Base reguladora de la seguridad social

¿Qué es la base reguladora? Descubre su utilidad en la economía

Cuando hablamos de la base reguladora, estamos hablando del baremo establecido por la Seguridad Social. Es de conocimiento general, que la Seguridad Social ofrece prestaciones a los trabajadores. Estas se calculan gracias al uso de esta base como referencia, pues usa la base de cotización del beneficiario en un tiempo determinado. Es importante que la Seguridad Social calcule con este baremo, que determina las prestaciones que debe recibir el empleado por ley. En pocas palabras, sirve para calcular las prestaciones de pensión, de jubilación, o incapacidad permanente.

¿Qué es una base reguladora?

Para saber qué es base reguladora, debemos pensar en la Ley General de Seguridad Social, pues es este el organismo que la utiliza. Su concepto no está expresamente tipificado en la ley, se da por sobreentendido. Sin embargo, aunque el legislador asume que todos lo comprenderán, se presta a diversas confusiones con otros términos presentes en la Ley. Entre ellos el concepto de base de cotización. Para evitar este tipo de confusiones, vamos a aclarar de una vez el concepto de esta herramienta.

“Se puede definir como base reguladora, al baremo usado por la Seguridad Social, para el cálculo de las prestaciones estipuladas por la Ley. Este cálculo no es fijo y variará de persona en persona. La base reguladora, también difiere en cuanto a prestaciones.” Como se puede apreciar, la base reguladora es el baremo que emplea la Seguridad Social española, para el cálculo de las prestaciones. Y se calcula con la base de cotización de cada persona por un tiempo determinado.

¿Para qué sirve la base reguladora?

La base reguladora sirve para que la seguridad social, calcule las prestaciones correspondientes de un individuo. Es importante recalcar, que este cálculo es personalísimo y está estimado en un tiempo determinado. Cuando se establece la base reguladora de una persona, esta puede tener un conocimiento aproximado de lo que le corresponde, por concepto de prestaciones. Saber la cifra de tu base reguladora, te ayudará al momento de tu jubilación, si pierdes tu empleo o si te vas de “paro”.

Al servir de baremo tanto para la seguridad social, como para el ciudadano, podemos destacar la importancia de la misma. Es importante tanto en el ámbito laboral como legal, porque van a estimar las prestaciones sociales de un trabajador. Estas prestaciones pueden ser por retiro, desempleo o enfermedad. Al ser estas prestaciones de carácter legal, la base reguladora es de obligatorio cumplimiento, en el territorio español. Es relevante saber que no se puede renunciar por contratos privados.

¿Cómo funciona?

La base reguladora funciona tanto como un promedio para el cálculo de las prestaciones sociales, como para el cálculo de la nómina salarial. No se puede calcular al azar, debe ser calculada en la base de cotización. La Seguridad Social establece en la ley los importes máximos y mínimos que corresponde a la base de cotización. Estos importes deben ser respetados en todo momento, por ende, no deben excederse o reducirse de ninguna manera y bajo ninguna excusa.

La base reguladora puede funcionar de diferentes maneras, personal, determinada y/o temporal. Y normalmente puede diferir en cada una de las prestaciones de la Seguridad Social, pues el cálculo de cada una es diferente. No podemos suponer que la base a por pensión de paro, sea igual o superior a la base por pensión de jubilación. Es importante contar con la asesoría de un abogado laboral, si tenemos dudas sobre el cálculo de nuestras prestaciones.

¿Cómo se calcula?

Para calcular la base reguladora de las prestaciones que nos corresponden por seguridad social, debemos saber cuál es la prestación que exigimos. Cada prestación tiene un cálculo determinado y varía en función del tiempo. Veamos:

  • Base reguladora de prestación por desempleo: La base se calcula diariamente, dividiendo entre 180, las cotizaciones calculadas por desempleo, los 180 antes de la situación legal.
  • Prestación por maternidad o paternidad: esta prestación es fácil de calcular, la base es del 100%, por cada hijo del trabajador. Esta, dura 16 semanas.
  • Prestación por jubilación:  la base de esta prestación, se calcula dividiendo la suma de las bases de cotización de los 300 meses anteriores entre 350, ya que estos computan 25 años.
  • Base reguladora por prestación de incapacidades temporales: En caso de enfermedad, esta será del 60 % de la base correspondiente desde el día 4 hasta el 20 del mes, ambos días incluidos. Y en caso de Accidente no laboral, será del 75% de la base  que corresponde desde el día 21 en adelante.

Diferentes tipos de base reguladora

Como se mencionó previamente, existen diferentes tipos de bases reguladoras, pues cada una corresponde a un tipo de prestación diferente. Como la Seguridad Social, se va adaptando a las diferentes situaciones que afrontamos, pueden existir nuevas prestaciones. En el caso del año 2019, con la llegada de la pandemia del Covid-19, se reguló la prestación por coronavirus. Se puede evidenciar, con la creación de esta nueva prestación, que el Estado busca en todo momento proteger la capacidad laboral de la Nación española.

Tipos de base reguladora:

  • En caso ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo)
  • Incapacidad temporal.
  • Por accidente de trabajo.
  • Enfermedad profesional.
  • Baja médica por coronavirus.
  • Para trabajadores pluriempleados.
  • Trabajadores con contrato de formación.
  • Para empleados del hogar.
  • Artistas taurinos.
  • Base reguladora para incapacidad permanente, parcial, total o absoluta.
  • Por jubilación, maternidad o desempleo.

Como se puede observar la ley de la Seguridad Social, tiene diferentes supuestos en los cuales se calcula.

¿Cómo se calcula la base reguladora de una nómina?

Cómo se ha explicado, de manera previa, la base reguladora de una nómina es el resultado de la cotización de un empleado. Ahora bien, lo que cotiza una persona a lo largo de su vida laboral, es un porcentaje de su salario devengado. Es por ello que es importante saber calcularla a partir de la nómina laboral. Con este cálculo, realizado por el empleador, la Seguridad Social, conoce el porcentaje que nos corresponde, en caso de solicitar nuestras prestaciones sociales.

La base reguladora de una nómina, es el porcentaje destinado a la Seguridad Social que el empleador debe destinar como parte de la protección social. Este porcentaje se calcula según lo establecido en el artículo 147 de la Seguridad Social. Generalmente, para los casos de enfermedad o accidente laboral, es del total de la base de cotización (salario). La base reguladora por cuestión de Seguridad Social, se ve reflejada en el recibo mensual de pago del trabajador.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.