Smart working

Smart Working: ¿qué es y cuáles son las ventajas de este modelo?

Gracias a la revolución digital, estamos asistiendo a una increíble evolución en la forma de trabajar y vivir. El Smart working o trabajo inteligente es una de las últimas tendencias ampliamente adoptada por empresas de todo el mundo para mejorar la productividad, aumentar la satisfacción de sus empleados y reducir los costes. En este artículo exploraremos qué es el Smart working, qué beneficios ofrece, cómo puede implementarse en la empresa y qué medidas deben tomarse para aplicar este concepto.

¿Qué es Smart working?

El término «Smart working o trabajo inteligente» se refiere a cualquier proceso que permita a las personas trabajar a distancia desde sus casas o desde lugares públicos como bibliotecas, parques y cafés; es decir, en cualquier lugar donde puedan acceder a Internet sin estar limitados por restricciones físicas como el tiempo y el espacio.

Se trata de un modelo de trabajo flexible que permite a los empleados disfrutar tanto de las ventajas de trabajar desde casa como de la flexibilidad de desplazarse entre lugares. Dentro de este modelo, los empleados pueden elegir cuándo y dónde trabajar, pero siguen siendo responsables de sus tareas y objetivos.

Claro que, el trabajo inteligente no consiste únicamente en reducir el número de días trabajados o las ubicaciones de las oficinas, sino en aumentar la eficiencia general. El trabajo inteligente no significa que se tengan menos horas, sino que se aprovecha mejor el tiempo. Puesto que permite, conectar con los compañeros a distancia, sin importar el lugar donde se encuentren.

Gracias a esto, se pueden compartir conocimientos entre equipos y departamentos, o centrarse en proyectos específicos en un entorno dedicado fuera de casa.

Las claves del Smart working

Para que podamos hablar realmente de Smart working, debemos potenciar 4 características principales o claves:

Flexibilidad: Los empleados deben poder elegir cómo, cuándo y dónde trabajar, ellos mismos pueden ser capaces de crear las condiciones óptimas para efectuar su trabajo.

Productividad: El trabajo inteligente es una forma de mejorar la productividad de los empleados, facilitándoles realizar su mejor trabajo dondequiera que estén.

Autonomía: El trabajo inteligente permite a los empleados la libertad de trabajar de forma independiente o en colaboración con sus colegas. Para esto, suelen priorizar según el tipo de trabajo y sus propios intereses, pero siempre en sus propios horarios.

Satisfacción laboral: Cuando los empleados sienten que tienen el control sobre cómo trabajan y cuándo pueden descansar, es más probable que estén satisfechos con lo que hacen en el trabajo. Este tipo de satisfacción laboral, contribuye eficazmente a evitar los problemas de atracción y retención de talento

Ventajas del trabajo inteligente

Dado que el Smart working consiste en reducir los desplazamientos, se deduce lógicamente que existen beneficios tanto para la productividad como para el bienestar personal. He aquí un rápido resumen de algunas de las ventajas:

  • El trabajador tendrá más tiempo para concentrarse en el trabajo.
  • Puede disponer de más tiempo para estar con la familia.
  • Podrá dedicar más tiempo para intereses personales.
  • Más tiempo para actividades sociales (que puede ayudar a reducir el estrés).
  • También tendrá más tiempo para la relajación.

¿Qué es necesario para aplicarlo en la empresa?

Lo primero que se debe hacer, es asegurarse de que la empresa se adapta a este modelo. La organización debe tener un sistema de gestión y de recursos humanos abierto, lo que significa que sus empleados pueden trabajar desde cualquier lugar y en cualquier momento si lo desean. Es importante que exista un buen nivel de confianza entre empleadores y empleados.

El Smart working, se basa en el uso de las nuevas tecnologías, sin estas, sería imposible que se pueda realizar de una forma eficiente. Para poder implementarlo en la empresa, se debe garantizar este recurso que, bien aplicado, ayudará a mejorar la productividad. Sin duda, es más probable que los trabajadores dediquen horas extras cuando trabajan a distancia y con las herramientas adecuadas.

En el mismo orden de ideas, es necesario contar con un buen sistema de comunicación. Es importante que todas las personas de la empresa (especialmente los directivos) que trabajan con empleados remotos de forma habitual tengan acceso a ellos y a la información que manejan. Para esto, se deben habilitar correos electrónicos y otras formas de comunicación. De esta manera, podrán comunicarse con ellos fácilmente siempre que lo necesiten sin tener ningún tipo de problema con respecto a la comunicación en sí.

¿Cómo se aplica el Smart working en España?

Desde principios del siglo XXI, este modelo se está aplicando en muy diversos ámbitos. En España, ha sido implementado por las empresas que decidieron adoptar un nuevo sistema de horario flexible. Sin embargo, aunque se ha demostrado que este tipo de trabajo es eficaz porque ahorra tiempo y dinero, aún falta camino por recorrer para hablar de éxito absoluto.

Por ejemplo, podemos mencionar a Mondelez, Vodafone y Microsoft, que son tres de las empresas pioneras en la implementación de este modelo de trabajo en España, con excelentes resultados.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.