big four auditoría consultoría Deloitte EY KPMG PwC

Así se posicionan las Big Four en España, compiten en servicios y personal

Las cuatro grandes firmas de servicios profesionales del mundo, Deloitte, EY, KPMG y PwC, las denominadas «big four«, siguen manteniendo en nuestro país un ritmo de crecimiento importante. Solo el pasado año su facturación en España creció en conjunto un 4,1% hasta una cifra de negocio agregada de 2.659 millones de euros.
Mantienen diversificadas sus líneas de negocio. Las cuatro firmas prestan servicios de consultoría, auditoría, legal y asesoramiento en transacciones, aunque el peso de cada área es diferente en cada una de las compañías.

Para la líder en España, la principal línea de negocio es la consultoría; al igual que para EY.

¿Quién de las cuatro firmas es líder en España?

Deloitte lidera el ránking en España por volumen de negocio, con una facturación que superó los 890,4 millones de euros el pasado año (+2,9%). Además, la compañía mejoró en todas sus áreas de negocio.

Aunque consultoría y auditoría son las más potentes, con 449 M y 244 M respectivamente; asesoramiento legal y tributario ya supone una facturación superior a los 100 millones de euros; y a través de corporate finance logró ingresar otros 88 millones.

Le sigue PwC, con unos ingresos cercanos a los 672 millones (671,8 M, un 4,6% más). También registra incrementos de actividad en todas las áreas de negocio; en especial en auditoría, donde crece un 7,4%.

De hecho, acumula tres ejercicios al alza, cuya media de incremento anual se establece en el 7%. Es el área que más ingresos reporta 288,1 M , seguida de la consultoría 214,4 M y del asesoramiento (169 M). Según un ranking de Refinitiv, Mergermarket, Dealogic y Bloomberg PwC lideró en 2021, por décimo año consecutivo, el mercado de asesoramiento financiero en Fusiones y Adquisiciones en España (M&A) por número de operaciones.

En tercera posición se sitúa EY, con 594,2 millones, lo que supone un crecimiento de 3,5%. Es la que más equilibrados tiene sus ingresos en España según sus líneas de negocios; consultoría que es la que más crece, casi un 25%, supone 187 millones de euros, mientas 185 M ingresa auditoría y 151 asesoramiento. El corporate finance sumó más de 70 millones.

Cierra este ranking en España, KPMG, que es la que más crece de las cuatro, un 6,7%; hasta situarser por encima de los 503 millones. Su área más fuerte sigue siendo la auditoría, con 272 millones de volumen de negocio. De hecho auditó a un 40% de las firmas del Ibex.

En total, las cuatro facturaron 2.659 millones en 2021, un 4,1% más, y la plantilla conjunta creció un 2,9%, hasta rozar los 22.800 empleados.

Guerra en las plantillas

Pero la competencia en clientes y servicios se traslada también al ámbito de los recursos. Las big four compiten cada día por atraer el talento de nuevos profesionales, incluyendo cada vez más perfiles tecnológicos, ante el auge de su negocio en España y las nuevas demandas de sus clientes.

En el caso de KPMG la plantilla aumentó un 6,7 %, hasta superar los 4.605 trabajadores, y en EY lo hizo casi un 5 %, hasta 4.548 empleados; en Deloitte, el incremento fue del 1,1%, hasta 9.123, mientras que en PwC se quedó en el 1%, hasta 4.522.

Las cuatro firmas son tradicionalmente intensivas en creación de empleo y cada año contratan a miles de empleados, podrían rondar los 8.500 por ejercicio fiscal, según las estimaciones redondeadas que comparten las propias compañías.

Esta contratación se produce en gran medida para cubrir la alta rotación de trabajadores del sector, de ahí que el empleo neto creado sea mucho más comedido.

Aun así, año a año engordan su plantilla y, según reconocen, cada vez resulta más complicado encontrar a trabajadores que se adapten a las nuevas necesidades de los clientes, más allá de las labores tradicionales de auditoría o legal; especialmente cuando se trata de profesionales tecnológicos, desde ingenieros a «hackers» o expertos en ciberseguridad.

El talento es stem

Esta incesante búsqueda de profesionales altamente cualificados, con enfoque STEM -el acrónimo en inglés para referirse a Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas- por parte de las «big four» se suma a la de otras tantas compañías, lo que aviva en España la guerra por el talento.

Los perfiles profesionales que buscan las cuatro grandes firmas de servicios profesionales son tan amplios que van desde ingenieros (Industriales, Telecomunicaciones, Informática, Aeroespacial) hasta arquitectos, licenciados en Administración y Dirección de Empresas, Derecho, Matemáticas, Estadística, Física y cualquier doble grado.

También tienen especial tirón entre las «big four» quienes tengan másteres de ingenierías, «big data» o inteligencia de negocios.

A modo de ejemplo, de los 2.200 nuevos profesionales que KPMG anunció a principios de año que incorporaría a lo largo de este ejercicio fiscal, aproximadamente un 20% serían ingenieros informáticos o de telecomunicaciones, matemáticos, estadísticos o físicos.

Las universidades son un gran caladero para atraer a estudiantes de los últimos años de carrera o recién licenciados, explican fuentes del sector, pero la estrategia para cubrir los nuevos perfiles pasa también por «peinar» redes sociales orientadas al empleo y los negocios o en eventos como un «hackathon».

Con este término se conoce a los encuentros de programadores o «hackers» que intentan dar respuesta a un reto o problema técnico de una organización en un tiempo récord, demostrando sus habilidades.

En definitiva, una lucha continua para fichar a los mejores profesionales y dar respuesta a la creciente apuesta de estas firmas por los servicios tecnológicos y de transformación digital.

Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
Randstad-Verano-300
Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.