Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

La brecha digital afecta los pueblos con poca población

Municipios de Els Ports viven en la sombra digital con conexión 2G a Internet

El Aplec dels Ports en julio mostró las dificultades que afrontan los propietarios de pequeños negocios de la zona, pese a los esfuerzos de las administaciones

Publicado el:
Municipios de Els Ports viven en la sombra digital con conexión 2G a Internet

La conexión a Internet es difícil en el entorno rural.

En pleno siglo XXI y a menos de 40 kilómetros de localidades turísticas costeras como Peñíscola o Vinaròs o de referentes del turismo interior como Morella, hay municipios de la comarca de Els Ports que viven un casi apagón digital. La calidad de su acceso a Internet es muy baja y en algunos casos han de conformarse con cobertura 2G. Herbers o Palanques, pequeños municipios en los que apenas subsisten 50 vecinos, son ejemplo de esta situación a la que busca poner remedio la Diputación de Castellón con su Plan Wifi-135.

Esta oscuridad digital es un elemento que juega en contra de quienes luchan por mantener vivos negocios en estas localidades. La globalización y la gestión requiere conexiones rápidas para realizar pedidos, atender demandas o, simplemente, gestionar el día a día. De ello habla el alcalde de Herbers, Daniel Pallares, quien recuerda que la localidad cuenta con “un bar, una tienda y una piscina en verano.”, puntos de encuentro que ven como su actividad se multiplica durante las fiestas patronales, que hacen que sus 49 residentes pasen a ser 400, “ello colapsa el pueblo” y de su mano las comunicaciones. De ahí que pida soluciones

La pobreza de las comunicaciones en la comarca es algo a a lo que se enfrentan los vecinos y visitantes que tienen que desplazarse a puntos de acceso a Internet, que funcionan a ritmo lento, ante la avalancha de usuarios conectados. Algo que se vivió en el Aplec dels Ports celebrado a finales de julio, que reunión a varios miles de personas en Herbers.

Pallarés recuerda que pese a los intentos de que la empresa de telefonía móvil reforzase la cobertura no logró el objetivo y se encontró con una respuesta, vía 2.0, e-mail, que daba cuenta de la imposibilidad de atender la petición. Mientras sigue dependiendo de una cobertura 2G en internet, gracias a la antena móvil instalada por la empresa Telefónica en un solar cedido por el consistorio. Ello hace que enviar una foto requiera “grandes dosis de paciencia, por no hablar de cuando tenemos que realizar un pedido online”, apunta.

Y Palanques, con 31 vecinos censados, no es un caso diferente porque el Ayuntamiento sigue esperando la llegada de la fibra óptica al municipio, pese a que desde hace meses ya ha llegado a pueblos vecinos.

Y mientras desde las administraciones públicas se exponen planes y fórmulas para atajar la despoblación, algo que padecen muchos municipios de Els Ports, como los y citados o Castell de Cabres u Olcau, que viven  en una sombra digital, sin cobertura superior a 2G cuando ya se habla de acceso a 5G.

Desde la Diputación de Castelló se confía a la iniciativa del Plan Wifi-135 la mejora de la conectividad de Internet en la provincia, que ha propiciado 521 puntos de conexión en 121 de los 135 municipios de la provincia. Unas infraestructuras que en período vacacional utilizan a diario 50.000 personas.

Sin embargo, los responsables de negocios y pequeñas empresas ubicados en el mundo rural castellonense reclaman más celeridad a la hora de dotarles de una herramienta vital para subsistir: el acceso a internet en un mundo cada vez más global e interconectado. Un mundo del que pueden verse descolgados estos pequeños municipios del interior debido a la brecha digital que representa la falta de acceso, a velocidades convencionales, a Internet.