Jornada "L'ampliació del Port de València a debat"

“El núcleo principal de la inversión portuaria será para la protección medioambiental”

El presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, ha indicado que la inversión en puertos irá dedicada a "liderar la descarbonización de la economía"

El presidente de Puertos del Estado, Francisco Toledo, ha señalado que las inversiones que se realicen en los puertos españoles tendrán como elemento “fundamental” la sostenibilidad y la protección medioambiental. “Los puertos tienen que liderar la descarbonización de la economía”, apuntaba Toledo quien señalaba como actuaciones clave la electrificación de los muelles, promover combustibles menos contaminantes, lograr ser autosuficientes mediante el uso de energías renovables y focalizarse en la movilidad vía ferrocarril.

Francisco Toledo participó ayer en el ciclo de encuentros digitales que organiza la Fundación Scito y la Cátedra de Cultura Territorial Valenciana donde explicó la la postura de Puertos del Estado en relación a la ampliación norte del puerto de València, en una sesión que contó también con el conseller de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, Arcadi España, el presidente de la Autoridad Portuaria de València (APV), Aurelio Martínez, y el alcalde de València, Joan Ribo.

Señaló Toledo respecto a la ampliación norte del puerto de València, que aún no pueden establecer si es preciso una nueva Declaración de Impacto Ambiental (DIA) hasta que la APV remita toda la documentación referente al proyecto para que se realicen los análisis técnicos pertinentes. Apuntó, en cambio, que el puerto de València es uno de los puertos españoles “requiere” de dicha infraestructura y señaló que se encuentra en “una situación de partida inmejorable”, con los diques de abrigo ya construidos, “una inversión que hay que aprovechar”.

Recalcó el presidente de Puertos del Estado que la ampliación norte puede ser vista como una oportunidad para demostrar que el puerto de València es pionero en la protección ambiental. “Se trata de una oportunidad de oro para ponerse a la vanguardia de la protección ambiental”, indicó Toledo, quien insistió en la importancia de los puertos para el comercio español ya que el 80 % de las importaciones llega vía marítima y el 65 % de las exportaciones sale de los puertos.

Por su parte, el conseller de Política Territorial, Arcadi España, ha destacado la necesidad de avanzar hacia modelos de puertos verdes y conjugarlos con el diálogo social, el desarrollo económico y la creación de empleo. En la jornada “L’ampliació del Port de València a debat”, España ha recordado su propuesta basada en que los puertos destinen un porcentaje de sus beneficios económicos a inversiones sostenibles en su área de influencia.

El conseller ha resaltado el impacto que genera el Puerto de València, que supera los 2.500 millones de euros, lo que representa el 2,4 % del PIB regional, y el 2,1 % del empleo, unos 40.000 puestos de trabajo. El Consell, ha dicho, está comprometido en la lucha con el cambio climático, con el crecimiento económico sostenible y la generación de empleo estable y de calidad, y esta línea las infraestructuras deben ser un medio para favorecer la mejora en la calidad de vida de las personas.

Los puertos en general, y también el de Valencia, tienen que convertirse en puertos verdes, cada día más sostenibles, más volcados en combinar la actividad y protección del medio ambiente, la lucha contra el cambio climático y la profundización en la economía circular, ha defendido. El conseller ha insistido en la función de los puertos en la recuperación económica tras la pandemia en el sentido de que las instalaciones portuarias debe ser un motor para volver a la senda del crecimiento sostenible en la situación actual.

También es necesario potenciar el transporte ferroviario para lo que se precisa finalizar el Corredor Mediterráneo, en ancho estándar, primero con la conexión con la frontera francesa y después con Algeciras, ha indicado. Ha añadido la necesidad de una adecuada conexión ferroviaria de los puertos valencianos, principalmente València, Sagunt y Castelló, así como el de Alicante con los corredores.

“La nueva terminal de contenedores que se va a ubicar en la ampliación norte va a duplicar la actividad económica del Puerto de València, generando hasta 80.000 empleos (el doble que en la actualidad)  y un valor añadido bruto cercano a los 6.000 millones de euros (tres veces más que en la actualidad)”, ha asegurado, por su lado, Aurelio Martínez, presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, quién ha puesto en valor la importancia de la ampliación Norte “para el conjunto de la actividad económica de la Comunitat Valenciana y de España”.

Durante su intervención, Aurelio Martínez ha indicado que en 2030 con la terminal operando “se habrán creado más de 44.000 nuevos puestos de trabajo, duplicando la cifra actual de empleos, -entre directos, indirectos e inducidos- que actualmente genera el puerto, duplicando hasta los 80.000 los empleos”. Además, el presidente de la APV ha puesto destacado la importancia de la terminal Norte que va a permitir generar al Puerto de Valencia cerca de 6.000 millones de Valor Añadido Bruto, afianzando su posición como uno de los motores de la generación de riqueza de la Comunitat Valenciana.

La ampliación Norte del Puerto de València cuenta con una inversión público-privada de 1.400 millones, un volumen de inversión que supera a la ejecutada en 2017 por la Generalitat Valenciana, que fue cercana a los 800 millones, o a la inversión presupuestada por los Presupuestos Generales de Estado de 2019 para la Comunitat Valenciana que ascendía a los 1.200 millones de euros. “Estas cifras ponen en valor el volumen significativo de inversión que supone la terminal Norte del Puerto de València”, ha asegurado el presidente de la APV.

Por último, el alcalde de València, Joan Ribó, ha propuesto un nuevo pacto por las infraestructuras y el litoral verde dentro de la Estrategia Urbana València 2030, y ha señalado que todavía estamos trabajando con un plan de infraestructuras del año 1997. El Ayuntamiento aprobó recientemente el Plan Especial de la Zona Sur 1 del Puerto de València-Natzaret Est, que contempla el nuevo Parque de Desembocadura y la nueva ciudad deportiva del Levante UD.

Ha apuntado la necesidad de llegar a acuerdos puerto-ciudad y “trabajar conjuntamente para impulsar proyectos como éste que suponen un avance hacia un litoral verde”. Sobre el acceso norte, ha afirmado que como imprescindible que la solución esté integrada dentro del Corredor Mediterráneo y minimizar el impacto sobre la huerta y la ciudad.

Ha insisto el alcalde en la necesidad de pedir una nueva DIA por tres motivos. El primero de ellos para garantizar la “sostenibilidad del interior del puerto”. En segundo lugar debido a que con la modificación del proyecto de ampliación “las grúas se sitúan más cerca de las playas, por lo que hay que analizar su impacto paisajístico”. Y por último, el punto más relevante según Ribó, es la movilidad para estudiar los efectos de la ampliación sobre el tráfico de camiones.

Suscríbete a nuestra newsletter