Importancia de medir la innovación

La innovación social en la ecuación económica: el camino hacia el cambio

Expertos resaltan la importancia de realizar un seguimiento de los indicadores de medición e innovación para planificar las acciones desde el territorio

La importancia de medir la innovación | E3

La medición de la innovación se ha convertido en uno de los principales objetivos de los expertos en la época del big-data. En estos momentos, se hace cada vez más necesario medir la actividad para actuar de forma estratégica, lo que ayuda a las empresas a ser más competitivas. Además, esta herramienta también sirve para planificar las acciones desde el territorio y desarrollarlos.

Raúl Contreras, gerente de Nittua, plataforma para el cambio social; Isidre March, catedrático de Organización de Empresas de la Universitat de València (UV); y Marcos Junior Marini, profesor de Universidade Tecnologica Federal Do Paraná, Brasil, explican la importancia de realizar un seguimiento de los indicadores de medición e innovación.

La innovación social es el principal eje del discurso de Raúl Contreras, ya que considera que en este ámbito “está casi todo por hacer”. “Lo primero que deberían hacer las instituciones es reconocerla, que la innovación no solo viene del mundo tecnológico y mecánico. Todo lo que las personas hacemos también va cambiando la forma de hacer y las consecuencias sobre la vida de las personas y el planeta. Si eso no es importante, no sé dónde está lo importante”, asevera.

El gerente de Nittua cree que “se están dando pasos, muchos menos de los que quisiéramos”, lamenta. Por ello, señala que es importante conocer las innovaciones y saber medirlas. “Mientras la economía se maneje exclusivamente por criterios financieros, estamos muertos. O el valor social y ambiental entran en la ecuación económica o mientras el criterio sea el rendimiento del capital ya hemos visto dónde nos lleva”, apunta.

raúl-contreras

Raúl Contreras | E3

En este contexto, Contreras propone un cambio del sistema y celebra que, trabajando en la subcomisión parlamentaria del Parlamento Europeo sobre medición, han conseguido incluir un informe sobre las mediciones del valor social y ambiental. Esta forma de medir deberá ser introducida en los modelos de gestión económica de las administraciones públicas europeas.

Para ello, desde Nittua realizan formación para empresas, administraciones y entidades sociales, aunque los resultados son “totalmente asimétricos”. “El mundo que pensamos que fuera el más proclive sería la entidad social, pero no está haciendo mucho uso de la medición; creo que es un gran error. A la administración también le cuesta bastante, pero es más receptiva porque poco a poco está obligada. La empresa justamente es la que mejor lo entiende, no se lo termina de creer y queremos ponerle delante ejemplos”, explica.

Desarrollo con valores

En este sentido, admite que faltan las evidencias, pero recuerda: “De donde estábamos a donde estamos, también hemos hecho mucho trecho”. “Cuando la empresa vea que crecer por crecer ya no es rentable y que lo que hay que hacer es hablar de un desarrollo con valores, sus productos o servicios o tienen valores o ya no serán. O se ponen las pilas, o a la vuelta de unos años no les compraremos”, advierte.

“Conforme vayan viendo que esos valores el mercado los reconoce, eso se va a acelerar. Tenemos que poner evidencias y presionar un poco a las administraciones públicas y a ese 20% del mercado que es de todos, lo gestionan unos pocos y tienen una ley que les obliga”, subraya Contreras.

En cuanto a las empresas que están aplicando sus herramientas de medición, lamenta que todavía no hay ninguna que haya cambiado por completo su modelo económico, aunque hay algunas que comienzan a implantarlo en algunos ámbitos de su empresa. “No dejan de ser caminos, evidencias que demuestran que hay rentabilidad, que sectores que son claramente financieros están encontrando aquí un mercado”, valora.


Raúl Contreras: “De donde estábamos a donde estamos, también hemos hecho mucho trecho”


“Aunque quisiéramos verlos más convencidos, no deja de ser un elemento que genera sonido y al que siguen más pequeños. En el momento en el que tengamos un cúmulo de muestras que dejar encima de la mesa, será logarítmico. El valor social y el ambiental es un valor económico,pero no es financiero”, apunta.

Impacto de la innovación

Por su parte, Isidre March resalta la importancia de medir la innovación para que las empresas sean conocedoras de los rendimientos de sus esfuerzos. Para ello, han desarrollado la plataforma BIDIN , desarrollada en base a expertos y metodologías internacionales. “Permite conocer de manera efectiva y precisa el impacto de la innovación. Además, genera un diagnóstico sobre la situación de la empresa en gestión en la innovación, business intelligence y digitalización”, detalla.

El catedrático de la UV lamenta que, en la actualidad, las empresas “difícilmente” miden la innovación, pues considera que no hay metodologías. “Nuestra plataforma genera 30 indicadores en varias áreas de innovación y sitúa una radiografía de la empresa. Además, tiene carácter comparativas con otras empresas de su sector y tamaño. Servirá para valorar su posición, las áreas de mejora y puntos débiles y fuertes”, precisa.

Por ello, anima a las empresas a participar en esta fase de lanzamiento y celebra la acogida de las compañías a la plataforma. “Llevamos un mes de difusión, pero queremos impulsarla mucho más y convencer a las empresas de que realmente es algo útil”, asegura.

Raúl Contreras, Isidre March y Marcos Junior Marini | E3

Desarrollar el territorio

Por otro lado, Marcos Junior Marini explica su experiencia sobre la medición en Brasil. El profesor se dedica a evaluar los indicadores de un sistema productivo local. Así, con el sistema que emplea, consigue una radiografía con la importancia de todos los indicadores presentes en el sistema productivo.

“La medición es muy importante para conocer las propuestas del sistema productivo y saber cómo desarrollar mejor el territorio”, garantiza. Por ello, resalta la evaluación de indicadores para hacer la prospección de escenarios futuros.

En este contexto, subraya que permite conocer cómo se puede desarrollar el territorio en los próximos años, “a partir de la perspectiva del potencial de cada uno de los sistemas productivos y a nivel micro en la propia empresa”, detalla. “Hablamos de una propuesta de evaluación de un sistema conjunto, una red de empresas que puede fortalecer mucho las pesquisas y la innovación en I+D”, destaca Marini.

Los expertos, en definitiva, resaltan la importancia de medir las innovaciones, incluyendo la innovación social. De esta forma, las empresas saldrán fortalecidas y serán más competitivas, además de potenciar el desarrollo de sus territorios.

Suscríbete a nuestra newsletter