Revista Economía 3

“Queremos liderar la organización mundial de eventos desde Castellón”

Los fundadores de EventsCase

José Bort e Iván García. | Foto: Antonio Pradas

Ocho años después de su creación en Londres, donde tiene su sede, EventsCase se consolida, tras cerrar una ronda de inversión por 4 millones de euros que la convierte en la empresa dedicada al software de gestión de eventos más grande de Europa. La compañía, que llegó hace un año a Castellón para fijar su sede técnica, fue fundada por el castellonense José Bort, CEO, e Iván García, director técnico.

Desde entonces, EventsCase se ha convertido en empresa líder, una de las tres grandes a nivel mundial dedicada al desarrollo de software de gestión de eventos Todo-en-Uno. Un proyecto que ha ido creciendo de “forma exponencial”, apunta Bort, a la par que ha ido aumentando la facturación y el número de empleados, que a finales de año llegarán a los 70 repartidos en los centros de Londres, Nueva York, Castellón, Madrid Barcelona y Dubái.

-¿Acabáis de cerrar una ronda de inversión para consolidaros como la compañía referente europea en gestión de eventos. ¿Qué supone?
– Esta ronda de inversión apuntala el proyecto de la compañía que, a pesar de tener que enfrentarnos a una importante crisis, que nos puso a prueba, hemos conseguido salir más fortalecidos, con mayores capacidades y en una posición más competitiva.
El aporte de recursos permite la contratación de nuevos empleados, que desarrollarán nuevos y ambiciosos proyectos en todo el mundo que ya están en marcha y que pasan por la posibilidad de conectar hasta 100.000 asistentes online en Dubái, interactuando a través de la plataforma de gestión de eventos y un millón de personas accediendo al streaming.

– Obtener recursos financieros es más fácil cuando la empresa está consolidada que en los inicios…
– En efecto, cuando planteamos las primeras rondas de financiación teníamos que superar otras trabas, además desconocíamos cuándo era el momento en qué debíamos plantearlas. Ahora, con proyectos ya realizados y contrastables y una reputación en el sector es más fácil acceder a los inversores. De hecho, cerramos la ronda en apenas un mes. Además, contamos con la ventaja de que, al ser una empresa con raíces londinenses, accedemos más fácilmente a los fondos de inversión que operan en aquel mercado y que tienen más recursos. Y eso nos facilita las cosas.

– ¿Cuándo, cómo y dónde surge la plataforma EventsCase?
– En 2009 me fui a trabajar a Londres –apunta Bort– y allí conozco a Iván García y vimos que había un mercado importante en el campo de la organización de eventos. De hecho, Londres organiza más de 30.000 eventos y en 2012 empezamos a trabajar en EventsCase, porque vimos que en Londres se organizan muchos eventos corporativos al año y pensamos en crear una plataforma online que reuniera a asistentes, organizadores, ponentes y patrocinadores. La comunidad fue todo un éxito, y de ella surgió la idea de montar EventsCase, una solución de software todo en uno para todo tipo de eventos, que facilita el trabajo de las personas que organizan eventos de cualquier dimensión, desde una reunión de trabajo a una fiesta con cientos de participantes. En 2015 nos replanteamos el modelo de negocio y en 2016 lo pusimos en marcha, pasamos de ser comunidad a software, para que organizadores de grandes eventos pudieran utilizarlo. Desde entonces empezó nuestro crecimiento y expansión internacional.

– ¿Cuál es el modelo de negocio que desarrolla?
– A corto plazo la idea es apostar por el self service, que el cliente pueda autogestionar su evento a través de la herramienta que les proporcionamos. Ahora nosotros montamos el proyecto de acuerdo a lo que nos pide, supervisamos y tutorizamos ese proceso y, una vez que aprende a usar cada herramienta de la plataforma, le dejamos que siga adelante.

– ¿De qué tipo de cliente y eventos hablamos?
– Hay varios niveles, desde empresas e instituciones a pequeños colectivos y personas. En EventsCase organizamos eventos con familias reales o gobiernos como Dubái o España o instituciones como la ONU, por ejemplo. Por ello entendemos que la primera vez que utilizan el software tiene que salir bien; de ahí que les ofrezcamos la tutorización y nos aseguramos de que aprendan a utilizar bien la plataforma, lo que les sirve como formación.

– En plena crisis del brexit, deciden trasladar la oficina técnica a Castellón. ¿Por qué?
– Es verdad que la situación de inestabilidad generada por la decisión de Reino Unido de dejar la Unión Europea influyó en nuestra decisión de salir de allí, manteniendo la sede, para fijar en Castellón nuestra oficina técnica. Sin embargo, esa no es la única causa, también han pesado los costes de alquiler, los salarios que son muy elevados y la necesidad de retener talento, porque retener a un programador o a un desarrollador más de nueve meses es complicado. Allí no es normal que una persona cumpla dos o tres años en la misma empresa y nosotros buscábamos gente buena, que rindiera y que se vinculase con el proyecto de forma estable. Por eso nos hemos venido aquí, bien es cierto que hemos traído a algunos de nuestros trabajadores de Londres, pero queremos atraer profesionales españoles, con una buena cualificación, que están fuera y para ello les ofrecemos un proyecto ilusionante, de futuro, y con ambición de liderazgo en el sector, además de contar con profesionales de buen nivel que hace que quienes llegan puedan aprender y formarse.
En cuanto al brexit sí es cierto que ha propiciado que mucha gente quiera irse de Londres, porque una parte de la población te considera extranjero, no te sientes querido y eso es algo que no gusta y más en una urbe como Londres que es muy dura. En paralelo también está el hecho de que España, como país de origen, tira de ti y te animas a venir. Aquí tienes mejor calidad de vida, los alquileres de oficinas son más asequibles, hay profesionales bien preparados y puedes retenerlos más tiempo

– Vuestra empresa tiene abierto en la web un proceso de selección de profesionales, ¿Hay déficit?
– Ahora mismo estamos en un proceso de selección y entrevistas con candidatos a incorporarse, pero es cierto que existe un déficit de talento en el mercado. Faltan desarrolladores senior lo que nos obliga a buscarlos en otros mercados.


Puedes leer el reportaje completo en la REVISTA ECONOMÍA 3

Suscríbete

Suscríbete a nuestra newsletter