Elecciones al Colegio de Arquitectos de Alicante

Emilio Vicedo: El visado es un servicio con un precio muy elevado y debe ajustarse

Para el arquitecto, si la pandemia continúa por mucho tiempo habrá que repensar muchas cosas, no solo las viviendas

Emilio Vicedo.

Emilio Vicedo encara esta semana liderando una de las dos candidaturas al Colegio de Arquitectos de Alicante. Hablamos con este arquitecto que tiene su propio despacho y opta a llevar nuevos aires a la impresionante sede de la plaza Gabriel Miró. Vicedo explica los principales puntos de su programa y de un equipo que abre su propuesta con transparencia y sin huir de temas conflictivos. El próximo 17 de julio le disputa la presidencia al actual presidente del colegio Territorial Juan María Boix.

-¿Desde cuándo estás colegiado?
-Desde 1990, han pasado ya algunos años….

-¿Qué motivo o motivos provocan que dé este paso?
-Con sinceridad, la idea de poner al servicio de la institución colegial mi experiencia profesional, tras muchos años de trabajo. Hay momentos en la vida que uno tiene la sensación de que puede aportar algo positivo, contribuir a hacer mas fácil y mas útil la profesión a los compañeros, ayudarles, y a través del colegio prestar un servicio a la sociedad a la que hemos dedicado tanto tiempo con nuestras reflexiones y trabajo.
También la posibilidad de liderar un grupo fantástico de personas con la que compartir este periodo de mi vida.
Y sobre todo, cuando uno es consciente que nuestro colegio puede y debe evolucionar, y que no lo esta haciendo en estos momentos en la forma adecuada.

-De cara a las elecciones, hable del equipo: ¿qué relación hay entre vosotros, sois profesionales que habéis trabajado juntos … ¿cómo surge el equipo?
-Fue surgiendo poco a poco, lentamente, madurando cada incorporación, cada perfil, con una estrategia muy concreta. Buscamos experiencia, juventud, y profesionalidad. Ninguno hemos trabajado entre nosotros, si acaso hemos coincidido puntualmente en nuestra vida profesional, algunos nos conocemos de haber compartido Máster, pero el punto en común ha sido encontrar compañeros que compartiéramos la misma idea de colegio, la misma idea de necesidad de cambio, y la misma voluntad de llevarlo a cabo.
Hemos conseguido crear un magnífico grupo de profesionales en ejercicio libre, donde todos los ámbitos de la profesión estén representados, de la administración, de la universidad, de la construcción, de la empresa. Nos hemos preocupado de formar un grupo de gran calidad humana con una visión muy completa del ejercicio profesional para poder afrontar con criterio los retos que tenemos por delante.

-Hay cuatro puntos de su programa muy de manual de empresario, como que las acciones y actividades del Colegio tengan un retorno. Eso implica cuantificar y marcar objetivos.
-Con retorno queremos trasladar estrictamente que, en efecto, las medidas de nuestro programa serán eficaces en la medida que el colegiado tenga una percepción real de las mismas en su vida profesional. El colegio no es una empresa ni su ánimo es el del lucro sino el del servicio, servicio que para ser eficaz debe ser medible para mejorarse día a día.

emilio-vicedo

Candidatos a dirigir el Colegio de Arquitectos de Alicante.

-¿Por qué cree que es necesario y qué espera medir?
-Se puede medir la satisfacción de los colegiados con respecto al Colegio en ámbitos tales como: la atención telefónica, la calidad de sus servicios de asesoría, de la información de soporte que ofrece a sus colegiados, del rendimiento de sus empleados, etc.

-El otro es el tema de los visados: precios y servicios. Cuando indica que no serán una fuente de ingresos para los arquitectos y que hay que ajustar precios, ¿no se está tirando piedras contra su propio tejado?

-Es posible, pero hay que ser honestos. El visado es un servicio cuya precio es en nuestra opinión muy elevado, y en consecuencia – como todo – debe ajustarse a la realidad económica. Nosotros apostamos por explorar y explotar otras fuentes de ingresos alternativas, en realidad nuestro verdadero patrimonio, el conocimiento (cultura, soporte técnico y formación continua).

-Habla de la figura de un gerente, entiendo que se refiere a profesionalizar esa figura. ¿Tiene una persona decidida, un perfil o hará un concurso público?
-Elegiremos a la mejor persona a través de una oferta pública de empleo, estos es, una empresa de RRHH seleccionará a una terna de candidatos y de entre ellos se realizará la selección final.

-Propone abrir el colegio a otro tipo de figuras colegiadas pensando en estudiantes, pero eso es algo que todos los colegios proponen y que luego no llega a ser una realidad. ¿porqué cree que el Colegio no conecta con los jóvenes arquitectos o es sencillamente una cuestión de cuotas?
-Es una combinación de factores, el precio y la escasez de interés, aunque se trata sencillamente de crear una carta de servicios atractiva, y nada es más atractivo que la utilidad, y créame, de eso entendemos mucho.
Estos son los dos motivos por lo que mucho arquitectos recién colegiados, y ya no tanto, no se acercan al colegio. Para muchos, este no tiene nada que ofrecerles, no existe una oferta atractiva. Y esto queremos cambiarlo. Queremos llenarlo de contenido. Y con sinceridad, no conecta porque no ha sido un objetivo prioritario. Para nosotros lo es, y prueba de ello es la composición de nuestro equipo.

-El Colegio de Arquitectos ha vivido momentos de gran esplendor, una prueba es su sede. ¿Busca un nuevo esplendor cuando habla de visibilidad?
-Nada que ver. Buscamos que una profesión esencial para la sociedad vuelva a ser reconocida por la misma, que sepa qué hacemos y lo necesario que es que nuestro trabajo, en consecuencia, ponga en valor nuestra actividad profesional.

-Para finalizar y de obligado cumplimiento: en esta crisis, todos nos hemos acordado de los arquitectos de las casas…. Se ha visto la necesidad de espacio. Por curiosidad, ¿es partidario de repensar el modelo de viviendas en Alicante?
-Por supuesto si el fenómeno de la pandemia continúa por mucho tiempo habrá que repensar muchas cosas, no solo como deben ser la viviendas en Alicante. Pero no solo el espacio de nuestras viviendas, sino el espacio urbanos de nuestras ciudades.
Todos hemos asistido a como se ha transformado nuestro espacio urbano mientras las calles estaban ausentes de vehículos, y como la ciudadanía ha hecho suyo como si de una forma natural se tratase el mismo.
Creo que nuestros gobernantes han debido darse cuenta que tras esta pandemia la utilización del espacio urbano ha cambiado. En cualquier caso, esperemos que no tengamos que hacerlo más debido a este motivo.

Suscríbete a nuestra newsletter