Qué es la posición corta

Posiciones cortas en bolsa: ¿Qué son y cómo funcionan operando?

La bolsa de valores es un centro donde se realizan operaciones financieras, con el propósito de obtener ganancias y evitar pérdidas, o en su defecto minimizarlas. Una de esas operaciones son las de posición corta. Estas permiten al inversor vender un activo asumiendo que el valor del mismo en el mercado se depreciará. Es por ello que podrá obtener beneficios al adquirir los activos a menor precio en el futuro.

¿Qué son las posiciones cortas?

Una posición corta es una operación financiera que se ejecuta para obtener ganancias cuando el valor de un instrumento financiero se deprecia, es decir, cuando su precio cae en el mercado. Una posición corta consiste en el compromiso de vender un activo que no está en la cuenta del inversor al vencimiento del contrato. Esto significa que está vendiendo un producto financiero y no lo posee actualmente. Ha sido una estrategia popular durante años, especialmente entre los participantes de la bolsa de valores.

Los comerciantes optan por una posición corta cuando creen que el precio del activo financiero bajará. Si lo hacen, ganan. Si, por el contrario, el precio sube, pierden. La ganancia de la venta corta es la diferencia resultante del precio actual de la acción y el precio más bajo esperado en el futuro. El riesgo de esta posición es que el valor del producto financiero aumente. Entonces se debe comprar el producto a un precio mayor al esperado y asumir pérdidas.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

 ¿Cómo funcionan las posiciones cortas?

Para efectuar una transacción de posición corta, el vendedor pide activos prestados a un inversionista prestamista, para venderlos al precio vigente. Esto lo hace con el propósito de comprarlos más adelante a un precio menor y obtener la diferencia como ganancia. Para ello se basa en el supuesto de que en el futuro el valor del activo financiero caerá en el mercado. La transacción de préstamo es cubierta con un contrato con vencimiento y una tarifa de alquiler estipulada en el mismo.

En otras palabras, un inversor toma prestada una acción del propietario por una, no muy alta, tarifa de préstamo. Luego vende esta acción a un precio determinado en el mercado. Pasado un tiempo, cuando el precio del activo cae en el mercado, el inversor que inicialmente pidió las acciones prestadas, las compra para devolverlas. Su estrategia es exitosa porque obtiene una ganancia, que es la diferencia entre el precio en que vendió y el precio en que compró, menos la tarifa de préstamo.

Ventajas de operar en corto

La posición corta en bolsa es una estrategia que brinda atractivas ventajas a los inversores que optan por ella. Algunas de esas ventajas son:

  • Permite obtener ganancias sobre activos financieros, cuyos precios han caído en el mercado de valores.
  • Otorga altas ganancias en poco tiempo al inversor que adquirió el derecho de vender.
  • Protege los activos financieros que son objeto de la transacción, evitando las pérdidas para el propietario prestamista.
  • Al vencimiento del contrato, el propietario del activo gana al conservar sus valores al precio que tenían al momento de establecer el acuerdo.
  • El propietario prestamista recibe una prima por el alquiler del activo.
  • Permite maximizar las ganancias potenciales si se utiliza el apalancamiento otorgado por el derivado financiero CFD (Contrato por Diferencia).
  • No requiere de mucho capital para iniciar la transacción.
  • Sirve como garantía para las inversiones a largo plazo.

La posibilidad de obtener ganancias ronda un aproximado de 50% o más.

 Desventajas de operar en posición corta

Debido al riesgo que conlleva realizar una operación en posición corta, el inversor debe estar dispuesto a asumir las desventajas que caracterizan esta estrategia financiera. Entre ellas se encuentran las siguientes:

  • El vendedor puede tener pérdidas sobre las que no tiene control. De hecho, si al vencimiento del contrato el precio de la acción salta (aumenta), es imposible saber cuál será su límite superior cuando el piso inferior sea igual a cero (mínimo de cotización).
  • Las ganancias están limitadas por el tiempo, por lo que se necesita una confiabilidad superior al 50% para ganar dinero, aunque hay raras excepciones.
  • El costo de acceso a los datos es muy alto, ya que la mayoría de inversores en posición corta requieren acceso a cotizaciones en tiempo real, por lo que deben pagar.
  • Las muchas entradas por “alta probabilidad” pueden generar pérdidas que son mayores que las ganancias absolutas, por lo que al final del día se pueden tener pérdidas.

¿Cómo se regulan las posiciones cortas?

Las posiciones cortas se regulan mediante normativas establecidas por las bolsas, debido al riesgo que implican y con el propósito de evitar un posible daño al mercado. Muchos han responsabilizado de las crisis financieras a las posiciones cortas. En ese sentido, numerosos gobiernos han establecido medidas para regular las operaciones cortas. Hecho que se pudo observar claramente durante la crisis financiera del 2008, en países como Gran Bretaña, Alemania, EE. UU., Suiza, Irlanda, entre otros. Quienes decidieron restringir o prohibir temporalmente las posiciones cortas.

En consecuencia, Estados y Regiones del mundo se ocuparon de crear normativas que rigen las operaciones de posiciones cortas en bolsa. Europa las regula mediante el Reglamento UE 236/2012. El cual obliga a los Estados miembros, notificar las posiciones cortas al ente regulador y hacer la publicación de las mismas. De igual forma, EE. UU. a través del Reglamento de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC/Securities and Exchange Commission) supervisa y norma las posiciones cortas. Protegiendo a los inversionistas y al mercado.

Diferencias de posición corta y posición larga

Aunque las posiciones corta y larga son operaciones de compra y venta de instrumentos financieros, sus diferencias son marcadas.

  • Un inversor asume una posición larga cuando compra valores previendo que van a aumentar su precio, sin ocuparse de cuánto tiempo lleve que ello ocurra. En contraposición, un inversor toma posición corta cuando presta valores para venderlos previendo que pronto y posterior a la venta, su precio caerá.
  • En la posición larga se obtienen ganancias si el precio del activo sube y pérdidas si el precio del activo baja. Por el contrario, en la posición corta las ganancias se tienen cuando el precio del activo baja y pérdidas cuando el precio sube.
  • La posición corta además de generar las anheladas ganancias, o pérdidas según se dé el caso, también protege los valores objeto de la operación. Mientras que la posición larga solo produce las ganancias deseadas, o pérdidas.
  • En la posición larga el inversor opera con valores propios y en la posición corta con valores prestados.

Royo-group-coleccion
LANTANIA: el futuro en construccion tren-300
ECO3-octubre-2021

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.