Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Pensar el futuro

¿Qué es la viabilidad de un proyecto y cómo aplicarlo?

Una planificación empresarial ineficaz puede conllevar que la puesta en marcha de un proyecto se convierta en un fracaso y no genere beneficios a corto, medio y largo plazo

Publicado el:
Empresarios estudiando la viabilidad del proyecto

Cada proyecto bien gestionado comienza con un estudio de viabilidad y un análisis de requisitos detallado. ¿Sabías que muchos proyectos fracasan precisamente por errores cometidos en la fase introductoria? Muchas veces pasa que un proyecto muy bueno que le puede ofrecer a los inversores una excelente ganancia, simplemente no se nota y no se implementa. Para conseguir que un proyecto se culmine y tenga éxito es necesario hacer un estudio de viabilidad y así evitar posibles pérdidas tanto de tiempo como de dinero.

Un estudio de viabilidad bien realizado también puede ayudar a descubrir nuevas ideas que cambien el alcance del proyecto para cumplir con los requisitos actuales del mercado. El resultado final es un objetivo y un alcance claro del proyecto dado. No se puede olvidar que, una planificación empresarial ineficaz es la culpable de que la puesta en marcha de un proyecto se convierta en un fracaso. Con una viabilidad comprobada la inversión en un proyecto generará beneficios a corto, medio y largo plazo.

¿Qué es la viabilidad de un proyecto?

Un estudio de viabilidad es un análisis detallado de un proyecto planificado. Incluye un análisis tanto financiero como económico, técnico, legal e institucional destinado a examinar la legitimidad del proyecto. Su esencia es un análisis crítico de todos los detalles operativos para la aplicación del proyecto. La elaboración de un estudio de viabilidad es obligatoria a la hora de solicitar fondos de la Unión Europea. Cada parte del estudio de viabilidad debe realizarse con el debido cuidado e incluir todos los puntos requeridos.

El objetivo principal del estudio de viabilidad de un proyecto es proporcionar toda la información necesaria para verificar si el proyecto tiene la base adecuada para su ejecución. Y, además, si satisface las necesidades de los beneficiarios previstos. El estudio debe brindar todos los datos necesarios para tomar una decisión de inversión, tanto al inversionista como a la institución financiera, que evalúa la inversión con base en el mismo. Ten presente para crear un estudio de viabilidad la confiabilidad y credibilidad de la información presentada.

¿Cómo se consigue hacer un proyecto viable?

Todo proyecto tiene unos resultados establecidos que deben cumplirse para que sea viable. Determinar la viabilidad de un proyecto requiere la evaluación de una serie de factores diferentes y el potencial de viabilidad variará según el tipo de proyecto. Uno de esos factores son los costos. Para que un proyecto pueda considerarse viable, sus costos no pueden superar sus ingresos. Por ejemplo, si se dispone de un monto presupuestado para un proyecto, y los costos reales superan el presupuesto, es probable que el proyecto pierda su viabilidad.

Otro factor que se debe tomar en cuenta para que un proyecto sea viable es el tiempo. Un proyecto que no está en marcha desde el punto de vista de los plazos puede perder su viabilidad. Por ello, es importante cumplir con los plazos establecidos para presentar los datos y estudios necesarios que muestren su viabilidad. Los retrasos que se presenten en un proyecto aumentan los costos y por ende, pierde la viabilidad.

También es importante para lograr que un proyecto sea viable que el mismo proyecto pueda satisfacer las necesidades del público a quien está dirigido, además que los productos o servicios sean de calidad. Un proyecto viable necesariamente tiene que ofrecer una verdadera satisfacción. No solo a los inversionistas que verán multiplicado el monto de su inversión, también a los clientes que buscan una solución o una respuesta a sus necesidades e inquietudes. Siempre por supuesto con una excelente calidad.

¿Cuáles son las fases de un estudio de viabilidad?

El estudio de viabilidad de un proyecto consta de varias etapas que pueden diferir de un proyecto a otro, sin embargo, algunas son básicas y comunes a todos. El primer paso constituye un análisis de los objetivos planteados, las metas que se quieren alcanzar y un diagnóstico interno de la empresa. Es importante conocer bien el estado actual del proyecto planificado, analizar los problemas y la manera de resolverlos. En esta fase hay que tener en cuenta las opiniones de todos los participantes interesados en el proyecto.

Análisis del entorno socioeconómico

Para realizar un buen análisis socioeconómico debemos tener en cuenta varios aspectos entre los que se encuentran la ubicación donde se desarrollará el proyecto y las condiciones socioeconómicas del sector hacia el que está dirigido. El primero justificará la elección de un lugar determinado. El segundo, el impacto de los efectos del proyecto en el aumento de la competitividad de la empresa. Y también, en el desarrollo de la cooperación entre el campo objetivo y la economía.

Análisis de la demanda

Aquí se incluye un análisis de la demanda de los resultados del proyecto para aplicaciones prácticas. Y, en qué forma estos resultados contribuirán a aumentar la competitividad de la empresa. Es necesario describir el mercado en el que se hará la aplicación, su potencial y el número de personas interesadas. Su principal objetivo es presentar la demanda de un mercado definido y determinar su estructura y tamaño. También sirve para identificar a los destinatarios de los resultados del proyecto.

Análisis técnico y legal de viabilidad del proyecto

Debe contener, en primer lugar, una descripción de los recursos técnicos como máquinas, terrenos, dispositivos y edificios. Así como todo el equipo de investigación propio, que se utilizará durante la ejecución del proyecto. En segundo lugar, el estatus legal del solicitante y otros participantes del proyecto, información sobre la viabilidad organizacional y legal del proyecto. A su vez, debe estar incluida la información sobre la necesidad de obtener permisos y las restricciones derivadas de los derechos de propiedad.

Plan integral de implementación del proyecto

Debe incluir una descripción de las tareas de ejecución individuales:

  • El calendario material y financiero del proyecto; con la estructura y los gastos planificados para las tareas individuales.
  • El calendario del proyecto, las etapas de ejecución divididas en trimestres, junto con el tiempo de ejecución cada etapa.
  • La ejecución de cada tarea y teniendo en cuenta los llamados “hitos”.
  • La durabilidad de los resultados del proyecto.
  • La promoción del proyecto, el objetivo, los grupos destinatarios, los medios y los métodos.

Análisis financiero y conclusiones de viabilidad del proyecto

Aquí se justifica el presupuesto asumido. Debe reflejar la situación financiera del solicitante. Además, incluir el flujo de caja (utilizando el método estándar o compuesto) que cubrirá la duración total del proyecto. Esta fase también debe presentar las conclusiones del análisis financiero. Adicionalmente, debe probar que los fondos serán suficientes para cubrir todos los costos. Si las conclusiones no presentan resultados positivos, se tienen que determinar las razones y se deben cambiar los supuestos del proyecto en la medida necesaria.

 ¿Por qué es importante para las empresas?

La importancia de un estudio de viabilidad se basa en la voluntad organizativa de “hacerlo bien” antes de comprometer recursos, tiempo o presupuesto. Un estudio de viabilidad puede descubrir nuevas ideas que pueden cambiar por completo el alcance de un proyecto; por lo tanto, es mejor hacer estos arreglos con anticipación en lugar de saltar y descubrir que el diseño simplemente no funcionará. La realización de un estudio de viabilidad siempre es beneficiosa para un proyecto, ya que brinda una imagen clara del proyecto propuesto antes de que se ejecute. 

También los estudios de viabilidad pueden ayudar a determinar los problemas, beneficios y posibles costos que puedan afectar al proyecto; a su vez que contribuyen con el desarrollo de estrategias de marketing que convenzan a los inversores de que invertir en el negocio es la mejor opción. Gracias a esto, es posible definir variantes de ejecución y afirmar si el proyecto asumido es factible. Es decir, un buen estudio de viabilidad es imprescindible para el éxito de cualquier proyecto.