PIB. Fabricación dinero. Deuda. Inflación.

Tres autonomías generan más de la mitad del PIB de España. ¿Cuáles son?

En Economía 3 analizamos la contribución de cada una de las regiones que componen el territorio nacional, a la producción de bienes y servicios, esto es, al PIB. Para ello, nos basamos en los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que corresponden al ejercicio de 2020. La tendencia general muestra un descenso del producto debido a la crisis del Covid-19.

La Comunidad de Madrid, Cataluña y Andalucía aportan el 51,70% del conjunto del PIB español. Madrid, con una cuota del 19,30%, se sitúa en el primer lugar de esta macroeconómica clasificación. Así, de los 1.121.948 millones que integran el Producto Interior Bruto Nacional, 216.527.407 se generaron en la autonomía de la capital española. La tendencia muestra una pérdida del 10,2% con respecto al ejercicio anterior.

Le sigue, muy de cerca, con un 19,02%, Cataluña, que también reduce su peso con respecto a 2019. Los 219.931 millones de euros en los se valoran los bienes y servicios producidos en territorio catalán la distinguen en segunda posición, pero suponen un descenso del 10, 3% con respecto a los 236.814 millones del ejercicio anterior.

Finalmente, completa el podio del ranking Andalucía. La comunidad autónoma más meridional de la Península realiza una aportación al conjunto nacional de este indicador económico del 13,4%; ligeramente superior, pese a las pérdidas, al ejercicio anterior, debido a la caída general del PIB nacional. Esta contribución, que le adjudica la medalla de bronce, supone 150.557 millones de euros.

Comunitat Valenciana, a las puertas del doble dígito

La autonomía cuya capital reside en la ciudad del Turia está próxima a ter un peso en la economía nacional del 10%. Así, su contribución al PIB español es, según los últimos datos disponibles facilitados por el INE, del 9,30%. Siendo el valor de ésta de 104.724 millones.

Las otras 15 regiones aglutinan el 39% restante

El resto de regiones (trece comunidades autónomas y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla) completa el, aproximadamente, 39% restante. Este hecho pone de manifiesto la elevada concentración que existe en España, en cuanto al emplazamiento de la producción de bienes y servicios. A simple vista, se puede apreciar como la generación de PIB está estrechamente relacionada con el tamaño de la población. Acumulándose la producción de bienes y servicios en aquellas comunidades con mayor número de habitantes.

Destacan los casos de País Vasco y Galicia, con un peso en la economía nacional del 5,9% y del 5,3%, respectivamente. En el lado opuesto se encuentran La Rioja (0,7%); Ceuta (0,1%), y Melilla (0,1%). Todas ellas por debajo del 1%, reforzando la relevancia de la variable población cuando hablamos en términos de PIB.

Fuente: Instituto Nacional de Estadística (INE).

¿Qué es el PIB?

El Producto Interior Bruto es un indicador económico que cuantifica el valor monetario de los bienes y servicios finales producidos por un territorio durante un periodo de tiempo determinado.

Podría afirmarse que esta magnitud es, probablemente, el indicador macroeconómico por excelencia. El valor del PIB es utilizado, de forma habitual, como método para determinar y  comparar el tamaño de distintas economías en momento temporal concreto. De este modo, resulta recurrente que el análisis de su cuantía y su evolución (mediante tasas de variación) se utilice cómo ‘termómetro’ económico.

El PIB se puede expresar de muchas maneras. No obstante, tres son las más habituales:

PIB Nominal – Producto Interior Bruto a precios de mercado. Es decir, refleja la inflación (o en su defecto de deflación) de los precios.

PIB real – Producto Interior Bruto  a precios constantes. El PIB real toma como base los precios de un año determinado, permitiendo realizar comparaciones de la producción de un determinado territorio en periodos temporales diferentes.

PIB per cápita – Producto Interior Bruto en relación a la población de la región sobre la cual se calcula. Es decir, esta expresión del PIB fracciona la riqueza generada entre el número de habitantes.

Si quieres conocer más sobre el PIB y cómo influye en la economía de los países, te lo explicamos aquí.

¿Cómo se calcula el PIB?

Al igual que, como acabamos de comprobar, el PIB se puede expresar de formas muy variadas, su cálculo puede determinarse, también, utilizando múltiples metodologías.

Sin embargo, la más conocida, y que cualquier estudiante universitario relacionado con las ciencias económicas observaría en su primera clase de ‘macro’ sería la del Método del Gasto. Donde:

PIB = C + I + G + X – M

Siendo:

C -Consumo

I-Inversión

G-Gasto Público

X-Exportaciones

M-Importaciones

Ceu-posgrado-julio-septiembre-300x300
warmia-Mazury-Polska
Randstad-Verano-300
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.