productos rusos en España

Siete meses de guerra económica, el balance exportador entre Rusia y España

Muchas cosas cambiaron el 24 de febrero de 2022, cuando las tropas rusas cruzaron las fronteras ucranianas para dar comienzo al mayor conflicto en Europa desde la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, la Unión Europea (UE) ha adoptado varios paquetes de sanciones contra la economía rusa, bielorrusa, y contra individuos destacados de sendos regímenes. Teniendo en cuenta las sanciones individuales impuestas previamente tras la anexión de Crimea en 2014, la UE ha sancionado en total a 108 entidades y 1214 personas.

Antes de todo eso, durante 2021, España había importado más de 6.000 millones de euros en productos procedentes de Rusia. Por aquel entonces el balance exportador era negativo para nuestro país, que tan sólo lograba colocar al gigante euroasiático un tercio de lo que importaba. Hasta ese momento, Rusia compraba a España sobre todo moda, cerámica, automóviles, maquinaria y productos de la industria química.

Entre los principales productos rusos en España destacaban los combustibles y materias primas minerales tales como el aluminio o el hierro. En el caso del combustible, lo sigue haciendo. Pese a las sanciones y a la imposición rusa del pago del gas en rublos, medida que les permitía eludir en cierta medida las sanciones a su moneda; según los datos del Boletín Estadístico de Enagás, España ha sido el mayor comprador mundial de gas licuado ruso durante el verano.

La guerra disparó la compra de gas ruso

La versión oficial del gobierno ruso es que no combaten una guerra, sino una «operación especial». Sea como fuere, la están perdiendo. Las sanciones occidentales y la exitosa reciente ofensiva ucraniana, que ha puesto a los rusos en un aprieto las provincias de Jersón y los ha barrido de Járkov, han provocado que Putin cierre definitivamente la llave del gas ruso.

Sin embargo, hasta ese momento, los países europeos seguían dependiendo en gran medida del combustible ruso y Moscú ingresaba un 89 % más que en 2021 por exportar hidrocarburos a la UE. En el caso español, durante el pasado agosto las importaciones de gas natural ruso aumentaron hasta suponer el 11,8 % del total; un aumento del 102,19% con respecto al agosto del año anterior. En lo que va de año este incremento se sitúa en el 23 %, según se desprende del Boletín Estadístico de Enagás.

Desde el comienzo de la invasión, España ha comprado a Rusia gas licuado por valor de 1.500 millones de euros. La mitad de los cuales, ha sido únicamente durante los meses de julio y agosto. No obstante, nuestros principales suministradores son Argelia, Estados Unidos y Nigeria; quedando los rusos en cuarta posición. Esto hace que, pese al importante aumento de demanda, nuestro país dependa relativamente poco del combustible ruso.

¿Qué exporta Rusia a España?

Además de los productos mencionados, destacan las exportaciones de aceite de oliva, vinos y aceitunas en conserva. Casi la mitad de exportaciones se realizaban por carretera, un 40% vía marítima y el 8% se realizaron por vía aérea, dejando como anecdóticos medios como el ferrocarril o el envío postal. Las Comunidades Autónomas del arco mediterráneo y País Vasco, Madrid, Galicia y Andalucía son las mayores exportadoras.

En moda destacan cadenas como Mango, Zara o Massimo Dutti, que cuentan con tiendas físicas en las grandes ciudades rusas, tanto propias como franquicias. Las perfumerías Paco Rabanne o Carolina Herrera también cuentan con presencia en el país, así como nuestro calzado.

Rusia suponía un mercado importante para la cerámica y revestimientos, que contaba con una importante presencia. La demanda había aumentado a medida que crecía el sector de la construcción en Rusia y aumentaba el músculo adquisitivo de algunos de sus ciudadanos. Empresas como Pamesa o Tau abrieron fábricas en el país, lo mismo que las empresas sanitarias como Roca.

En obras públicas e industria automovilística también existía implantación, como en el caso de Seat. Si atendemos a los productos químicos destacan sectores como el de materias primas y semimanufacturas de plástico, farmaquímica o esmaltes cerámicos.

Los productos agroalimentarios han venido sufriendo el veto ruso durante los últimos años. Pese a ello, funcionaban bien principalmente las grasas, aceites o la panadería. El vino continuó exportándose, aunque en la mayoría de los casos a granel para marcas rusas; progresivamente aumentó la compra de vino embotellado con marca, caso de Ribera del Duero o Rioja.

Productos rusos en España

Durante 2021 habían tres veces más productos rusos en España de los que nuestro país consiguió vender a Rusia. Si bien las exportaciones españolas estaban muy diversificadas, esto no ocurría con las importaciones rusas, que se centraban en el sector de los combustibles y la materia prima, caso de productos de alimentación animal como trigo y centeno.

Debemos tener en cuenta que Rusia es el tercer producto del mundo de petróleo, después de Estados Unidos y Arabia Saudí. A pesar de esto ha ido reduciendo su dependencia de las importaciones de petróleo de Rusia frente a las importaciones de petróleo de otros países como Estados Unidos, Nigeria, Arabia Saudí, Argelia, u otros países productores de la UE.

 

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.