Los indicadores financieros son muy importantes para analizar el funcionamiento de una empresa

¿Qué son los indicadores financieros y cómo analizarlos?

El análisis financiero es una evaluación de los principales indicadores de la situación financiera y los resultados de una empresa para la toma de decisiones comerciales. Se basa en los resultados obtenidos por los indicadores financieros especiales, que clasifican los diferentes aspectos de las actividades financieras y económicas de la organización. Los indicadores financieros nos permiten evaluar la eficiencia de la empresa, la mayoría de ellos tiene valores recomendados que pueden variar según la industria en que se apliquen.

Basándose en los resultados de los indicadores financieros se puede determinar las fortalezas y debilidades de una empresa o negocio y, en función de los datos disponibles, tomar decisiones estratégicas para el desarrollo exitoso de la empresa. Pero hay que tener claro que, en el análisis financiero, lo principal es la interpretación correcta de los resultados, y no el cálculo de indicadores. Ellos permiten una evaluación y descripción cualitativa y cuantitativa en comparación con indicadores de otras empresas similares.

¿Qué son los indicadores financieros?

Los indicadores financieros son herramientas que le permiten a dueños de empresas, realizar un análisis financiero de la situación de la misma en un período determinado. Son también un método de gestión de la empresa dentro del ámbito de los resultados económicos obtenidos por ella. Además, ilustran el funcionamiento de los distintos departamentos de la compañía y la eficacia de su trabajo. Los indicadores financieros permiten a inversores y accionistas formarse una opinión sobre cómo se está gestionando la empresa y cómo le va en el mercado.

El estudio de los indicadores financieros forma parte del análisis de la situación financiera de una empresa. Los datos empleados por los indicadores financieros proceden directamente de los estados financieros. Es por esto que los resultados de estos indicadores permiten interpretar la situación de la empresa. Así como también permiten hacer una comparativa con empresas similares para determinar su situación en el mercado.

La clave del análisis de los indicadores está en la elección correcta de los mismos según la actividad de la empresa. Es importante destacar que el estudio de los indicadores no consiste en calcular cada indicador para la empresa, ya que para que el análisis mediante indicadores presente la verdadera y actual situación financiera, deben aplicarse en función de las necesidades y del grupo a quien está dirigido el análisis. Esto se debe a que los indicadores financieros se pueden utilizar en todos los niveles de la gestión empresarial.

¿Qué tipos de indicadores financieros existen?

Entre los indicadores financieros se pueden distinguir diferentes grupos, que se utilizan para analizar diversas áreas de la actividad de una empresa.

Indicadores de liquidez

Los más utilizados son los indicadores de liquidez. Muestran si la empresa tiene la cantidad de efectivo necesario para sus operaciones actuales y si podrá pagar sus deudas con los proveedores a tiempo. También muestran hasta qué punto una empresa está saturada con diversos pasivos financieros, por ejemplo, en relación con el servicio de sus líneas de crédito. Algunos indicadores de liquidez son el ratio ácido, la liquidez inmediata, el fondo de maniobra y el ratio de cobertura.

Indicadores de endeudamiento

Los indicadores de endeudamiento, o indicadores de deuda, miden el nivel de obligación o compromiso de que tiene la empresa, con otros terceros externos, llamados los “acreedores”. Algunos indicadores que muestran el estado de endeudamiento son el ratio de endeudamiento, el coeficiente de endeudamiento a corto plazo, el coeficiente de endeudamiento a largo plazoservicio a la deuda y, de nuevo, fondo de maniobra.

Indicadores de rentabilidad

Otros indicadores que interesan a los inversores son los de rentabilidad. Estos muestran la tasa de rendimiento que se puede obtener invirtiendo en una empresa determinada. Además, informan sobre si la empresa es eficiente y cómo se comparan sus resultados con los de otras. Dentro de este grupo encontramos indicadores como el beneficio sobre recursos propios ROE, el beneficio sobre ventas, el margen bruto sobre ventas, el beneficio sobre activos y la rentabilidad por dividendo.

¿Cómo analizar los indicadores financieros?

Para analizar los resultados de los indicadores financieros es necesario verificar si se ha definido el valor óptimo para el indicador financiero utilizado. Es decir, hay que comparar el resultado obtenido con el valor óptimo sugerido. Luego, se debe evaluar el resultado en función de la regla asignada al indicador. Este tipo de información facilita la interpretación de los resultados. Además, hay que recordar que diferentes autores definen los valores óptimos de manera diferente al igual que los países y el tipo de industria.

También es necesario tener en cuenta el punto de referencia en el análisis de los mismos, ya que se pueden comparar los resultados con los resultados promedio de la industria para evaluar si los obtenidos por la empresa son superiores o inferiores al promedio. También se pueden comparar resultados a lo largo del tiempo y determinar si la situación de la empresa está mejorando o deteriorándose. Incluso, comparar con los resultados obtenidos por la competencia.

¿En qué situaciones podemos utilizarlos?

Estos indicadores están orientados a la toma de decisiones. El uso del análisis de los indicadores proporciona a la dirección de la empresa información importante. Esta información facilita la selección de diversas opciones de actuación y crea un punto de referencia para verificar la convergencia de los planes con el grado de implementación. También permiten identificar las debilidades de la empresa para una mejora inmediata.

Otra situación en las que los indicadores financieros son muy útiles es para conseguir apoyo financiero externo. Es decir, permiten una evaluación comparativa de diversas empresas, facilitando las decisiones sobre la selección de socios y contratistas; así como una evaluación de la situación financiera de los deudores en un préstamo comercial, solo presentando los valores de los indicadores financieros. Es importante destacar que siempre hay que tener en cuenta el propósito del análisis para aplicar el indicador financiero que corresponda a la situación.

¿Hay diferencias con las métricas?

Dado que las métricas y los indicadores financieros se utilizan indistintamente para referirse a lo mismo en algunos contextos, como en los sistemas de gestión del rendimiento, la mayoría de las veces no apreciamos la diferencia entre indicador financiero y métrica. Una métrica se refiere a un valor numérico que se presenta de alguna manera. Por ejemplo: los valores de las ventas netas, el total de cuentas por cobrar, el total de clientes, etc. Por lo tanto, una métrica es algo que puede ser medido.

Es importante señalar que todos los indicadores financieros son métricas. Pero todas las métricas no son necesariamente indicadores financieros. Una distinción entre las métricas y los indicadores financieros se produce con las mediciones. Todos los indicadores financieros y las métricas incluyen mediciones. Por lo tanto, una medida probada a lo largo del tiempo se denomina métrica. Y una vez que una métrica se incluye en la gestión del rendimiento, se convierte en un indicador financiero. Y permite analizar los resultados de gestión, no simplemente medirlos.

Mercedes Valdisa GLC
Fundacion Vicente Ferrer Navidad
Generalitat Sanitat dia del SIDA
GVA Expo disseny i Territori

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.