Introduce un sistema de niveles ('tiering') para que los bancos no paguen por todo su exceso de liquidez. Lo explica Jon Frías de la Universidad Europea

La banca española podría ahorrar hasta 400 millones con las nuevas medidas del BCE

Aunque el tipo de interés de depósito empeora del -0,40 al -0,50%, Draghi ha introducido un paliativo para que esta rebaja no sea tan dañina para los bancos

Archivado en: 

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha querido dejar huella antes de despedirse de la institución el próximo 31 de octubre y ha aprobado este jueves un paquete de medidas extraordinarias que el mercado ya había descontado de antemano, de hecho el Ibex salvó con moderado avance la sesión.

Sobre este paquete de estímulos monetarios, hablamos con Jon Frías, doctor en Economía y profesor de la Universidad Europea de Canarias.

De las cuatro medidas adoptadas y que nos simplifica en esta entrevista, la que más nos llama la atención es la del “tiering” o jerarquización de la facilidad de depósitos aplicada a los bancos, ya que según los primeros análisis que nos traslada Frías, el sector bancario español podría ahorrarse hasta 400 millones al año, puesto que solo se cobrará a la banca por una parte de sus fondos. El BCE ha decidido que los bancos tendrán al 0% el exceso de reserva equivalente a su mínimo de reservas multiplicado por seis.

– Vayamos por partes, ¿cómo calificarías las medidas?

– Han sido cuatro medidas de corte “dovish” que van a mantener los tipos en niveles reducidos intentando reactivar la inflación.

– Resúmenos las cuatro medidas principales…

– La primera medida sería la rebaja de la facilidad marginal de depósito, esto es bajar la tasa a los depósitos bancarios en 10 puntos básicos, del -0,40%, hasta el -0,50%, ante el debilitamiento económico. Había una parte del mercado que pensaba que la rebaja iba a llegar hasta el -0,60% y por eso hubo ciertos repuntes en los tramos cortos de la curva. Si bien, casi todo el mundo estimaba una bajada al -0.50%.

Esto no es otra cosa que cobrar más a los bancos por mantener los excesos de liquidez en la cuenta corriente que tienen en el Banco Central.

– ¿Qué se está intentando con esto?

– Desincentivar que los bancos tengan excesos de liquidez en el Eurosistema. El objetivo final es que el dinero fluya y llegue a la calle.

Esta medida la han complementado con el “tiering system”. La cuestión es que no les van a penalizar los excesos de liquidez, no les van a cobrar el -0,50% que han anunciado hasta seis veces que excedan los mínimos requeridos. Anteriormente, si se pasaban de sus reservas exigidas les cobraban un -0,40% ahora les van a cobrar el -0,50%. Si bien, el Banco Central ha dicho: se cobrará si se pasan hasta seis veces, sin llegar a ese exceso no cobro nada. ¿Cuál es el objetivo de esta cuestión? Que los bancos tengan incentivos para no comprar deuda soberana, porque hasta ahora puedes decir: el banco central me va a cobrar 0.50 por depositarlo con ellos, voy a comprar un bono español a -0,10/-0,20% que es menos gravoso para la entidad.

– ¿Pero no deja de ser una medida contradictoria si el objetivo es que el dinero fluya?

– Sí, ha sido como una medida contrapuesta. Es decir, te voy a penalizar más pero te doy un margen de seguridad. Esta medida, como anecdotario, va a beneficiar a los bancos alemanes y a los franceses. Hay estimaciones de mercado que se han hecho con los excesos de reservas que tienen los bancos alemanes y los franceses y habría 900 millones de beneficios para los bancos alemanes y 700 para los franceses. Además de 400 millones para los españoles y 300 para los italianos.

– ¿O sea que los bancos podrían salir beneficiados con esta medida?

– Con esta medida pagan menos por sus excesos de liquidez al Banco Central Europeo. Van a tener un coste menor. Es un poco contradictorio, por un lado, incremento la penalización pero por otro lado es más difícil que te penalicen.

– ¿Y eso se trasladará a la compra de deuda soberana?
– Los bancos ya se estaban acostumbrando a comprar deuda soberana con los excesos de liquidez. El problema no es la compra de deuda soberana en sí, que de hecho la está haciendo el BCE, pero lo que quiere el Banco Central con todas estas medidas es que el dinero fluya al público, que se dediquen a atender los créditos y no vayan corriendo a comprar deuda que ya la compra el Banco Central. Pero lo cierto es que si siguen bajando los tipos, los bancos seguirán comprando deuda.

septiembre

– ¿Cuál sería la segunda medida? 

– Mejora de condiciones de nueva ronda de préstamos baratos y de larga duración (TLTROs, en la jerga de Fráncfort) . Con esta medida lo que ha querido ha sido mejorar las condiciones de financiación a la banca comercial. Más barata, siempre y cuando concedan crédito y además les amplía los plazos. Se trata de otra medida también para que el dinero fluya.

– Vamos con la tercera medida…

– La tercera medida, ‘forward guidance’ trata de las indicaciones sobre las orientaciones futuras que va a seguir el BCE en política monetaria. Es muy claro al respecto y dice que los tipos de interés van a permanecer en estos niveles o más bajos hasta que la inflación converja al 2%.

Ha reforzado el mensaje que lanza al mercado de que los tipos seguirán en estos niveles o más bajos durante un largo periodo de tiempo, de hecho se mantendrán así hasta que las perspectivas de inflación converjan al 2%, es más, hasta que esta convergencia se haya visto reflejada en la inflación subyacente.

– ¿En qué porcentajes nos movemos ahora?

– Según los últimos datos que se manejan, el BCE espera que cierre en 2019 con un incremento del 1,2%, una décima menos que la estimación anterior. Para 2020, la entidad rebaja el crecimiento hasta una inflación del 1%, cuatro décimas menos y para 2021, el BCE considera que el alza de los precios será del 1,5%, una décima menos que antes.

-¿Y la última medida?

– La medida estrella sería que reactiva el programa de compras, retoma las compras netas de activos en el mercado (APP, por sus siglas en inglés): 20.000 millones al mes a partir del 1 de noviembre y deja claro también que va a permanecer ese programa hasta poco antes de que se inicie la subida de tipos de interés.

-¿Qué conclusiones podemos sacar?

– Los tipos de interés van a permanecer en niveles reducidos bastante tiempo. E incide en que es necesaria una política fiscal expansiva por parte de los Estados. Insta a los países con baja productividad y competitividad a aprobar más reformas estructurales, mientras anima a los países con superávit a que lleven a cabo más inversiones.

Esto es una inyección de adrenalina pero se requiere levantar al enfermo por otros medios.Todas estas medidas tienen como objetivo reactivar la economía vía reactivar la inflación. Consideran que con una subida de la inflación la economía se va a reactivar.

Suscríbete a nuestra newsletter