dinámicas resolucion conflictos

Dinámicas de resolución de conflictos: 7 dinámicas perfectas

Algunos conflictos colectivos pueden ser positivos, como la fuerte competencia entre los miembros del equipo para alcanzar los objetivos. Sin embargo, los conflictos negativos en el lugar de trabajo, como el acoso o los conflictos de personalidad, pueden perjudicar a los demás y socavar el trabajo en equipo. Veamos a continuación que son las dinámicas de resolución de conflictos y cuáles son las 7 mejores dinámicas utilizadas para este fin.

¿Qué son las dinámicas de resolución de conflictos?

Las dinámicas de resolución de conflictos hacen alusión a los instrumentos creativos y vivenciales, donde se ponen a prueba las habilidades de algunas personas. Estas dinámicas plantean situaciones en las que se pueden presentar conflictos reales o imaginarios. No obstante, sea cual sea, los participantes deben encontrar una solución. Bien sea por medio de la reflexión o debatiendo y cooperando. Su objetivo es dar a conocer las causas del problema en que se encuentren para enfrentarlo y superarlo.

7 Dinámicas para la resolución de conflictos

En las dinámicas de resolución de conflictos se trabajan varios recursos, como lo son la comunicación, las relaciones, las desigualdades, la motivación, la empatía y/o el estudio. En resumen, un conjunto de herramientas que permiten identificar a tiempo un futuro problema de cualquier tipo que pueda dañar al conjunto. Veamos a continuación 7 de las mejores y más efectivas dinámicas usadas en la resolución de conflictos.

  1. Bienvenidas sean las desavenencias sanas

Es importante recordar que la diversidad de pensamiento fomenta la cultura organizativa. Los desacuerdos saludables desempeñan un papel fundamental en el éxito de una empresa. Poner sobre la mesa diferentes ideas y discrepar sobre la mejor línea de actuación permite una evaluación exhaustiva de las opciones.

  1. Evitar los conflictos innecesarios

Los conflictos innecesarios son lo contrario de los desacuerdos saludables y son perjudiciales para la productividad y la moral. Una forma de evitarlos, es fomentar la comunicación abierta. Cuanto más se hable, más fácil será mantenerse en la misma línea, incluso cuando haya desacuerdos. También es útil tratar de garantizar una comunicación clara y evitar las expresiones vagas o ambiguas.

  1. Familiarizarse con los diferentes enfoques

Los líderes deben invertir tiempo en aprender y comprender las diferentes formas de afrontar los conflictos. Pues, estos pueden surgir por diversas razones, que pueden incluir motivos personales o frustraciones por la distribución de la carga de trabajo. En respuesta, los directivos pueden ayudar a los implicados a encontrar un compromiso. En otros casos, puede ser beneficioso para el director general no hacer nada. Lo que es importante recordar es que hay opciones.

loonfy-salary

  1. Respetar los límites

Si no se sabe cómo reaccionarán los demás a las críticas y a la confrontación, el conflicto puede agravarse rápidamente. Por eso es importante conocer y comprender las personalidades de sus colegas y empleados. Esta es otra estrategia para desactivar conflictos innecesarios y mantener un ambiente abierto para compartir ideas y preocupaciones.

  1. Resolver los sentimientos antes de las discusiones

Quizá el mayor obstáculo para la resolución de conflictos con éxito sea el exceso de emociones. Cuando las emociones nublan el juicio, es casi imposible llegar a una decisión, al menos a una decisión óptima, por mucho que dure la discusión. Tenemos que aprender a separar los temas de las personas, lo que no es tarea fácil.

En algunos casos, si te centras en el conflicto real y dejas las emociones al margen, parecerá que no había ningún conflicto real. No siempre es fácil ayudar a tus empleados y compañeros a ver la verdad en estas situaciones, pero es eficaz.

  1. Gestionar las tensiones cuando broten.

Otro obstáculo para la resolución de conflictos es que la gente suele preferir evitarlos por completo. Sin embargo, para resolver un problema, hay que enfrentarse a él. Los directivos deben estar dispuestos a hacer frente a las tensiones cuando surjan, aunque parezcan solo gasolina en el fuego.

  1. Actuar con rapidez

Un aspecto importante en las dinámicas de resolución de conflictos es actuar en el momento adecuado. Aunque este varía de una situación a otra, en general es cuando se tienen pruebas de que una persona ha cometido una mala conducta en el pasado que afecta negativamente a otros. Si retrasas o demoras la confrontación con esta persona, los demás pueden perder el respeto por ti. Una acción rápida e inmediata ayudará a resolver el conflicto.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.