10N

El 10N complica el desbloqueo político a Pedro Sánchez

El escenario para posibles pactos se ha transformado, y se complica, todavía más, con el retroceso de su principal socio, Unidas Podemos que ha perdido 7 escaños, pasando de 33 a 26

El líder de los socialistas saluda a los simpatizantes en Ferraz| E3

Los resultados de las elecciones generales vuelven a darle la victoria al partido de Pedro Sánchez. No obstante, el PSOE pierde votos y 3 diputados. Los socialistas pasan de 123  escaños conseguidos en abril a 120. Además, el escenario para posibles pactos se ha transformado, y se complica, todavía más, con el retroceso de su principal socio, Unidas Podemos que ha perdido 7 escaños, pasando de 33 a 26.

Por otro lado los partidos de la derecha se ha visto muy reforzados, tanto el PP que ha conseguido sumar 22 escaños más que hace dos meses (88 diputados) y Vox, que se ha convertido en tercera fuerza política, siendo el gran protagonista de la noche, al conseguir 52 diputados, el 15,09% con 3.632.41, duplicando las cifras del 28A. No obstante, la subida de estos dos partidos ha sido en detrimento de la gran vítima de 10N: Ciudadanos. El partido de Albert Ribera, ha perdido 47 escaños y más de 2,5 millones de votos.

Además, ERC ha obtenido un resultado de 15 escaños, JxCat 8, y La Cup cosigue 2 diputados para entrar en la cámara.

El resultado de estas elecciones generales complica más llegar a un “gobierno progresista donde lidere el PSOE” como ha insistido Sánchez en su discurso tras su intervención en Ferraz. La izquierda, sumando los votos de PSOE (120), Unidas Podemos (26) y MásPaís-EQUO-MésComprís (3), obtiene 149 escaños, y se queda muy lejos de los 176 para conseguir la mayoría, faltan 27, en el caso de que Sánchez no quiera pactar con los independentistas catalanes, que sumarían (25).elecciones-resultado-final-congreso

La derecha tampoco alcanzaría la mayoría a pesar de la gran escalada del Partido Popular (88) y de Vox (52), ya que Ciudadanos solo ha obtenido 10. Un total de 150 escaños. El líder de los populares declaró en su comparecencia en la sede del partido que “un buen resultado para el Partido Popular, pero un mal resultado para la gobernabilidad” y añadió que “España no puede esperar más, no puede estar más tiempo bloqueada”, y subrayó que el gran perdedor ha sido Sánchez, que ahora “lo tiene mucho más difícil para formar gobierno”. 

Santiago Abascal salió al balcón improvisado alrededor de las once menos cuarto con un “Buenas noches y viva España”.  El gran vencedor,sin duda, de las elecciones mantuvo su discurso y advirtió de que va a mantener su hoja de ruta. “Hoy se ha consolidado en España una alternativa patriótica y social”, aseguró, para acabar subrayando que acabará con “el antigualitario y libertizado estado de las autonomías”.

El 10N complica el desbloqueo de la situación política y en este sentido el líder de los socialistas hizo un llamamiento a la “generosidad y responsabilidad” de todos los partidos, haciendo hincapié en excluir  a “los que siembran el odio”. Además, subrayó que “la democracia nos ha convocado a las urnas y también nos ha convocado a desbloquear con distintas formaciones políticas”. 

Pablo Iglesias, ahora con menos representación y tras el fracaso de acuerdo, ha tendido, otra vez, la mano a Sánchez para formar un Gobierno de coalición, donde “los partidos que la formen tengan representación en proporción en votos y en los apoyos que han recibido”. No obstante le ha acusado de “irresponsable” por querer repetir elecciones que “solo han servido para que la derecha se refuerce, y que tengamos la extrema derecha más fuerte de Europa”. 

Ciudadanos, pierde 47 escaños

El partido de Albert Rivera ha sido el más castigado por el electorado perdiendo 47 escaños. Ciudadanos, que en el pasado abril obtenía 57 diputados, ahora solo ha obtenido 10, menos que ERC (15).

“Quiero ser honesto (…) hemos tenido un mal resultado, sin paliativa y sin excusas”, indicó Rivera para acto seguido anunciar la convocatoria este lunes a las 10 horas una Ejecutiva Nacional extraordinaria y urgente “para compartir y asumir las decisiones de los españoles”.

Tras el batacazo electoral, el líder de Cs explicó que “hemos perdido más de la mitad del porcentaje de votos, con el mismo programa y con los mismos candidatos, pero esa es la decisión que han tomado los españoles y la asumo”, y prometió a sus afiliados y simpatizantes. “A partir de mañana, debemos marcar un nuevo rumbo para abordar este nuevo mapa político español complicado”, concluyó.

Rivera evitó en todo momento pronunciar la palabra dimisión y reiteró en varias ocasiones que estaba en política porque quiere a España. Expuso sin tapujos la gran caída en representación en el Congreso y anunció, además, un congreso extraordinario para que los militantes, sólo los militantes, decidan en el futuro del partido. La pregunta es si en esas medidas extraordinarias estará o no su salida como presidente del partido.

Suscríbete a nuestra newsletter