El fondo de maniobra

Fondo de maniobra: ¿Qué es, para qué sirve y cómo se calcula este instrumento?

Dentro de una empresa, todo lo que tenga que ver con las finanzas, economía, liquidez y movimientos monetarios es de suma importancia. Y, entre los diversos factores a tener en consideración, se encuentra el fondo de maniobra. Todo lo que tenga que ver con el capital o los activos de una compañía debe estar bajo revisión de forma constante. Es gracias a esto que toda empresa puede lograr mantenerse siempre en números positivos y tener la certeza de seguir generando ganancias tanto a corto como a largo plazo.

Además, todos estos son aspectos susceptibles a factores externos, que pueden cambiar cada cierto tiempo. Por lo que, se requiere del trabajo del personal contable para realizar chequeos continuos a este tipo de factores tan fundamentales. Si nunca antes has oído hablar al respecto o eres nuevo en este tipo de tema, no te preocupes. A continuación, en el texto de hoy te explicaremos de qué se trata. Además, te diremos por qué es tan importante y cómo debes calcular el fondo de maniobra.

¿Qué es el fondo de maniobra?

El fondo de maniobra también es conocido dentro del sector con nombres como fondo de rotación, capital circulante o capital de rotación. Tener esto en cuenta te permitirá comprender que se trata del mismo tema a pesar de la variedad de términos. Ahora bien, procedamos a explicar qué es el fondo de maniobra. Se trata de la capacidad que tiene toda empresa de encarar sus gastos e inversiones a corto plazo por medio de los fondos o recursos que tengan disponibles a largo plazo.

Así pues que, el fondo de maniobra se puede emplear como una ratio que permite conocer los cambios en la salud financiera de todo tipo de empresa. Ya que, gracias a su cálculo, se puede conocer hasta qué punto una compañía puede continuar con su actividad económica. No solo para cubrir todos los gastos inversores a corto plazo, sino también el pago de las respectivas deudas que tenga. Por ello, de forma técnica, el fondo de maniobra es entendido como el pasivo no corriente que permite financiar al activo corriente.

¿Cuál es la fórmula para usar este instrumento financiero?

La fórmula para calcular el fondo de maniobra es bastante simple y se compone de datos que son muy fáciles de obtener. Estructuralmente, la fórmula se expresa de la siguiente manera: Fondo de maniobra = Activo corriente – Pasivo Corriente (FM = AC – PC). Por lo tanto, lo único que necesitas, es tener el monto del activo corriente y restarle el pasivo corriente para obtener la cantidad de dinero que representará al fondo de maniobra. Como puedes ver, no se trata de una ecuación complicada.

De esta manera, el fondo de maniobras se posiciona, de forma gráfica, en el medio exacto que une a los activos con los pasivos de una empresa. Ahora bien, es importante tener en cuenta que el resultado de este cálculo puede ser tanto positivo como negativo y la interpretación del mismo te permitirá saber qué hacer con la empresa. Ya que, un escenario puede ser favorable para la compañía, pero el otro te pondrá en alerta. Más adelante te explicaremos cómo interpretar ambos resultados.

Calcular fondo de maniobra

Ahora que ya conoces la fórmula para la ejecución de este cálculo, es momento de pasar a explicar cómo calcular el fondo de maniobra. Como bien hemos mencionado, es una ecuación bastante simple. Sin embargo, es menester contar con los datos exactos de dos factores: El activo corriente y el pasivo corriente. Los activos de toda empresa se dividen en el activo corriente y no corriente. Estos activos representan todos los servicios y bienes que posee la empresa en un momento exacto.

Por otro lado, está el tema de los pasivos, que también se dividen en corrientes y no corrientes. En este caso se hace referencia a las obligaciones de pago que tiene la compañía. Cuando la duración de estas obligaciones es menor a un año, son pasivos corrientes y si superan este período de tiempo son no corrientes. Teniendo esto en claro y tomando ambos montos, puedes realizar el cálculo. Supongamos que el activo corriente es de 40.000 € y el pasivo corriente es de 10.000 €, esto daría un fondo de maniobra de 30.000 €.

¿Cuándo el fondo de maniobra es negativo?

Son diversos los casos y los motivos por los que el fondo de maniobra puede presentar un resultado negativo. Procedamos a ejemplificar un resultado negativo del fondo de maniobra: 20.000 € (AC) – 30.000 € (PC) = -10.000 € (FM). Estos son casos en los que el pasivo corriente supera la cantidad de dinero disponible en los activos corrientes. Lo cual se puede traducir, en términos financieros, a una falta de liquidez por parte de la empresa y esto debe encender las alertas.

Los resultados negativos en el fondo de maniobras suponen que la empresa no cuenta con el dinero suficiente para pagar todas las compras o deudas que debe realizar a corto plazo. A raíz de esto pueden surgir infinidad de problemas financieros que, de no ser tratados a tiempo o de forma adecuada, pueden llevar al negocio a la quiebra. En estos casos se puede requerir de una financiación externa para aumentar la liquidez, procurar incrementar las ventas haciendo descuentos o evaluar la opción de retrasar los pagos pendientes.

¿Cuándo se dice que el fondo de maniobra es positivo?

Ahora veamos el caso contrario, un resultado positivo en el fondo de maniobras. Sin duda, esto es lo que debe procurar lograr todo tipo de empresa porque supone que cuenta con la liquidez que necesita para mantenerse en pie. Un resultado positivo en el fondo de maniobras puede verse de la siguiente manera: 50.000 € (AC) – 20.000 € (PC) = 30.000 € (FM). Contar con un activo corriente que sea mayor al pasivo corriente implica contar con los fondos necesarios para pagar todo tipo de gasto o deuda a corto plazo.

Cuando se obtiene un resultado positivo, se puede entender que el trabajo del departamento de contaduría y tesorería ha sido el correcto en todo momento. Además, mientras mayor sea el fondo de maniobras, no solo se podrán cubrir los gastos a corto plazo, sino que también se puede considerar la opción de realizar algunas inversiones o gastos extras. Puesto que se cuenta con la liquidez suficiente para este tipo de casos. Por tanto, siempre que se tenga un resultado positivo, se puede estar tranquilo, pues se tiene la seguridad de la continuidad del negocio.

¿Qué importancia tiene en los negocios?

Ahora que tienes una idea completa de lo que representa el fondo de maniobras y sus respectivos resultados, se vuelve fácil entender la importancia del mismo. El fondo de maniobras es fundamental, ya que, manteniéndolo en positivo, se garantiza la continuidad de la empresa de forma estable y equilibrada. Además, en caso de que se obtengan resultados bajos o negativos, se podrán tratar a tiempo los problemas de liquidez. De este modo se puede preservar la economía de la compañía y evitar a toda costa una situación de quiebra.

Taya gestiona y automatiza la Tesoreria
lantania lIderes en España en infraestructuras agua y energIas renovables
lantania lIderes en España en infraestructuras agua y energIas renovables
Infocif bases de datos
Infocif bases de datos

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.