecido.

Canales digitales vs. tradicionales… ¿Cuál es la mejor opción?

Los canales de marketing directo pueden categorizarse en digitales y tradicionales. En la actualidad, el uso de canales digitales es predominante debido a la gran presencia de consumidores potenciales y reales en la red, la economía de emisión de mensajes altamente personalizados y la rapidez de respuesta que podemos obtener. También permite automatizar una buena parte del tratamiento de los datos, por lo que se obtiene información procesada en poco tiempo y con menos trabajo manual.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

El mailing, (envío de información publicitaria por correo electrónico) es un canal de marketing directo ampliamente utilizado: permite una personalización relativamente fácil, puede cuantificarse con bastante exactitud y establece una comunicación bilateral con cada cliente. También podemos mencionar las campañas personalizadas de las redes sociales y los buscadores, que aprovechan los datos de la plataforma para formular anuncios altamente específicos, así como acceder a individuos que han manifestado interés en determinados productos o servicios.

Por otro lado, dentro de los canales tradicionales que permanecen hoy en día, destacan el servicio de correo postal y las llamadas telefónicas. El buzoneo, que es un canal de marketing directo, porque suele llevar instrumentos impresos que permiten que el usuario responda a la empresa, puede resultar algo más caro en comparación con las visualizaciones de un banner digital, pero es altamente efectivo en algunos casos. En cualquier caso, se trata de definir qué canal o canales son más convenientes para cada campaña y para cada empresa en particular.

Tipos de estrategias para el marketing directo

Saber qué es un canal de marketing directo te permite utilizar el que más se adecue a tu campaña. Sin embargo, también debes conocer las diferentes estrategias de marketing directo que puedes emplear:

Estrategias multicanales

Las estrategias que involucran el uso de diferentes canales de manera simultánea se llaman “multicanales”. Son relativamente más complejas y requieren algo más de inversión, pero pueden ofrecer excelentes resultados si se realiza un buen trabajo formulando e implementando la estrategia de marketing. En primer lugar, el hecho de contar con diferentes canales para poner el mensaje al alcance del público les da a los potenciales clientes más oportunidades de responder a la llamada de acción.

Cuando se implementa una estrategia de naturaleza multicanal es importante crear coherencia en todos los mensajes. También que cada comunicación sea apropiada a la etapa de compra en la que se encuentre el consumidor. Por supuesto, no es bueno poner exactamente el mismo mensaje en todos los canales porque cada medio tiene características diferentes. Es necesario adaptar cada comunicación al medio en cuestión. Sin olvidar tener en cuenta las expectativas del usuario para ese medio en particular y su comportamiento dentro del mismo.

Estrategias omnicanales

Desde el enfoque omnicanal, la empresa dirige su atención sobre la experiencia de usuario en lugar de enfocarse en el número de canales utilizados. Con este enfoque es posible tener mejores resultados en cuanto a la fidelización. Puede utilizarse en conjunto con ciertas campañas de marketing directo, en especial para introducir al potencial cliente en el embudo de ventas. Eso sí, siempre ofreciendo una continuidad y coherencia en cada comunicación, mientras se cuantifica continuamente el nivel de respuesta en cada etapa del proceso.

¿Cómo utilizar correctamente un canal de marketing directo?

Diseñar e implementar correctamente una estrategia de marketing directo en uno o más canales requiere de experiencia y conocimientos. Sin embargo, en líneas generales, estos son los aspectos que deben tomarse en consideración:

  • Saber en qué canales se encuentra tu público objetivo.
  • Conocer la naturaleza del canal a utilizar, así como familiarizarse con los formatos, diseños y longitudes más recomendables.
  • Caracterizar y segmentar al público objetivo, lo que permitirá formular campañas de marketing con las que puedan identificarse y que le impulsen a una acción.

Por otro lado, como el marketing directo busca obtener respuestas, es esencial que tanto tu canal como tu mensaje permitan que se dé esta respuesta. Ya que conoces qué es un canal de marketing directo, el canal que elijas y el mensaje que diseñes deben permitir que el receptor encuentre la información que le interesa y que pueda ofrecer su respuesta con facilidad. Recuerda que los procesos engorrosos pueden disuadir al consumidor de completar el proceso.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.