Las obras del tramo subterráneo de la L10 se licitan por 33,2 millones

Los trabajos conllevan reparar las estructuras ya construidas hace diez años y que no se terminaron

Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) ha licitado por 33’2 millones de euros el proyecto de construcción de la superestructura de vía, arquitectura y equipamiento del tramo subterráneo de la Línea 10 de Metrovalencia, que unirá la calle Alicante y el barrio de Nazaret.

Los trabajos tienen un plazo de ejecución de dieciocho meses y comprenden las actuaciones necesarias para acondicionar las tres estaciones subterráneas de esta línea (Alacant, Russafa y Amado Granell), así como el equipamiento del túnel.

El proyecto de construcción del conjunto de esta línea está cofinanciado por la Unión Europea, a través del programa operativo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) de la Comunitat Valenciana 2014-2020, que aporta el 50 %, según un comunicado de la Generalitat.

Las actuaciones en este tramo subterráneo incluyen la reparación de la estructura construida y el diseño de otras nuevas; la instalación de los aparatos de vía, drenaje y canalizaciones laterales para alta tensión, y los trabajos de arquitectura de las tres estaciones, con albañilería, acabados, pavimentos, revestimientos verticales y mobiliario.


Se espera que la línea que une el centro de la ciudad y el barrio de Nazaret esté operativa en 2021


También se realizarán las instalaciones eléctricas y alumbrado; obras de fontanería, ventilación y protección contra incendios, el mobiliario, la señalización y las escaleras mecánicas y ascensores, así como la urbanización de las áreas afectadas por la obra, en particular los accesos a las estaciones y su entorno.

En la actualidad, FGV está ejecutando las primeras obras de infraestructura en el tramo comprendido entre las paradas de Amado Granell y la prolongación hasta Hermanos Maristas, y tiene previsto licitar los proyectos constructivos correspondientes a electrificación y subestaciones; señalización y comunicaciones; y adecuación de los talleres provisionales.

El objetivo es que en 2021 se pueda poner en marcha la línea 10, que unirá el centro de València con la zona de la Ciutat de les Arts i les Ciències y el barrio de Natzaret y combina tramos subterráneos y en superficie, con un recorrido de 5,3 kilómetros y ocho estaciones (3 subterráneas y 5 en superficie).
Las primeras obras de esta infraestructura comenzaron en el año 2006 y se paralizaron en 2011 por falta de presupuesto, después de haber invertido en ellas alrededor de 200 millones de euros. EFE

Suscríbete a nuestra newsletter